Clausura de la reunión 21 de agosto

Bueno, compañeros y compañeras, les voy a decir unas cuantas palabras y unas explicaciones. Les pedimos por favor que lleven a sus organizaciones estas palabras que les voy a decir.

Según vemos en las intervenciones que se dieron y en los mensajes que nos han mandado, algunas organizaciones y grupos políticos están todavía discutiendo y esperando las definiciones del EZLN sobre la Sexta y sobre la “Otra Campaña?. Algunas pensamos nosotros, algunas de estas definiciones que esperan, pensamos que las que más les preocupan ya están claras: lo electoral, el respeto, la independencia organizativa, el horizonte de la Sexta. Sobre todo quiero decirles que les digan a sus compañeros que no se harán definiciones sin el acuerdo de todos. Todas las propuestas que han hecho quedan pendientes porque todavía quedan compañeros y compañeras con los que nos vamos a reunir.

Vemos también que vuelven puntos que ya han aparecido antes para las discusión: el de la Promotora, el del Frentote, el de la Declaración de Querétaro, los Diálogos nacionales, la candidatura independiente, el abstencionismo, la inquietud de que no se vaya a culminar este proceso de la otra campaña en una estructura organizativa de mando y subordinación que coarte la iniciativa y la imaginación y la inteligencia -agregamos nosotros-.

Surge ahora de nuevo la inquietud sobre que la otra campaña tome en cuenta lo específico de las mujeres y que se hagan reuniones de género. Vemos también que vuelven a aparecer el problema de la privatización de la seguridad social y nosotros vemos en esa lucha, semejanzas con la lucha del movimiento estudiantil de la UNAM en 1999, porque son compañeros y compañeras que están preocupados porque estos intentos de privatización afecten a los trabajadores que vayan a entrar después, y a toda la gente que acude a estos servicios sociales del Seguro Social y del ISSSTE.

Hemos escuchado también propuestas de método en la Otra Campaña y ya algunas de ellas ya apuntando hacia el programa nacional de lucha; por ejemplo, lo de la libertad de los presos políticos, la defensa de la seguridad social, la solidaridad con todas las luchas obreras, campesinas, estudiantiles, indígenas, los problemas que plantean los compañeras de la Asamblea Nacional de Braceros, las luchas que todos, casi todos, marcados por la democratización sindical contra los patrones.

Se mencionó el problema de las garantías de seguridad, casi al último ayer. Nosotros queremos decirles que no hay ninguna garantía de seguridad, ni en los lugares de municipios donde vayamos, ni en toda la República Mexicana. Por eso, el EZLN antes de lanzar esta iniciativa hizo una reestructuración de su estructura organizativa político-militar, en el entendido de que los que salgan pudieran perder la vida o la libertad, o simplemente desaparecer. La única garantía de seguridad que tenemos, pues, es la movilización de la gente y las medidas que tome la gente que nos reciba.

Queremos decirles a los compañeros del Estado de México, de San Luis Potosí, de Jalisco, de Durango, de Zacatecas, de Yucatán, de San Isidro en el DF, a los compañeros del Mercado de la Merced, a los compañeros de Tecamachalco, de Puebla, a la Asamblea Nacional de Braceros de todos los estados en los que se encuentra, a los compañeros de Ixtapa, de Cosoleacaque Veracruz, de Ciudad Juárez en Chihuahua; a todos los del Valle de México, a los de la Zona de la Costa de Chiapas, a los compañeros de Manzanillo en Colima, a los compañeros de la Montaña y Costa Chica de Guerrero, a las compañeras de Tetetzingo en Morelos, a los compañeros de la zona oriente Ejidos Nuevos, a los compañeros de Jojocotla de Morelos, de la ENEP Acatlán, de Anenecuilco, de Tepoztlán, de Ecatepec, que vamos a ir a visitarlos. Hemos aceptado, pues, la invitación, pues, que nos han hecho.

Estamos preocupados porque desde la Primera Declaración de la Selva Lacandona, nunca habíamos hablado tan claro en una declaración como en la Sexta; sin embargo, nunca una declaración ha sido tan mal interpretada. La Sexta Declaración y la Otra Campaña se proponen ir a escuchar, no a hablar. La otra campaña va por ese camino, y no por el otro.

Entonces por eso, compañeros y compañeras, les vamos a pedir algo de corazón. Es muy importante para nosotros que nos concedan eso que les vamos a pedir ahora, porque nosotros los de la Comisión Sexta del EZLN escuchamos lo que aquí se dijo, pero también escuchamos lo que no se dijo. Así es nuestro modo. Acá aprendimos a oír también lo que se calla.

Entonces lo que queremos pedirles es que cuando informen en sus organizaciones y colectivos lo que aquí se dijo, les digan que lo que los zapatistas quieren hacer es otra campaña, y díganles que si los zapatistas insisten en lo de Otra, no es sólo que no va a ser una campaña electoral. Díganles que es Otra porque su objetivo principal es ir a hablarle a la gente humilde y sencilla, a los trabajadores del campo y de la ciudad que luchan, a quienes son perseguidos y despreciados por su diferencia y se resisten y se rebelan. A quienes son reprimidos por luchar por la justicia pero no se rinden y vuelven, una y otra vez, precisamente como volvieron los pobladores de esta comunidad que nos recibe, -lo que les platiqué ayer en la mañana- que regresan después de ser reprimidos- y en general a toda la gente que tiene el pensar y el sentir, en el mismo lado en que tienen su corazón, es decir a su izquierda.

El objetivo de la otra campaña es escuchar a todas esas personas. Escuchar, ése es el espíritu que anima a la Sexta. A quienes invitamos a preparar y a realizar la otra campaña los invitamos a preparar y construir un espacio de escucha, uno nuevo, uno sin precedentes, uno muy otro, como decimos los zapatistas. Un espacio que es el lugar donde la palabra nace, donde agarra su modo, su manera de nombrar la injusticia, la explotación, el desprecio, la represión, la discriminación, el dolor y también su forma de nombrar la lucha, la resistencia, el no dejarse, el no rendirse. El volver una y otra vez por lo que nos pertenece legítimamente: la Democracia, la Libertad y la Justicia.

Y ese espacio es el lugar de cada quien donde vive y lucha: su casa, su fábrica, su calle, su colonia, su pueblo, su campo, su asamblea, su lancha para pescar atún o camarón, su tiendita como los compañeros de la Merced o de Chichén-Itzá, su local sindical, su campo de cultivo, su centro cultural, su lugar donde ensayan su música para una tocada, donde pinta, donde ensaya teatro, donde imprimen una publicación, donde se reúnen los colonos para discutir y acordar, donde hacen fila -iba a decir cola pero luego nos regañan por decir groserías- donde hacen fila para el agua que usarán durante todo el día, su camión, su pesero, su taxi, su autobús, su parroquia, su campo de cultivo, su cubículo, su cooperativa, su lugar de diversión y esparcimiento, su construcción, su línea de montaje, su consultorio, su salón de clases, su asamblea, su vecindad, su como se llame la realidad donde vive y trabaja, es decir, donde construye su propia historia.

Según nosotros -y podemos estar equivocados- es ahí donde los de abajo toman las grandes decisiones, donde nace el Ya Basta de cada quién , donde crece la indignación y la rebeldía, aunque luego sea en las grandes movilizaciones o acciones donde se hace visible y se convierte en fuerza colectiva y transformadora. La Sexta y la Otra Campaña no buscan un lugar para la palabra, sino un lugar para el oído, ahí donde ustedes y otros como ustedes han realizado su trabajo político, y su organización. Por eso la Sexta y la Otra Campaña no llaman a la realización de grandes encuentros, convenciones, frentes, asociaciones, coaliciones y los etcéteras que correspondan. Iremos, sí, a los encuentros y grandes reuniones que nos inviten y podamos ir. Iremos con ustedes porque confiamos en ustedes, porque confiamos en que han entendido qué es lo que queremos y para qué les pedimos ayuda, es decir, para aprender a escuchar a quienes son como ustedes. En este sentido ninguno de los encuentros, promotoras, frentes, diálogos, programas, etc., tiene por qué temer que les disputemos espacios, nombres, convocatorias, firmas al calce, cantidad de convocados o poder de persuasión. Pero en caso de tener que optar, optaremos por ir a una colonia o una fábrica, a un mercado, o una colonia, a un salón de clases en lugar de ir a un gran encuentro. Se dirá entonces que el EZLN está perdiendo la oportunidad de que su palabra sea escuchada por miles, cientos de miles, millones. Y es ahí donde está el problema, porque el EZLN no busca ahora que muchos escuchen su palabra, por el contrario, busca escuchar a muchos, no a todos, sino a los de abajo que resisten y luchan. Quien no entienda que esto es lo que busca el EZLN, entonces no ha entendido nada, y una y otra vez dirán que faltan declaraciones, entrevistas, comunicados donde se explique más.

Estamos dispuestos a hacerlo una y otra vez, a aclarar todo lo que no esté claro, a explicar y explicarnos. Pero de una vez les digo que a lo que no estamos dispuestos es a cambiar el espíritu de la Sexta ni a cambiar el objetivo principal de la otra Campaña. Es decir, nuestra meta es escuchar al otro. No vamos a salir para decirle a nadie lo que tiene que hacer o dejar de hacer, sino para aprender a escuchar, aprender del por qué hace lo que hace, y por qué deja de hacer lo que deja de hacer. Por lo demás, estamos dispuestos a discutir proyectos, programas, caracterizaciones, definiciones, planes de corto, medio y largo alcance. La pregunta entonces no es cómo le van hacer para hablar, sino cómo le van a hacer para ayudarnos a escuchar a quienes son parte de ustedes, a quienes organizan, a quienes quieren organizar y unir.

No tengan miedo, compañeros y compañeras, o como dice la Sexta: “Si tienen miedo, contrólenlo?. El EZLN no les diputara contingentes, ni vanguardias, ni templetes, ni cabezas de manifestaciones, ni nombres, ni siglas, ni proyectos. No tengan miedo. La salida del EZLN no significa la aparición de un nuevo rival. Les pedimos que vean nuestra salida simple y sencillamente como lo que es: la aparición de un nuevo compañero. Eso es lo que les pedimos que vayan a decir por favor, porque si no nomás van a decir, “no, pues no hay bronca, votas por López Obrador o por Madrazo?, no se va a pensar simplemente que eso es lo que está definiendo la otra campaña. Está bien si así lo hacen los medios, pero ustedes no pueden hacer esto. Porque así como decían los compañeros de Tetetzingo, a veces les van a preguntar si dijeron su palabra, también les van a preguntar qué fue lo que se dijo. Todo lo cargan así, si López Obrador el PRI o el PAN, si lo fundamental no lo plantean, entonces van a pensar que el EZLN está saliendo como otras veces. Llevamos 12 años hablando, según nuestro pensamiento hay que callarse y hay que escuchar. Así fue como crecimos aquí, llegamos hablando: mucha revolución, mucha transformación, muchas clases sociales, muchos planes de mediano, corto y largo alcance.

Hasta que nos callamos y empezamos a escuchar. Ahí en su casa, en el campo de cultivo, a la hora del pozol, y ahí descubrimos otra cosa: aprendimos un modo. Ése es el que queremos aprender con ustedes. Van a pasar muchas cosas, compañeras y compañeros. A lo mejor va a ver grandes transformaciones. Aun así, la otra campaña no va a parar. Tenemos que seguir aprendiendo a escuchar a la gente. Y la gente que está en su casa, en su barrio, tiene que estar confiando en que alguien va a llegar, a hablar con él, a escucharlo, aunque su representante está en la asamblea hablando. A él es al que tenemos que escuchar también.

Entonces no tengan pena. No les vamos a quitar nada ni les vamos a disputar las iniciativas que ya han echado a andar, o que vayan a echar andar también. Pero tampoco piensen que el objetivo del EZLN es brincar de encuentro a encuentro, de masas a masas porque no es lo que estamos pretendiendo, porque no vamos a poder permanecer ajenos a todo eso. Pero en caso de tener que optar a una gran reunión en un auditorio, a ir al mercado de la Merced, vamos a ir al mercado de la Merced; entonces no le vayan a llamar engaño, no vayan a decir: “porque dijo algo y está haciendo otra cosa?. Ustedes tienen que decirle: “no, a eso vienen, a pelearse por el precio del tomate con el del mercado porque quieren aprender de él ? y en lugar de la gran manifestación, al carro con la descubierta, saludando y todo eso, van a agarrar un taxi –por eso le decía ayer una cosa a un compañero que no vaya a cobrar muy caro- el pesero, a su salón de clases y vamos hacer fila.

Queremos darles las gracias por haber venido. La relatoría de lo que pasó en estos días y lo que ha pasado en las anteriores, van a estar a disposición en la revista Rebeldía, en su página electrónica. A todos los que quieren correo se les está mandando, a los que no, por favor que lo bajen de ahí para que estén informados, porque si no se ve como que unas cosas se están diciendo. Las más importantes, las que van a exigir definiciones, van a quedar de lado. Entonces vamos a tener una preocupación de que cuando tengamos la reunión del 16 de septiembre -porque ya le cambiaron al 15 y terminó en 14- estamos diciendo que va a ser el 16, porque esa fecha tiene significado y porque cae en un buen día para que puedan venir con más tiempo. El 16 de Septiembre van a venir si la discusión va a ser fundamentalmente la cuestión electoral y todo eso. Entonces van a ver que nosotros vamos a decir otra cosa. Eso es lo que queremos que les expliquen, pues, a sus compañeros y compañeras y a los delegados que manden a esa reunión.

Ya para despedirme les quiero contar algo que no van a ver, pero que así es. Lo que pasa cuando se van ustedes, que fue lo que pasó cuando se fueron los compañeros de las organizaciones políticas, lo que pasó cuando se fueron los compañeros y compañeras de las organizaciones indígenas y lo que va a pasar cada vez que un contingente como ustedes, que es bienvenido y que se van.

Lo que pasa es que se junta el pueblo, todos: hombres, mujeres, niños y ancianos, se forman a veces, a veces se sientan donde están ustedes. Y llega a donde estamos nosotros un mensaje, que dice: “Subcomandante Marcos, el pueblo te quiere hablar?, yo voy y les digo “aquí estoy, compañeros? – a veces saludan militarmente, cantan el himno- empiezan a hablar compañeros. ¿Saben qué dicen? Comienzan a autocriticarse por los errores que piensan que cometieron para recibirlos a ustedes: “si el frijol tenía mucha sal, si no la tenía, que el compañero puso mal ese travesaño, que yo le dije que de por sí no lo ponga así. Estos compañeros después de que ustedes se van, después que en las condiciones en las que estamos, dedicaron semanas a marchas forzadas para atender esto, como ellos dicen, pobremente, piden disculpas por no haberlos recibido mejor. Yo quiero agradecer aquí a los compañeros y compañeras que dieron lugar en su intervención para agradecer a este pueblo, al pueblo de Dolores Hidalgo cuya historia ya les platicamos. Así va a seguir siendo. Es nuestro modo. Les pido por favor que tomen en cuenta esto, a estos hombres y mujeres que tomaron una decisión. Porque esto de la Sexta y de la Otra Campaña no fue algo que se nos ocurrió. Hablamos con ellos, les preguntamos, discutimos, vimos todo esto, lo que iba a pasar. Y aquí queremos darles un argumento a todos los que dicen que hay que entrarle con López Obrador, porque millones lo apoyan, porque las encuestas están a favor. Nosotros, compañeros y compañeras, en diciembre de ‘93, si hubiéramos hecho una encuesta sobre el alzamiento hubiéramos perdido el encuentro, hubieran salido millones en contra. Los argumentos cuantitativos no cuentan para nosotros. Sin embargo, pasó el primero de enero, pasó lo que pasó –entre otras muchas cosas, que puedan estar aquí- y muchas otras cosas han pasado, porque si hubiéramos hecho caso, el innombrable Salinas hubiera seguido gobernando, y muchas cosas que pasaron después. Les pido por favor que tomen en cuenta eso, porque ustedes son líderes de sus comunidades y no pueden insultar a su gente dándoles argumentos cuantitativos si lo que se está poniendo aquí a discusión son argumentos racionales: “por eso si conviene, por eso no?. Si ustedes comienzan a argumentar que son muchos, vamos a empezar a hacer muchas cosas mal porque muchos dicen que hay que hacerlas. Por favor les pedimos, pues, que tomen en cuenta eso, que traten de evitar la paja de las groserías y que busquen los argumentos que se están dando para plantearse ante una opción política. Porque a nosotros no nos preocupa si sí o no, pero sí que la gente discuta y tome su posición, cualquiera que sea, pero con respeto, con respeto a su inteligencia. Pues eso es lo que les queremos decir, compañeros y compañeras. Les damos gracias que vinieron.

Les pedimos por favor que cumplan ese pedido que hacemos, que vayan y expliquen qué es lo que espera el EZLN de la Otra Campaña y que les digan claro, si ustedes están pensando otra cosa y ellos empiezan hacer eso, no le llamen engaño desde el principio ellos dijeron a que venían.

Compañeros y compañeras, iremos a sus casas, a sus barrios, a sus vehículos, a sus lanchas, donde quiera que vayan a estar y ahí van a encontrar lo mismo que les ofrecimos a todos ustedes, a las organizaciones políticas, a las organizaciones indígenas y a todos los que van a llegar, van a encontrar un oído atento y van a ver que tomamos apuntes y todo eso, entonces van a empezar cosas terribles y maravillosas que, bueno, tienen la garantía todos ustedes de que va a haber alguien que escuche, ese es nuestro trabajo.

Gracias, compañeros y compañeras.

Comments (3) »

Palabras de inicio reunión día 20 agosto

Bienvenidos compañeros y compañeras de las Organizaciones Sociales y Movimientos que suscriben la Sexta Declaración:

Bienvenidos los que llegaron:
Bienvenidos los que no pudieron venir:

Compañeros y compañeras:

Al inicio de cada una de estas reuniones preparatorias, es nuestra costumbre informar de cómo van las adhesiones a la Sexta y a la “Otra Campaña?. Hasta el día 17 de Agosto, según el informe de los compañeros y compañeras de la Revista Rebeldía, teníamos lo siguiente:

Organizaciones Políticas: 47
Organizaciones Indígenas: 92
Organizaciones Sociales: 67
ONG’S, colectivos, grupos 275
Individuales 1,010 personas

Esto es sólo en lo que se refiere a la página electrónica. Pensamos, tal vez con ingenuidad, que serán más cuando, con su apoyo, haya locales para tal efecto en otras partes de México, y cuando empecemos el recorrido por la República Mexicana.

Hoy, hay aquí reunidas organizaciones y movimientos sociales de izquierda. La inmensa mayoría ha suscrito la Sexta y han manifestado su voluntad de participar, primero en la preparación de la “Otra Campaña?, y luego en su realización. Hay algunas organizaciones que están aquí y que no se han sumado a la Sexta, o que sólo están de acuerdo con algunas partes. Hay también observadores nacionales e internacionales. Aunque no es ésta la reunión que les corresponde, están aquí para conocer la palabra y las posiciones de todos los que quieran hacerlas públicas. A todos y a todas les damos la bienvenida.

En la pasada reunión preparatoria con las organizaciones políticas de izquierda que suscriben la Sexta Declaración, les hacíamos nosotros, los del EZLN, un reconocimiento doble: uno por mantenerse en el pensamiento de izquierda cuando la moda es el centro, la moderación y la claudicación disfrazadas de “madurez?, y otro por haber atendido a nuestra invitación a pesar de las desatenciones y menosprecios que habíamos tenido para algunas de ellas en ocasiones anteriores. Asumí entonces mi error y les pedí disculpas. Hoy repito uno y las otras, aunque ahora a sus organizaciones y movimientos sociales.

Con lo que ha pasado en las últimas semanas, quisiéramos agregar, de nosotros hacia ustedes, un reconocimiento más a las organizaciones y movimientos sociales que mantienen su adhesión a la Sexta y a todos y todas quienes se han sumado a últimas fechas.

Como es público, la posición del EZLN respeto al proceso electoral, y en particular hacia el PRD y el señor López Obrador, ha recibido ataques, críticas, señalamientos y acusaciones provenientes de casi todo el espectro de lo que se conoce como “opinión pública?. Lo menos que se ha dicho es que se trata de un berrinche de un “Marcos? panzón y desgastado. Algunos señalamientos han ido más lejos y decretan que s dle estamos haciendo el juego a la derecha, pues al criticar al PRD y a López Obrador estamos, implícitamente, llamando a votar por el PRI o por el PAN. No sólo, por insinuaciones o acusaciones directas, se dice que ha habido un “arreglo? (o un “pacto?, para hablar en sus términos) entre el EZLN y la derecha, particularmente entre Marcos y el Salinismo, para impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia. Hay quienes nos acusan de ruines y hace notar la coincidencia entre nuestras palabras y la enésima reaparición del primer “innombrable?. Paradójicamente no ha habido ninguna argumentación racional en contra de lo que hemos dicho (y seguiremos diciendo). Si acaso, dicen que estamos exagerando en la denuncia sobre las agresiones perredistas, en la traición a los Acuerdos de San Andrés y en el señalamiento de que el proyecto de López Obrador no es de izquierda, ni siquiera de izquierda reformista, sino francamente neoliberal.

Si a pesar de que, adhiriéndose a la Sexta, son también sospechosos, todos, de hacerle el juego a la derecha, de haber pactado con el Salinismo o el Foxismo (si es que hay alguna diferencia), y de estar en posibilidad de arruinar la llegada de un gobierno de izquierda (sólo una posibilidad, tampoco crean que nos dan mucho peso en las encuestas o en las urnas), ustedes han venido hasta acá, con las incomodidades y desgaste que eso implica, pues claro les decimos que nos admira, se los reconocemos y lo saludamos.

Nosotros estamos diciendo todo esto a ustedes, a ustedes y a todos los que han decidido caminar con nosotros en la Sexta. Sabemos que sólo una parte de lo que digamos aparecerá en los grandes medios de comunicación, sabemos que sólo una parte de lo que digamos aparecerá en los grandes medios de comunicación, sabemos que sólo una parte tomarán los críticos que ahora proliferan, sabemos que sólo una parte será tomada para reforzar sentencias y complicidades. Nuestra posición completa, la que hemos ido planteando en las reuniones que hemos hecho, y que habremos de ir completando en ésta y en las que siguen, tal vez sólo será conocida por ustedes, por quienes se interesen en saber todo lo que decimos, y por quienes acceden a los medios alternativos de comunicación. Tal vez, quienes nos llaman la atención por groseros y desacomedidos, deberían intentar no quedarse en las declaraciones que se resaltan, comprensiblemente, en los medios, y entrarle a todo lo que hemos dicho, decimos y diremos, sobre la Sexta, sobre la “Otra Campaña?, sobre el mundo y sobre México. Tal vez entonces se darían cuenta de que, junto con nuestro “modo? de reclamar, está también nuestro “modo? de explicar, de explicarnos. No estamos escondiendo nada, todo está claro y a disposición de quien quiera ver, oír, comprender.

Nosotros suponemos que ustedes, y todos los que se han sumado a la Sexta, han encontrado en ellas, en la Sexta y en la Otra Campaña, algo que no encontraban en otra parte. Ni en los partidos políticos institucionales, ni en las campañas pre-electorales y electorales, ni en los proyectos de esos partidos.

La Sexta ha planteado sólo líneas generales, y ha ofrecido que las concreciones que esas líneas demandan no sean producto de la organización que convoca, el EZLN en este caso, sino la discusión y el acuerdo, basados en el respeto a los modos de cada quien y en igualdad, de todos los que decidan hacer este camino y construir esa “otra cosa? que en cada uno tiene una figura y un color, y que tendrá la figura y el color que acordemos entre todos.

Así que hoy, a nombre de mis compañeros y compañeras, mujeres, hombres, niños y ancianos del Ejército Zapatista Liberación de Nacional, les reitero: tienen aquí, en la Sexta y en la Otra Campaña, un lugar. Un lugar que respetaremos. Ofrecemos respeto y trato de iguales a todo aquel que camine a nuestro lado. Ni mando ni subordinación. Ni fusiones ni escisiones. No patrocinadas o promovidas por nosotros. Cada quien tenemos nuestra historia, nuestra experiencia, nuestra forma organizativa. Conservándolas o enriqueciéndolas, caminaremos juntos, y, juntos, iremos construyendo lo que decidamos, en colectivo, construir. La Sexta es clara en lo que dice y clara en lo que no dice: vamos a tratar de hacer otra forma de política, vamos a tratar de construir un programa nacional de lucha, de izquierda y anticapitalista, y vamos a impulsar la demanda de una nueva Constitución. Todo esto lo vamos a hacer con los trabajadores del campo y de la ciudad, con los desposeídos, con los perseguidos por su diferencia, con los inconformes que se rebelan y luchan contra las injusticias, con los que saben que la libertad no se obtiene con permiso del opresor, sino arrebatándosela. Ése es el “Qué?. Cómo, cuándo, dónde, con quién, a qué ritmo, con qué paso, por cuales caminos, con cual compañía, lo habremos de ir definiendo entre todos.

Quienes suscriben la Sexta y quienes participen en la planeación y realización de la “Otra Campaña?, encontrarán siempre en nosotros, los zapatistas del EZLN, un oído atento y respetuoso, un interés sincero en conocer su historia y planteamientos, y un compromiso honrado en cumplir, aún a riesgo de la vida propia, con los acuerdos a los que lleguemos.

En suma, quienes se consideran de izquierda anticapitalista y buscan un lugar donde se les respete y se respete su independencia organizativa, la Sexta y la “Otra Campaña? es uno de esos lugares. No el único. Ha habido, hay y habrá, felizmente, otros espacios. Nosotros tenemos éste y a él sean todos bienvenidos.

Hemos manifestado nuestro interés en establecer relaciones primero, y más adelante, si es de común acuerdo, alianzas con organizaciones políticas de izquierda, con organizaciones indígenas, con organizaciones y movimientos sociales, con Organizaciones No Gubernamentales , colectivos, grupos, individuos, y con quienes no se sienten parte de ninguno de esos rubros y que llamamos “otros, otras?, según los siguientes principios:

No a hacer acuerdos arriba para imponer abajo, sino a hacer acuerdos para ir juntos a escuchar y a organizar la indignación; no a levantar movimientos que sean después negociados a espaldas de quienes los hacen, sino a tomar en cuenta siempre la opinión de quienes participan; no ha buscar regalitos, posiciones, ventajas, puestos públicos, del Poder o de quien aspira a él, sino a ir más lejos de los calendarios electorales; no a tratar de resolver desde arriba los problemas de nuestra Nación, sino a construir desde ABAJO Y POR ABAJO una alternativa a la destrucción neoliberal, una alternativa de izquierda y para México.

Sí al respeto reciproco a la autonomía e independencia de organizaciones, a sus formas de lucha, a su modo de organizarse, a sus procesos internos de toma de decisiones, a sus representaciones legítimas, a sus aspiraciones y demandas; y sí a un compromiso claro de defensa conjunta y coordinada de la soberanía nacional, con la oposición intransigente a los intentos de privatización de la energía eléctrica, el petróleo, el agua y los recursos naturales.

Es nuestro compromiso y lo cumpliremos.

Compañeros y compañeras:

Como hemos hecho en las reuniones anteriores, seguiremos explicando más de lo que pensamos y sentimos en torno a la Sexta y a la otra campaña, es decir, en torno al mundo y a México.

En nuestro país, esa etapa del capitalismo que se conoce como la globalización neoliberal, ha destruido primero y luego reordenado la política de arriba y a sus ejecutores. Nuevos pactos entre nuevos actores han suplido las viejas reglas del sistema político mexicano. Sectores de gran poder han dejado de confiar la política a los profesionales de la política y, tendencialmente, se han destruido las mediaciones entre el poder económico y el poder político. En el caos provocado por esta destrucción está emergiendo lo que nosotros llamamos la “Sociedad del Poder?, un selecto grupo de intereses, una élite que es quien en realidad dicta la imposición de políticas económicas y políticas políticas. La clase política en México tiene ahora el papel de administrar esa imposición y sus resultados, es decir, sus consecuencias. Es por eso que los partidos políticos institucionalizados pueden mutar, sin pudor alguno, de principios, programas y planes. Nunca como antes la diferenciación entre los que hacen política arriba se había visto tan simplificada: solo colores y siglas. Ya ni los personajes los diferencian. Allá arriba ya no se juegan proyectos de Nación, sino proyectos de administración. Los políticos arriba semejan gerentes buscando empleo, ofreciendo en multimedia su capacidad, carisma, don de mando, organigramas con muchas flechas y plazos, a sus empleadores. El reto ahora no es una nueva relación social, sino una nueva administración de la destrucción neoliberal aún en proceso.

Según nuestra apreciación, el desorden provocado por el Neoliberalismo en nuestro país preocupa y ocupa a los de arriba, a esa “Sociedad del Poder?. La violencia del crimen organizado es sólo uno de los focos rojos que arriba ven en el mapa que arriba nos imponen como camino y destino. El reto para ellos no es buscar la salida en la reconstrucción de las relaciones sociales, sino administrar su destrucción. Y para eso es necesario un buen administrador, con un buen equipo de administradores y con un buen plan de administración. Así, los “equipos? (o “teams?, para usar la jerga empresarial) presentan sus propuestas.

El equipo blanquiazul sólo demostró que en 4 años podía igualar lo que al equipo tricolor le tomó 70 años, y poco o nada tiene ya que ofrecer. Cumplió su parte en la destrucción y el despojo, y lo hizo con métodos y formas arcaicas que fueron, y son, un insulto a la inteligencia. Dejan de herencia un país sumido en la crisis económica y, además, con un descontento que rebasa ya con mucho las formas de control de los dominados que heredó de su antecesor tricolor. Su color se destiño aún más y el hombrecito gris que lo representará en las elecciones le marca su nueva tonalidad cromática.

El equipo tricolor, por su parte, apuesta a la desmemoria. Sus integrantes fueron los iniciadores de la pesadilla que hoy sufrimos todos los mexicanos y que, con la coartada de la revolución institucionalizada, adornaron con fraudes, matanzas y control corporativo. Hoy este equipo representa las aspiraciones del crimen organizado para consolidar su poder institucionalizado. Su regreso al Poder no significará el regreso de los felices, para ellos, tiempos idos, sino el encumbramiento de la corrupción, el crimen y la traición. Si antes su slogan fue “La revolución hecha gobierno?, ahora será “el crimen hecho gobierno?.

A diferencia del tricolor y el blanquiazul, el equipo negroamarillo sí ve para adelante.
Fortificado con los despojos que los otros equipos han dejado en el camino, propone una “nueva modernidad? o, más bien, una administración moderna. No basta, dicen, con continuar con la destrucción, hay que prever y tratar de paliar las previsibles inconformidades. Hay que atenuar los excesos, hay que “limarle los filos al neoliberalismo?. Ofrece control, mediación, administración de los conflictos. Su equipo es experto en eso, y su sucesivo paso por los equipos tricolor y blanquiazul así lo prueba. “Somos nuevos?, dicen, aunque su nómina tenga un olor a rancio y decrépito.

El equipo negroamarillo ha ofrecido, y lo reitera en sus reuniones a puerta cerrada con los mensajeros de la “sociedad del poder?, control donde ahora hay descontrol, orden donde ahora hay desorden. Ofrecen lo que más demanda tiene en épocas oscuras y sin salida aparente ofrecen esperanza. La esperanza es la nueva mercancía. Esperanza en que las cosas cambien o en que no se pongan peor, en que mejoren o en que no empeoren, esperanza en que ahora sí es la nuestra.

Pero la esperanza, como la comida, el salario, la ropa y la vivienda varía de una clase a otra. No es lo mismo la esperanza de una política cultural que incentive la producción artística, que la esperanza de que el campo reciba los apoyos necesarios y de que la tierra sea de quien la trabaja. No es lo mismo la esperanza en que se abata la criminalidad en la colonia y la calle, que la esperanza de una vivienda digna en los cinturones de miseria que rodean ya todas las ciudades de nuestro país. No se lo mismo la esperanza en que mejoren las vialidades, a la esperanza en que ya no se criminalice la diferencia. No es lo mismo la esperanza en una administración honesta y sin corrupción, que en la esperanza en que no se sigan destruyendo las conquistas sociales de los trabajadores. No es lo mismo la esperanza de que se aumenten los apoyos a la investigación científica, que la esperanza en que no se privaticen más los recursos naturales. No es lo mismo la esperanza de que el norte revuelto y brutal modere sus reclamos y exigencias, que la esperanza de que se dé por sobrepagada la deuda externa. No es lo mismo la esperanza de que se bajen los altos sueldos de gobernantes y funcionarios, que la esperanza de que termine la precariedad en el trabajo. No es lo mismo la esperanza en que gane el menos malo, que la esperanza en que exista y gane un proyecto de transformación profunda de nuestra realidad.

Todas, debo dejarlo claro para que no se piense que despreciamos unas y otras, son esperanzas legítimas y justas. Y todas deberían ser atendidas. Pero resulta que unos se conforman con unas. También legítimo. Pero otros no, y quienes se conforman con unas pretenden, nos exigen, nos demandan, que también nos conformemos con ellas.

Pero la única diferencia no esta sólo en la oferta de una nueva mercancía. Es claro y evidente que el negroamarillo es atacado por la más extrema derecha y por algunos señores del dinero. Cada vez menos, por cierto, pero todavía es notable.

¿Por qué entonces, preguntan los que sinceramente ponen esperanzas y empeño en ese cambio de color apostando a que el cambio es más profundo, la saña con que es atacado el negroamarillo por ciertos sectores de las “Sociedad del Poder?? ¿Por qué los intentos sucios, como el desafuero, por dejarlo fuera? ¿Por qué el temor en determinados sectores del Poder del dinero a que llega a la grande, a la silla, a la presidencia de México?

Preguntan

¿No es algo que debería tomar en cuenta la panza con el pasamontañas que es el vocero del EZLN, para moderar sus críticas, modernidades y groserías? Después de todo, lo único que les ha hecho al negroamarillo es lo mismo que les han hecho los tricolores por décadas, ya deberían de estar acostumbrados y guardar silencio o, en el peor de los casos, usar las formas comedidas que allá arriba han establecido. ¿No sabe el cintura de boiler enmascarado que las críticas duelen más en tiempo electoral, que los balazos en manifestaciones pacíficas? ¿No están sobredimensionando los ezelenitas la contrarreforma indígena que volvió a ponerlos frente a la oscura puerta de la guerra a mediados de 2001? ¿No pueden dejar pasar o, en su defecto, sacar un largo texto que sólo leen unos cuantos, el hecho de que las legislaciones, aprobadas por unanimidad por PRI, PAN y PRD, le han dado soporte jurídico a lo que un dirigente indígena llamo la “privatización de la vida?? ¿No se dan cuenta que con esa grosera estridencia le sirven a la derecha, al retorno del otro innombrable, y a la “sociedad del poder? a la que dicen combatir?

En suma, preguntan: “¿por qué, si los zapatudos dicen que el negroamarillo y quien lo abandera en la carrera presidencial, es lo mismo que el truhán tricolor y el infumable del blanquiazul, por qué entonces lo atacan algunos poderosos (ojo, algunos, no todos, no los que son más entre los más)?

Parte de la respuesta está ahora frente a mis ojos. Estuvo en la reunión preparatoria con organizaciones políticas y en la que se realizó con las organizaciones indígenas. Estará también en la que se realice con organizaciones no gubernamentales, grupos y colectivos. Volverá a estar en la de individuos y “otr@s?. Otra parte, tal vez la mayor, es la que pretendemos escuchar con la “otra campaña?.

La que arriba temen es que el descontento social, y más en concreto el descontento social ORGANIZADO, no sólo nos encuentre un dique y una administración que lo controle, sino que ese movimiento social organizado trastoque esa esperanza en realidad, que crezca, que se desborde, que empiece a cuestionar todo y, sobre todo, que empiece a construir, abajo y a la izquierda, una alternativa social, un nuevo país, una nueva sociedad, un nuevo mundo.

Al orden que viene de arriba, el que impone con violencia su hegemonía y pretende homogeneizarnos, ustedes y muchos como ustedes contraponen la identificación de las diferencias en tres palabras, que se pronuncian de muchas maneras pero tienen un solo significado: democracia, libertad y justicia.

La Sexta declaración de la Selva Lacandona parte de lo que somos y en dónde estamos los zapatistas del EZLN, es cierto. Pero sigue en el reconocimiento de que ni somos los únicos ni mucho menos los mejores. Sigue en el reconocimiento de que hay otras experiencias y otras organizaciones, es decir, otras historias. Sigue en el reconocimiento de que son muchos los caminos de la resistencia y de la rebelión contra las injusticias, de que son muchas y variadas las diferencias entre esas resistencias y rebeldías, y que son diferentes quienes las llevan adelante. Y culmina con el llamado a intentar, juntos y abandonando todo intento de hegemonizar y homogeneizar, organizar esas experiencias, esas organizaciones, esas historias, en un proyecto con otra forma de hacer política, de izquierda anticapitalista y por una nueva constitución. Un proyecto que se autodenomina “la otra campaña?.

Compañeros y compañeras:

Repetiré lo evidente: nosotros no los estamos invitando a votar por uno u otro candidato, por uno u otro partido político.

Pero también repetiré lo que, según se ve, no es tan evidente: tampoco los estamos invitando a no votar por uno o por otro, ni a abstenerse. Como ya hemos dicho, nosotros los respetamos y respetamos sus decisiones. No seremos nosotros los jueces de lo que hagan o dejen de hacer en el proceso electoral que viene. Si deciden apoyar a alguien o deciden abstenerse, será su decisión soberana e independiente, y en nada afectará lo que ahora les ofrecemos a ustedes y a todos los que se reivindican de izquierda no institucional.

Todas las voces se han respetado y se seguirán respetando. Hay quien ha llamado a apoyar a López Obrador. Hay quien ha llamado a lanzar un candidato independiente y ha dado un nombre como propuesta. Hay quien ha llamado a promover la abstención. Y hay quienes, la mayoría hasta ahora, piensan no en el proceso electoral venidero sino más allá y, en ese sentido, no les angustia la definición de la “Otra Campaña? respecto al apoyo o rechazo a uno, el lanzamiento de un independiente o la abstención.

Si hasta ahora la información en los medios de comunicación se ha cargado a lo electoral ha sido en parte por nuestra palabra, que empezó para aclararles dudas a personas y organizaciones que nos identificaban como de un lado, y siguió y seguirá definiéndose frente a ese lado.

Lo que estamos haciendo ahora nosotros es trazar una línea clara. Una línea que no sólo fue difusa en otras ocasiones, sino, que en alguna, fue de apoyo a unos y de rechazó a otros. Muchos de ustedes fueron parte de esos otros. Para nadie es un secreto la cercanía y simpatía que teníamos, como zapatistas, con el neocardenismo y el perredismo que se congregaba en torno al señor Cárdenas Solórzano, incluyendo a López Obrador pero no sólo a él. Todo eso ha cambiado y llevamos años diciéndolo pero, como no había elecciones, no nos escucharon. Revisen la posición del EZLN a partir de mayo de 2001 y verán que lo que ahora decimos es sólo una continuación y una ratificación de lo que hemos dicho a lo largo de estos 4 años.

Lo seguiremos haciendo hasta que consideremos, nosotros y nadie más, que le ha quedado claro a quien debe quedarle claro, y hasta que allá arriba abandonen definitivamente la esperanza de que el proyecto de control que se ofrece, incluye controlar al zapatismo del EZLN que, dicho sea de paso y precisamente frente a ustedes, no es el único zapatismo, ni la única rebeldía, ni somos tampoco los únicos reticentes a los intentos de domesticación.

Las reuniones de la de la “otra campaña? y de la Sexta seguirán. Habrá después una primera reunión general con quienes se adhirieron. De ahí saldrá un primer esbozo de lo que sigue, pero ya definido no sólo por el EZLN sino por todas y todos adherentes. A partir de ahí, la “otra campaña? no será sólo zapatista, sino de todos y todas los que la hagan suya.

Las campañas electorales, empezarán y serán lo que hasta ahora han sido, una patética exhibición de spots publicitarios. La “otra campaña? empezará antes, después o simultáneamente. Las campañas electorales culminarán. La “otra campaña? seguirá. Serán las elecciones. La “otra campaña? seguirá. Habrá cambio de gobierno. La “otra campaña? seguirá. Vendrán las crudas y las desilusiones. La “otra campaña? seguirá. Tal vez entonces, y sólo entonces, la “otra campaña? se revelará como lo que pretende ser: la construcción de “otra cosa?. Algo que, como todo lo que surge de abajo a de izquierda, parece imposible la víspera.

Compañeros y compañeras:

Ya para terminar nuestra intervención, les voy a contar una historia. Unas partes me las relataron los compañeros y compañeras zapatistas y otras las vi y viví. Si hay algunas imprecisiones, dejémosles a los historiadores su aclaración. Con sus hechos comprobables, sus leyendas, sus imprecisiones y sus vacíos, ésta es parte de nuestra historia, la historia del EZLN.

Este lugar donde estamos era una finca de nombre “Campo Grande?. La historia de este lugar es una síntesis apretada de la historia de los indígenas chiapanecos. Y, en algunas partes, de todos los indígenas del Sureste Mexicano, no sólo de los zapatistas.

“Campo Grande? hacía honor a su nombre: más de mil hectáreas de buena tierra, en planada, con agua abundante, caminos especialmente hechos para sacar ganado y maderas preciosas, pistas de aterrizaje para que los dueños no se empolvaran o enlodaran transitando por los caminos de terracería, y pudieran llegar a sus avionetas, miles de indígenas a quienes explotar, despreciar, violar, engañar, encarcelar, asesinar. Entonces, la reforma agraria del PRI, de la revolución institucionalizada, se concretaba en Chiapas así: las tierras buenas y en planada para los finqueros; los pedregales y los cerros para los indígenas.

El dueño de “Campo Grande? fue Segundo Ballinas, conocido entre los habitantes de más edad de estos rumbos como un asesino, violador y explotador de indígenas, principalmente de mujeres, niños y niñas. Después la finca se fracciono: una parte se llamó “Primor? y su dueño fue Javier Castellanos, uno de los fundadores de la Unión de Propietarios del Segundo Valle de Ocosingo, una de esas asociaciones con las que los finqueros disfrazaban sus guardias blancas; otra parte se llamó “Tijuana? y su propietario era un coronel del Ejército Mexicano, Gustavo Castellanos, que mantenía sojuzgada a la gente con su guarnición personal. Y otra parte fue propiedad de José Luís Solórzano, miembro del PRI y su candidato a distintos puestos, conocido en la zona por sus promesas incumplidas, sus mentiras descaradas y su trato prepotente y despectivo hacia los indígenas. Así que en estas tierras se sintetizaba el Poder en Chiapas: finqueros, ejército y PRI-Gobierno. Para esa maltita trinidad, Chiapas podía ser un potrero para ganado, una hacienda para ejercer el derecho de pernada incluso con niñas, un campo de tira sobre blancos humanos, y uno de los laboratorios de los más moderno de la “democracia? del PRI: aquí no era necesario conocer los candidatos, ni siquiera sus nombres, ni sus propuestas, ni saber la fecha de la elección, ni cuáles eran las opciones, ni tener identificación. Vaya, ni siquiera era necesario acudir a las urnas.

En cada proceso electoral, en la Cabecera de Ocosingo, en los locales de las asociaciones de propietarios y ganaderos, se pagaba con una torta y un refresco la jornada llenando boletas electorales. Claro que esa “democracia? tenía sus excesos: en alguna de las elecciones antes del año del 94, el PRI obtuvo más del 100% de la votación. Tal vez fueron demasiadas tortas y refrescos.

En un agosto como éste que nos recibe aquí, pero en el año de 1982, los finqueros y sus guardias blancas desalojaron con violencia a los habitantes del poblado Nueva Estrella. Balacearon, golpearon y tomaron presos a los indígenas varones. Algunos fueron asesinados. A las mujeres las pusieron a parte y las obligaron a ver cómo quemaban sus casas. Les quitaron todo. Al tiempo regresaron. Cuando todavía alguien les pregunta por qué regresaron después de todo lo que les hicieron, ellos responden con este gesto.

En 1994, el primero de enero, miles de indígenas de esta zona tzeltal, junto con miles más de la zona tojolabal, chol y tzotzil, después de 10 años de preparación, se cubrieron el rostro, cambiaron de nombre y, nombrados colectivamente como “Ejército Zapatista de Liberación Nacional?, se alzaron en armas. Los finqueros huyeron, lo mismo hicieron sus guardias blancas, y dejaron abandonadas las armas sobre las que sustentaban su dominación. Los zapatistas recuperaron las tierras. Ojo: no las “tomaron?, sino que las “recuperaron?. Así llamaron los compañeros y compañeras a este acto de justicia que hubo de esperar decenas de años para cumplirse. Estas tierras que fueron de indígenas y que fueron usurpadas, ahora vuelven a ser de indígenas. Han sido, pues, recuperadas. Las tierras se repartieron. Cientos de familias indígenas, que antes se amontonaban en un espacio de 2 hectáreas, fundaron, junto a otros indígenas sin tierra de otros poblados de la zona, este poblado zapatista que hoy nos recibe. Este poblado ahora habitado, entre otros, por aquellos que fueron atacados por los finqueros en 1982.

Este poblado zapatista se llama “Dolores Hidalgo? y, según me cuentan los fundadores, veteranos del alzamiento de 94, el significado de “Dolores? es el del dolor que tenemos de más de 500 años de resistencia, y el nombre de “Hidalgo? es por Don Miguel Hidalgo y Costilla que luchó por la Independencia de México.

Fíjense que dijeron “500 años de resistencia? y no “500 años de dominación?. Es decir, a pesar de la dominación, nunca se ha dejado de resistir a ella. Y cuando hablamos de la dominación, es decir, cuando contamos nuestra historia, hablamos también de la resistencia. Y ahora no estoy hablando de nuestra historia como EZLN, sino de nuestra historia común, la que compartimos con ustedes, con sus organizaciones y sus movimientos. Nuestra historia común es que, donde alguien dice “Mando y dominio?, nosotros, ustedes, decimos “resisto y me rebelo?.

Pero los zapatistas que fundaron “Dolores Hidalgo?, no se refieren sólo a la resistencia. Nombran también el dolor de ella. El dolor de lo largo del camino, el dolor del cansancio, el dolor de quienes traicionan en el trayecto, el dolor de las derrotas, el dolor de los errores, y, sobre todo, el dolor de seguir adelante a pesar de todos los dolores.

De su historia como organización y como movimiento, de sus dolores, de su resistencia y rebelión, nos contarán ustedes. Seguramente, en más de una historia nos reconoceremos. Muchas de otras nos parecerán ajenas. Pero en todas iremos aprendiendo de ustedes. Y les diremos lo que ya les hemos dicho a otros: que queremos seguir aprendiendo. Aprenderemos, con ustedes y con mucho más como ustedes, a bien pensar, bien decir y a bien sentir cuando digamos: “compañero, compañera?.

Bienvenidos Compañeros, bienvenidas compañeras.

Muchas Gracias.

Comments (2) »

Lugar reunión con Organizaciones y Movimientos Sociales

EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

16 de Agosto del 2005.

A tod@s I@s que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona:

Compañeros y companeras:

Conforme lo habíamos anunciado, la siguiente reunión preparatoria para la “otra campaña?, es la de Organizaciones y Movimientos Sociales que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. La llegada es el viernes 19 de agosto, la reunión el día sábado 20 y el regreso el domingo 21.

El lugar será en la comunidad zapatísta de Dolores Hidalgo, que se encuentra a un costado, o sea cerquita, del antiguo poblado de Nueva Estrella. El poblado está en el MAREZ “San Manuel?, perteneciente al Caracol de la Garrucha. Hay dos formas de llegar: la complicada y la más complicada.

La complicada es, de Ocosingo, ir a San Miguel, agarrar para la izquierda rumbo a San Rafael (que es donde fue la reunión de organizaciones políticas y ahí pueden preguntar) y seguirse de largo, hasta Agua Dulce. Ahí agarrar para Monte Líbano pero no hasta allá, sino que antes, como a una hora de Agua Dulce, está una pequeña desviación para Arena y para Dolores Hidalgo, ahí van a estar las mantas y ahí nom� s está el poblado donde va a ser la reunión. Los tiempos estimados son: de Ocosingo como una hora y media a San Miguel, y como otras dos horas o dos horas y media a Dolores Hidalgo. O sea como 4 horas desde Ocosingo.

La más complicada es: saliendo de Ocosingo no agarrar para San Quintín, sino para Tonin� , y en el crucero de Quexil agarrar para Agua Dulce. Se pasa por San Pedro y Pamalá (donde pueden preguntar si van bien} y ya más adelante está Agua Dulce, ahí agarrar rumbo a Monte Líbano y, como una hora después, estarán las mantas y el pueblo de Dolores Hidalgo. Los tiempos aproximados son como de 40 minutos desde Ocosingo hasta Quexil; otros 40 minutos a Agua Dulce, y una hora más a Dolores Hidalgo. O sea como 2 horas y media desde, Ocosingo. O sea que es más complicado pero más corto.

Si no entendieron nada, no preocuparse porque de por sí yo tampoco sé cómo mero se llega de allá para acá. Seguro los del Frayba lo saben bien y tal vez les dan un mapita y unos caramelos (para el coraje cuando se pierdan). Tal vez piensen que lo estamos haciendo complicado para ver si de veras están muy decididos pero no, lo que pasa es que así llegó el reparto del trabajo en los pueblos. Como quiera no se tarden, porque esta faja me .está matando (lo que uno tiene que hacer para recuperar su “sex appeal? -suspiro-).

Por la Comisión Sexta del EZLN.

Desde las Montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Agosto del 2005.

Leave a comment »

Reunión con Pueblos Indios para la otra campaña

Zapatista Army of National Liberation

Mexico

August 9, 2005

To all those who endorse the Sixth Declaration of the Selva Lacandona:

Compañeros and compañeras:

Greetings. I am writing you – in the remote event that you did not swallow that story about how Salinas de Gortari, Roberto Madrazo, the Yunque and Martha Sahagún are behind us, and that we’re criticizing the PRD and AMLO to play ball with the PRI and the right – in order to let you know that today is the second anniversary of the Caracoles and the Good Government Juntas. And, as of tomorrow, the Juntas’ annual report will be at the disposal of all interested persons and organizations. And to remind everyone about the next preparation meeting of work and discussion for the “other campaign.?

As we have already announced, those being convened now are the Indian Peoples of Mexico, Indigenous Organizations, and those organizations and groups which are helping and accompanying the indigenous in the struggle for their rights. Arrival will be this Friday, August 12, at the time you like and/or can. On Saturday, the 13th, in the morning, after we have a bit of breakfast, we will begin the meeting, and we’ll continue all day, except, every so often, we’ll have intermissions for eating and for those needs which are referred to as “biological.? Departure will be on Sunday, August 14.

The location will be in the territory of La Garrucha Good Government Junta, in the zapatista community of Carmen Pataté, which is located on the road to San Quintín, about an hour from Ocosingo. The three banners will now be there which read “Preparation Meetings for the Sexta. Information,? “To the Meeting for the Sexta,? and “Here It Is.? Already planted in our zapatista hearts, forever, is the obsession that reads “Welcome the Color We Are of the Earth.?

We hope the people at Frayba don’t think ill of us and that they will continue directing – with a little map or something like that – those who come (if, of course, anyone is still coming).

By the Sexta Committee of the EZLN

>From the mountains of the Mexican Southeast

Subcomandante Insurgente Marcos

Mexico, August of 2005

PS Which Attempts To Justify the “Few Kilos More Weight? Thing – We were looking at the pictures and the captions, and I said: “It’s just that in photographs and videos you look fatter than you are.? The insurgenta Erika was looking at me, and with that very zapatista irony, she said: “Hey, Sup, good they didn’t see what you were like before the Red Alert.?…Didn’t I tell you? These young people today just don’t respect us…the…the…the “mature? young people.

PS With More Futile Arguments – Besides, it’s the photographers and videographers’ fault. I believe they’re at the service of Salinas, Madrazo, the PRI and the right, because if they weren’t, they would have warned me, and I could have sucked my belly in when the picture was taken, no?

PS Concerning Don’t Tell Anyone – About wearing that sash (the belt where the cartridge clips are carried). If I were to take it off, a belly would appear that looked like it were 6 months pregnant.

Cynical PS – Fine, yes and so what? Chubby but pretty. Besides, modestly here, I still have the most beautiful legs in the world…well, neither you nor me: in Mexico…no? Then in the Mexican southeast?…Neither?, in Chiapas then?…in the Selva Lacandona?…hmmm, in the Tzeltal Selva?…in the barracks?…among those criticizing PRD and AMLO?…hmmm…in…hmmm…well, then, like I told you: chubby but pretty.

PS Which Sobs Disconsolately – You mean I’m not a “sex symbol? anymore? It’s settled: now I can’t even get my coffee hot.

PS Which Consoles Self – You know what? Not even mean faces and rotten oranges: bears are fat, I’m just fine.

PS To Whom it May Concern – Two little biographical files in order to help support the criticisms of those respective persons holding forth against the EZLN for “adventurism,? “mistake,? “bravura,? and “bar fight.?

José Manuel Gómez Espinoza. Mexican, indigenous and zapatista. El Paraíso Colonia. Municipality of Venustiano Carranza, Chiapas, Mexico. On April 10, 2004, he was 24 years old and a bachelor. On that day, he went to a zapatista demonstration in order to carry water to his compañeros in Zinacantán. The peaceful demonstration was attacked by PRD members and by municipal officials, also PRD, with firearms. He was one among dozens who were wounded. He is now 23 years old, and he has a bullet lodged in his head, in the part called “occipital.? Today he’s married, and every two months he has to travel to Tuxtla Gutierrez so they can check the projectile in his skull. The attackers are free, they are still in the PRD, some are municipal officials, and they have formed one of those citizens’ networks in support of Andrés Manuel López Obrador. “The first indigenous network in support of AMLO,? declared PRD leaders in Chiapas.

José Luis Solís López. Mexican, indigenous and zapatista. Community of La Realidad. “San Pedro de Michoacán? Rebel Zapatista Autonomous Municipality. Married, with 6 children, among them a two year old girl (her name is Xóchitl), who was just born when her father was kidnapped and held for 9 days in September of 2003. At that time, PRD members, headed by Miguel ?ngel Vázquez Hernández (of the PRD CIOAC), and with the help of the municipal president of Las Margaritas, PRD Luis Escandón Hernández (who today is part of the state PRD leadership in Chiapas), detained him. They tied him up in the back of a truck, and they took him from one place to another, without eating and without even giving him a blanket. After he was released, he went back to his work. He’s the driver for a truck belonging to the Good Government Junta of the Border Selva Region. The truck is used for transporting passengers and goods from zapatista communities. The truck is called “Kidnapped.?

I do so testify.

The Sup (Now indeed holding his breath to try and recover his once eminent figure).


EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

9 de Agosto del 2005.

A tod@s l@s que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona:

Compañeros y compañeras:

Reciban nuestros saludos. Les escribo para, en el remoto caso de que ustedes no se traguen el cuento de que detrás nuestro están Salinas de Gortari, Roberto Madrazo, el Yunque y Martha Sahagún, y de que criticamos al PRD y AMLO para hacerle el juego al PRI y a la derecha, avisarles que hoy es el segundo cumpleaños de Los Caracoles y las Juntas de Buen Gobierno; que, a partir de mañana, el informe anual de las Juntas estará a disposición de toda aquella persona u organización interesada; y para recordarles a todos de la siguiente reunión preparatoria de trabajo y discusión de la “otra campaña?.

Como ya habíamos anunciado, los convocados ahora son los Pueblos Indios de México, las Organizaciones Indígenas, y las organizaciones y grupos que apoyan y acompañan a los indígenas en la lucha por sus derechos. Entonces la llegada es este viernes 12 de agosto, a la hora que gusten y/o puedan. El sábado 13, en la mañana, después de que desayunen algo, empezamos la reunión y la seguimos todo el día, nada más que, cada tanto, haremos intermedios para comer y para las necesidades que llaman “biológicas?. El regreso seria entonces el domingo 14 de agosto.

El lugar será en territorio de la Junta de Buen Gobierno de La Garrucha, en la comunidad zapatista de Carmen Pataté, que se encuentra sobre el camino a San Quintín, como a una hora de Ocosingo. Ahí estarán ahora, juntas, las tres mantas con los letreros de “REUNIONES PREPARATORIAS DE LA SEXTA. INFORMACIÓN?, “A LA REUNIÓN DE LA SEXTA? y “AQU? ES?. En nuestros corazones zapatístas está ya plantada, para siempre, la manía que dice “BIENVENIDO EL COLOR QUE SOMOS DE LA TIERRA?.

Esperamos que los del Frayba no piensen mal de nosotros y sigan orientando, con algún mapita o algo así, a los que vengan (claro, si es que alguien viene todavía).

Por la Comisión Sexta delEZLN.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Agosto del 2005.

P.D. QUE PRETENDE JUSTIFICAR ESO DE “UNOS KILOS DE M?S.- Estamos viendo las fotos y leyendo, y yo digo “Es que de por sí en fotografías y videos uno sale más gordo de lo que es?. La insurgenta Erika me queda viendo y, con esa ironía tan zapatista, me dice “Oí Sup, y eso que no te vieron cómo estabas antes de la Alerta Roja?. ¿No les digo? Estos jóvenes de ahora ya no nos respetan a nosotros, los… los… los jóvenes “maduros?,

P.D. CON M?S ARGUMENTOS INÚTILES.- Además, la culpa es de fotógrafos y camarógrafos. Yo creo que están al servicio de Salinas, Madrazo, el PRI y la derecha, porque si no, pues me hubieran avisado y meto la panza a la hora de la toma ¿no?

P.D. DE NO LE DIGAN ANADIE. Y eso que traía la fajilla (el cinturón donde se cargan las cartucheras). Si me la quito, sale una panza que como de 6 meses de embarazo.

P.D. C?NICA.- Bueno, sí y qué. Gordito pero bonito. Además, ahí modestamente, sigo teniendo las piernas más hermosas del mundo… bueno, ni ustedes ni yo: de México… ¿no?, ¿entonces del sureste mexicano?… ¿tampoco?, ¿de Chíapas entonces?… ¿de la Selva Lacandona?… mmh, ¿de la zona Selva Tzeltal?… ¿del cuartel?… ¿de los críticos del PRD y AMLO?… mmh… de… mmh… bueno, pues como les decía: gordito pero bonito.

P.D. QUE SOLLOZA DESCONSOLADA.- ¿O sea que ya no más lo de “sex simbol?? Lo dicho: ya no caliento ni el café.

P.D. QUE SE AUTOCONSUELA.- ¿Saben qué? Ni maís palomas, y naranjas podridas: gordos los osos, yo estoy bien bueno.

P.D. A QUIEN CORRESPONDA.- Dos pequeñas fichas biográficas, para ayudar a sustentar las críticas que los respectivos declarantes hacen al EZLN por “aventurerismo?, “desatino?, “bravuconada? y “pleito de cantina?:

José Manuel Gómez Espinoza. Mexicano, indígena y zapatista. Colonia El Paraíso. Municipio de Venustíano Carranza, Chiapas, México. El 10 de abril del 2004 tenia 21 años y estaba soltero. Ese día fue a una manifestación zapatista para llevarle agua a sus compañeros de Zinacantán. La manifestación pacifica fue agredida por militantes perredistas y por las autoridades municipales, también perredistas, con armas de fuego. Fue uno entre decenas de heridos. Ahora tiene 23 años y una bala alojada en la cabeza, en la parte que llaman “occipital?. Hoy está casado y cada dos meses tiene que viajar a Tuxtia Gutiérrez para que le revisen el proyectil que tiene en el cráneo. Los agresores están libres, siguen militando en el PRD, algunos son autoridades municipales, y han formado una de las redes ciudadanas en apoyo a Andrés Manuel López Obrador. “La primera red indígena de apoyo a AMLO “, declararon los dirigentes del PRD en Chiapas.

José Luis Solís López. Mexicano, indígena y zapatista. Comunidad de La Realidad. Municipio Autónomo Rebelde Zapatista “San Pedro de Michoacán?. Casado, con 6 hijos, entre ellos una niña de dos años (se llama Xóchitl), que acababa de nacer cuando su padre fue secuestrado durante 9 días, en septiembre del 2003. En ese entonces, militantes perredistas, encabezados por Miguel ?ngel Vázquez Hernández (de la CIOAC perredista), y con el apoyo del presidente municipal de Las Margaritas, el perredista Luis Escandón Hernández (hoy parte de la dirección estatal del PRD en Chiapas), lo detuvieron, lo amarraron en las redilas de un camión y lo trajeron de un lado a otro, sin comer y sin darle siquiera una cobija. Después de ser liberado, volvió a su trabajo. Es el chofer de un camión de la Junta de Buen Gobierno de la Zona Selva Fronteriza. El camión se dedica al transporte de pasaje y de mercancías de las comunidades zapatístas. El camión se llama “El Secuestrado?.

Doy fe.
El Sup (Ahora si conteniendo la respiración para tratar de recuperar su otrora egregia figura).

Leave a comment »

Reunión con pueblos indios, 14 agosto

Bueno, buenos días compañeros, compañeras. Vamos a decir unas palabras, algunos comentarios sobre lo que estuvieron diciendo ayer y algunas declaraciones. Después de eso vamos a pasar a reunirnos en las reuniones bilaterales y ya de una vez les agradecemos a los de la prensa que hayan venido, ya se van a poder retirar. A ver si cada vez que vienen, al final, suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

Compañeros y compañeras de Organizaciones Indígenas y Pueblos Indios que pudieron venir hasta acá, y a quienes no pudieron llegar pero están de acuerdo con la Sexta Declaración y con participar en la Otra Campaña.

Queremos decirles algunas palabras de lo que escuchamos en esta reunión y de otras cosas.

.- Ofrecemos respeto a ustedes y a su trabajo. No somos ni seremos jueces de sus decisiones. Aceptan lo que aceptan, negocian lo que negocian, rechazan lo que rechazan, se alían con quien se alían, votan o no votan, por uno, por otro o por nadie. Sólo les pedimos que nos hablen claro, y que no se llamen a engaño sobre nuestra posición. Recuerden que estamos proponiendo hacer alianzas, basadas en el respeto mutuo, pero sin acuerdos de cúpula, o sea arriba, a espaldas de sus bases, ni negociar movimientos sin el consentimiento de quienes los realizan. Apoyaremos todas las decisiones que tomen ustedes junto con sus compañeros. A las organizaciones y pueblos que tienen otro camino y otro modo, y viven, trabajan y luchan en los mismos territorios que las comunidades zapatistas, les decimos que hablen con las JBG, ahí encontrarán respeto y verán que ellos buscan el acuerdo, sin pedir que cambien de organización o de camino. Recuerden que el EZLN respeta a las comunidades que lo forman y no manda, sino que es mandado. Si sabemos de una injusticia o mal camino, hablamos con nuestros compañeros bases de apoyo y los convencemos de cambiar con la misma presión de la comunidad. Les decimos que estamos de acuerdo con ustedes en que no debemos competir, la competencia viene de otra palabra, la palabra que nos divide, no se trata quién es más grande o quién tiene más fuerza o más avances, sino que se trata de reconocernos como palabras del mismo tamaño, que son diferentes, pero que caminan abajo por lo mismo, que es nuestra dignidad indígena.

.- Vemos también, por todo lo que se dijo aquí, que es necesario avanzar como Pueblos Indios, dentro de la otra campaña. Eso va a necesitar que hacemos un esfuerzo extra, porque hay que hacer lo otro y, además hacernos a nosotros mismos, como lo que somos. Ustedes saben que el modo indígena tiende a lo colectivo, no al individuo. El esfuerzo de los Pueblos Indios y de sus organizaciones será formar, creemos, un colectivo de colectivos.

.- Queremos agradecer la sinceridad de los compañeros que nos criticaron como los del CIPO Flores Magón y esperamos que ésta siempre sea la norma en sus relaciones con nosotros. De ellos y de todos los que se sumen a la Sexta y a la otra campaña esperamos esta sinceridad. Aceptamos la crítica, de lo que señalan de que se le dio más atención a personalidades y a lo internacional, desatendiendo a los pequeños. Haremos un esfuerzo porque esto no vuelva a ocurrir. Pero les decimos que no desatenderemos ahora a los otros. En cambio multiplicaremos nuestros oídos y nuestras palabras, por eso vamos a salir, y encontrarán en nosotros un oído atento y una palabra hermana, lo mismo organizaciones y personas de nuestro país que no son muy conocidas y no tienen renombre, que las de otros países que están en la misma lucha antineoliberal, porque veremos su corazón, no la importancia de su nombre en los medios de comunicación; hablaremos y escucharemos lo mismo a gente sencilla y humilde, que a personalidades que ponen la luz, que nadie les regaló sino que conquistaron con su esfuerzo, al servicio de los jodidos de todo el mundo. No convertiremos al zapatismo, ni a la otra campaña, en un movimiento anti-intelectual ni chovinista, nos esforzaremos por darle su justo valor a la reflexión y a la teoría, así como a las luchas que en América Latina y el mundo tienen muchos colores, muchos modos y lenguas, y un solo pensamiento: por la humanidad y contra el neoliberalismo.

Por otro lado, el EZLN nunca ha dicho que la lucha indígena o la autonomía surgió con él, este planteamiento corresponde más a otras organizaciones indígenas, que han tenido celos ridículos en este aspecto y que, como lo han demostrado, desaparecen a la hora que ven que no les disputamos los puestos gubernamentales o los viajes al extranjero.

También les decimos claro, con la misma sinceridad con la que nos hablaron, que no compartimos la crítica a las personas y organizaciones que acompañan y apoyan la lucha de los pueblos indios. Estas personas y organizaciones, algunas de ellas vinculadas al sector progresista de la Iglesia católica, optaron: pudieron optar por los ricos y sus campos de golf, sus comidas en restaurantes de lujo, sus buenos vinos, sus buenas ropas, pero, en lugar de eso, optaron por los pobres. Y no sólo renuncian a comodidades que pudieran tener, a veces también renuncian a la tranquilidad y hasta a la vida. Y aquí recordamos a Digna Ochoa y Plácido, que fue asesinada por haber optado por gente como nosotros. Gente con la misma decisión y compromiso de Digna hay en muchas partes, en ong´s y en diversos esfuerzos. Nosotros pensamos que la libertad que anhelamos nacerá también de su esfuerzo y pretendemos que en el “nosotros? que queremos construir ahora con la Sexta, encuentren ellos un lugar digno, en el que reciban respeto y atención como cualquier otro, no más pero tampoco menos.

Otras cosas que escuchamos. No todas. Ya los compañeros y compañeras de la revista Rebeldía nos mandarán a todos la relatoría y la síntesis.

.- Cuando estamos escuchando su palabra, hubo dos de ellas que sirven para definir lo que queremos como EZLN en la Sexta y en la otra campaña. Son los nombres de dos organizaciones: El OIDHO, son hermanos de Oaxaca y el Fray Lorenzo de la Nada, que son compañeros aquí de Chiapas. Eso es lo que queremos ser nosotros, el oído para los que somos nadie y se nos considera como que somos nada

.- Vimos también cómo plantearon su lucha propia las mujeres, el lugar que tienen que conquistar entre nosotros, defender los avances que han logrado y no conformarse. Señalaron también el papel positivo de la mujer en la comunidad indígena.

Una compañera insurgenta, Toñita, que está aquí, me dijo pues, que, ahora sí que por mi voz habla la voz de Toñita porque le da pena hablar con ustedes, que estuvo muy de acuerdo con las compañeras que hablaron de eso y que ella dice que hay que unirse todas las mujeres para cambiar su modo de los pinches hombres, textual. No hablaba de mí.

.- Los hermanos y hermanas de la Nación P’urhépecha nos señalaron una tarea pendiente. Hay que hermanar en este movimiento a los que no están, porque muchos no pudieron venir, o todavía están pensando o no conocen lo que estamos planteando. Que hay que avanzar en la unidad del movimiento indígena.

.- Sobre los tiempos electorales, pensamos que la cita de RFM, que nos regalaron los compas de OIDHO, viene muy al pelo y sintetiza el sentir de muchos de nosotros. Nosotros coincidimos en que la solución no está en un hombre, pero tampoco en una organización ni en un solo camino. Sino que muchas organizaciones y muchos caminos, con un destino. Hay críticas al Congreso Nacional Indígena que ya hemos escuchado, y es cierto que algunos usan el nombre para andar de un lado a otro, sin representar a nadie, y muchas decisiones se centralizaron. El anhelo de una palabra representativa es legítimo y lo apoyamos.

.- Saludamos el décimo aniversario de la Policía Comunitaria y esperamos su convocatoria para asistir.

.- A los hermanos ñahñhú.- La explicación que nos dieron refleja el dolor que nos causan los que están arriba, pero también la indignación y la rebeldía que nos está hermanando. Han sido muy claros al señalar ellos que el camino de la autonomía es el camino de la liberación para los pueblos indios.

.- Los compañeros del Foro Maya Peninsular, insistiendo en que cada quien en su tiempo y modo, debemos defender la identidad indígena, llaman a que rescatemos la historia, la historia de los pueblos indios con foros, encuentros, talleres y que siempre mantengamos la bandera de defensa de la autonomía.

.- Los compañeros y compañeras de la Región Centro Pacífico del Congreso Nacional Indígena han denunciado con mucha claridad la unanimidad de los partidos políticos, o sea, que todos se pusieron de acuerdo, todos los partidos políticos en aprobar leyes, como la ley del agua, de la minería, de la biodiversidad, de los recursos genéticos. Y que esas leyes lo que están haciendo es destruyendo, no sólo el patrimonio de los pueblos indios sino el patrimonio de la nación. Recibimos el ofrecimiento de los compañeros huicholes nos ofrecen a todos su casa, están convocando a una reunión del Congreso Nacional Indígena y quedaron que después nos mandan la convocatoria.

.- Los hermanos del caracol de Zirahuén que nos transmitieron el dolor por la muerte de Efrén Capíz igual que los compañeros de la UCEZ. Nos están contando una historia que se va a repetir en todas las organizaciones y pueblos indios, compañeros que se están enfrentando contra caciques, por defender la naturaleza, contra desarrollos turísticos que no dejan nada a los pueblos y el ejemplo de Pátzcuaro es muestra de lo que el neoliberalismo propone como destino para los pueblos indios y su entorno: una letrina. Una fosa séptica dijeron ellos, pero es una letrina para nosotros.

.- Los hermanos de Nurío nos dejan claro que se suman y también nos invitan a ir a visitarlos.

.- En el caso de las compañeras de Huayacocotla en Veracruz. Si digo mal los nombres me disculpan, porque estoy aprendiendo. Zenzonapa, Atempa e Ilamatlán. Es indignante, dicen claro que nadie les hace caso. Imagínense la indignación de esas gentes cuando ven el anuncio, los comerciales de Fox, de Xóchitl Gálvez, del gobierno del cambio, todas las mentiras que dicen y están viendo que ahí anuncian que hubo apoyos para su pueblo y ellos no recibieron nada. Hay una televisora privada que tenía un anuncio que ponía un micrófono en varias partes y decía que ofrecía darle voz a todos, sería bueno que, ya que están aquí y que estas compañeras también están aquí, que les dieran voz a estas mujeres. Y que los pusieran en el mismo… ¿cómo le dicen? El horario estelar que tienen los anuncios de Fox y de Xóchitl Gálvez y del gobierno del cambio. Estas mujeres dicen claro una cosa: Los políticos ganan dinero por no hacer nada.

El Consejo Cultural Mankense de los hermanos de Chiapa de Corzo nos están haciendo un llamado que se repite también en todas las organizaciones y pueblos indios que es la recuperación de la historia. Recibimos su invitación para ir para allá y así lo haremos

.- Los compañeros del CNPI, Consejo Nacional de Pueblos Indios ¿es así? ¿perdón? ¿sí? Coordinadora, perdón, Nacional de Pueblos Indios, que vinieron de San Felipe Ecatepec, que los conocimos el primero de enero porque ahí pasamos cerca de su comunidad y del estado de Veracruz. Nos están llamando también a algo que entendemos bien como pueblos indios que es el respeto a la tierra y le ponen nombre u otro nombre a esa tierra y nos dicen que es la madre.

.- Los hermanos Xochimilco zapatista nos enseñan la doble defensa que significa para los pueblos indios la defensa de la naturaleza y la defensa de la identidad indígena y nos ponen un ejemplo más, muy zapatista por cierto, de la grandeza de lo pequeño. Hicieron un caracol en una chinampa.

.- Los hermanos que están presos en Santa María Ixcotel. Es otra vez la muestra de lo que pasa con los pueblos indios a pesar de tantas promesas y tantas reformas constitucionales. Están en la cárcel reprimidos por organizarse para defender sus derechos y defender la naturaleza. No por robarse dinero, no por comprar acciones en una empresa, no por ser diputados o senadores o gobernadores. Están por defender sus derechos y defender árboles, el agua, la tierra.

.- Están también los hermanos otomíes, mazahuas, triques, nahuas, que nos cuentan su historia y su lucha en la ciudad de México y nos dicen una cosa, lo que es realmente el proyecto del Centro Histórico. Esto es importante porque López Obrador, en entrevista a los periódicos norteamericanos ofrece, como proyecto de gobierno, lo mismo que hizo en el Centro Histórico, hacerlo en todo el país. Lo que dicen los hermanos otomíes, mazahuas, triques, nahuas que nos hablaron, nos dice quiénes salen y quiénes entran del Centro Histórico. Salen los que están trabajando, los que están en la calle, los indígenas y están entrando los Slim y todos los empresarios que invirtieron en esa remodelación. También nos dicen que los bandos de gobierno del Distrito Federal en realidad son trampas para despojarlos de sus viviendas. Todo esto, ya que dicen que yo estoy loco y estoy a punto de ir al diván psicoanalítico, todo esto debieran tomarlo en cuenta los que avalan incondicionalmente a López Obrador como opción de gobierno.

.- Los hermanos de la Nación P’urhépecha otra vez, nos hablan de las mañas de paraestatales como PEMEX y Comisión Federal de Electricidad que despojan a los pueblos indios de sus tierras, no los indemnizan y destruyen lo que van tocando. Nos señalan la necesidad de establecer coordinación y enlace, de que definamos como pueblos indios puntos para ponernos frente a las otras organizaciones como indígenas, y también señalan la necesidad de un plan mínimo de acción para unir nuestros esfuerzos.

.- Los hermanos de las Abejas, que de eso saben mucho, nos dicen que el gobierno no cumple y que por eso se organizaron. Y nos ponen un ejemplo muy claro: Mientras el pueblo forma servidores, el gobierno forma capataces, no trabajan, y viven del trabajo de otros. Y cuestionan duramente la diferencia entre los gobiernos de la autonomía, o sea, los que forman los mismos pueblos y los gobiernos que son los institucionales. Sobre que no cumplen los gobiernos, ellos más que nadie nos pueden decir que ya van a ser ocho años de la matanza de Acteal y los que lo hicieron, los que lo patrocinaron, están sueltos.

.- Los hermanos de Yomlej nos llaman la atención de que hay que tomar en cuenta los modos de cada organización y no hay que tratar de hacernos todos como un solo modo.

.- Los compañeros de la UCEZ del finado Efrén Capiz nos convocan a todos para que sobre sufrimientos comunes levantemos una gran rebeldía. Ahora nos enteramos que estos hermanos escribieron la Sexta igual que nosotros, pero nosotros tardamos más en hablarlo. Porque ellos lo planteaban ya, en octubre del 2001.

.- Los compañeros de Unión Hidalgo otra vez repiten la historia de la represión por defender sus derechos. Nos dicen claramente, sin esconderse, que hay gente suya en el PRD y en otros partidos políticos, cosa que respetamos. Y nos dan una historia de los problemas que tienen como autoridad.

.- Los hermanos tenek, pame y náhuas de la Huasteca Potosina se manifiestan claramente en contra de los políticos que sólo usan a los indígenas para sus intereses.

.- Las compañeras de la Misión de Bachajón insisten en un problema que venimos arrastrando todas las organizaciones y pueblos indios, que hay división entre organizaciones y señalan que aparte de la lucha como indígenas está la lucha como mujeres.

.- Los hermanos del Fray Pedro Lorenzo de la Nada buscan el reconocimiento del trabajo que hacen como promotores y de otros proyectos. Proponen algo que nosotros consideramos muy nuestro, y que a veces olvidamos: Nos dicen que a la hora de responder el cómo vamos a hacer, quepamos todos.

.- Están los hermanos y hermanas de San Pablo Oztotepec que hacen un estudio muy completo de la lucha histórica por su lugar como indígenas y la actualidad de los Acuerdos de San Andrés en sus demandas. Señalan algo que se olvida, que es la importancia de los pueblos indios en la Ciudad de México, desde todos los puntos de vista y hacen un señalamiento que no hay que olvidar: la poca respiración que tiene la ciudad de México, es por el cuidado de los indígenas de sus tierras. Despojarlos de ellas como están haciendo con asentamientos urbanos, inmobiliarias y todo lo que están haciendo es, para la ciudad de México, un suicidio.

.- Los compañeros de la Sierra Juárez de Oaxaca. El compañero Aldo hizo una exposición muy completa sobre las nuevas amenazas que enfrentan los pueblos indios. Nos dice él: la privatización de la vida se está llevando adelante y hay leyes que fomentan esa privatización. Dice los legisladores, aunque no dice los nombres de los partidos políticos. Dice que el argumento para rechazar los Acuerdos de San Andrés es que iban a fraccionar el territorio nacional y con las leyes que ellos están haciendo, están partiendo nuestro país. Protegen a las trasnacionales. Propone que avancemos en la discusión y definición del concepto de Nación y Soberanía Nacional. Y señala algo importante, no es lo mismo cómo concebimos como pueblos indios, la nación y la soberanía nacional a como lo conciben otros. Llama también a seguir con el intercambio de experiencias en todo el país, en los pueblos indios con Autonomía. La compañera que habló, que provocó aplausos callados de las insurgentas que están aquí conmigo, señaló las nuevas amenazas que hay sobre la mujer, algunas ya viejas también como los trucos para degradar a la mujer, la violencia de los hombres sobre ellas, sus mismos compañeros y también los otros trucos que usan los gobiernos para esterilizarlas.

.- Los compañeros cafetaleros de Oaxaca señalan pues, cómo los gobiernos negocian con las demandas de los compañeros, en este caso, un camino a cambio de la madera y cómo ellos se oponen y hacen su resistencia. Recibimos su invitación para ir para allá, así lo vamos a hacer.

.- Los Migrantes Indígenas de la Ciudad de México nos traen un problema nuevo. Yo digo que no es nuevo pero es nuevo que se plantee, que hay que hacer una reflexión sobre el indígena urbano. Siempre los pueblos indios y los indígenas se refieren a la tierra como explicaron muchos y en este caso no hay un entorno natural. Sin embargo, ellos están insistiendo en constituirse como pueblos indios y defender esa identidad. Proponen pues, el trabajo de concientizar, lanzan el llamado a hacer Coordinación indígena nacional de todos los pueblos indios y que empecemos a discutir sobre la cuestión constitucional.

.- Los compañeros ñahñhús del Valle de Mezquital nos ponen un ejemplo de avance: las cooperativas que tienen en los balnearios y cómo la generación de la riqueza es colectiva y es colectivo su disfrute. Nos dan un ejemplo de cómo trabajan los legisladores que se ponen a hacer leyes y ni siquiera conocen lo que aprueban o rechazan. Señaló claramente que hay, entre sus compañeros, mucha inconformidad con las críticas del EZLN a López Obrador y al PRD y demandan también que se critique al PAN y al PRI.

.- Finalmente los compañeros de Huicholes y Plaguicidas nos dieron una gran plática pues, que tenemos que seguir estudiando, sobre cómo está amenazando a la vida, la tecnología orientada por la ganancia y nos dicen, no tenemos información, de por sí no la tenemos, y lo que está pasando es que los pueblos se convierten en promotores inconscientes de esta destrucción de la naturaleza.

Esto es más o menos a grandes rasgos los problemas que se plantearon, lo que se señaló en esta reunión. Aparte vamos a hablar con cada una de estas organizaciones. Como señalé aquí, cuando menos dos organizaciones dijeron claramente que son compañeros que están haciendo acuerdos como los hermanos que en el DF consiguieron proyectos de vivienda en el gobierno del Distrito Federal, otros que de plano están trabajando con el PRD y otros que tienen simpatías por él. No se maltrató a nadie, se les escuchó con respeto, comieron lo mismo que todos nosotros y durmieron igual que nosotros. Ahí estamos cumpliendo nuestra palabra. Pero también les dijimos que no se llamen a engaño, que cada vez que se pueda, vamos a hablar sobre este asunto.
———————————–

Sobre la polémica con el Partido de la Revolución Democrática (PRD).-

En estos días, el 10 de agosto, en el periódico mexicano La Jornada, salió la siguiente nota:

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) decidió dar por concluido el debate derivado de las apreciaciones del subcomandante Marcos en torno a ese partido. “Deseamos suerte al zapatismo en su recorrido por el país?, señaló el Comité Ejecutivo Nacional perredista. En un comunicado, señala que se acepta la justeza del reclamo por la aprobación de la ley indígena en el Senado al inicio de este gobierno. Admite que se cometió un yerro, el cual -afirma- se corrigió en la Cámara de Diputados. También se acepta que en Zinacantán se actuó contra comunidades zapatistas y se reconoce que hubo agresiones, pero se aclara que no se secuestró ni torturó a ninguno de sus integrantes. Además, precisa que la relación del PRD con comunidades ha sido difícil en Altamirano, Las Margaritas y Ocosingo. “En todos los casos, los esfuerzos por conciliar no satisfacen ni hemos buscando deslindarnos del zapatismo, pero no somos ni sinvergüenzas ni bribones ni seguiremos en dinámica de dimes y diretes?, precisó. 10 de Agosto del 2005.

En sentido contrario, el EZLN declara que no da por concluido nada. A la dirección perredista le decimos: Hombre, con su permiso, pero nosotros apenas estamos empezando. Además, ya son varias las veces que han dicho que no van a responder y como quiera responden. Y, como esta vez, responden con mentiras. Dejando de lado eso de nos desean suerte en el recorrido por el país (nomás estábamos esperando eso, ahora ya estamos tranquilos, era su venia la que nos faltaba), dice la dirección perredista que corrigió en la cámara de diputados el yerro cometido en el Senado. Como han explicado aquí ampliamente los compañeros y compañeras de la Región Centro-Pacífico del Congreso Nacional Indígena, y de la UNOSJO de la Sierra de Juárez, en Oaxaca, los diputados del PRD, aliados con los del PAN, el PRI, el PT, el Verde Ecologista y Convergencia Democrática (si me falta uno, chicos, ahí se lo agregan) o sea todos, han completado lo que quedó pendiente en la contrarreforma indígena aprobada en el senado. Los diputados han aprobado POR UNANIMIDAD las leyes que privatizan los recursos naturales (como en el caso del agua, el subsuelo, la bioseguridad y los organismos genéticos) y que además fraccionan la Nación mexicana, con legislaciones que fueron elaboradas no en la junta de legisladores, sino en las juntas de accionistas de empresas como la Monsanto. El cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés hubiera impedido estos crímenes legislativos.

El voto perredista en el Senado no fue un yerro, fue y es parte de una política de ese partido, misma que sus diputados profundizaron y profundizan con las leyes que aprueban. Y así van a seguir haciendo, si es que se escatima la crítica y no se alza la voz, escondiéndonos detrás del pobre argumento de que no hay que hacerle el juego a la derecha y al PRI. Entonces les decimos claro que, si bien han logrado acallar muchas voces críticas a sus sinvergüenzadas espantándolas con el regreso del PRI o el resurgir de la derecha, nosotros no nos vamos a quedar callados.

Y no sólo porque el regreso del PRI se puede ya apreciar en la plana mayor del PRD y en torno a López Obrador, y porque la derecha ahora viste de negro y amarillo (después de todo, el PRD decide a quién admite en sus filas), sino porque lo que está en juego no es una lista de puestos y cargos, de nóminas y presupuestos, que se van a poner a la venta en las próximas elecciones, sino la existencia misma de una Nación, de su soberanía y de sus habitantes.

El CEN del PRD dice que acepta que en Zinacantán atacaron a los zapatistas, pero no dice que los atacantes siguen tan campantes como perredistas y que son de los apoyos de López Obrador en su campaña presidencial. Dice el CEN del PRD que no secuestró y torturó en Zinacantán. Es cierto, ahí nomás nos balaceó. Donde secuestró y torturó fue en Las Margaritas, y los autores son ahora dirigentes del PRD estatal y promotores de la candidatura de López Obrador a la presidencia.

Dos días después, el coordinador de los diputados federales del PRD y precandidato al Gobierno del Distrito Federal, el señor Pablo Gómez, siguiendo en la línea de sus compinches mandó una carta a La Jornada, publicada el 12 de agosto, dice a grandes rasgos, ahí está la carta si la quieren ver, que:

-Sí, es cierto que estuvo con Marcos y con otros dirigentes zapatistas en Guadalupe Tepeyac, pero que no hubo ningún acuerdo escrito ni hablado, dice textual: “En otras conversaciones que sostuve con líderes zapatistas y con Marcos no hubo “pacto? alguno escrito o verbal sino sólo coincidencias políticas generales?.

Pablito confunde términos, donde dice “compromiso? él pone “Pacto?. Probablemente acostumbrado a su quehacer con los panistas y priístas, piensa que está hablando con ellos. No recuerda lo que dijo en el mitin en Guadalupe Tepeyac, frente a cientos de combatientes. Lástima que no teníamos video para filmarlo.

Él se refiere a que en la carta que le mandamos a un militante perredista, que es don Fermín, hablamos nosotros de que él estableció un pacto. Nosotros no hablamos de un pacto sobre la autonomía, se habla de un compromiso, no “pacto?, con la solución justa y pacífica de nuestras demandas, y con la lucha por los derechos y la cultura indígena. Nunca hablamos sobre la autonomía ni de los Acuerdos de San Andrés.

También dice él que los legisladores del PRD, no es cierto que hayan votado en favor de la reforma constitucional sobre el tema, pues todos los diputados federales perredistas votaron en contra, al igual que los diputados locales.?

Como ya expliqué antes, Pablito es un bribón y miente: los diputados siguieron legislando en contra de la Cocopa y a favor de la contrarreforma indígena. Tal vez no se ha dado cuenta porque está ocupado en su precampaña, pero si revisa lo que han hecho los diputados que dice coordinar verá de lo que hablamos y que ahora, en esta reunión, se detalló en las intervenciones de varias organizaciones indígenas.

Dice también, nos advierte Pablito, que muchas organizaciones que vienen, tienen tratos con el PRD. Aguas, nos dice. Nosotros dijimos: cada quién ha hablado claro y no se ha condicionado. Lo único que hemos pedido es que no quieran convertir la otra campaña en un apoyo a López Obrador, al PRD o a los amnésicos convenencieros como Pablo Gómez.

Dice Pablo Gómez: En cuanto a la gravísima agresión armada de Zinacantán, creo que el PRD debe volver a deslindarse y actuar en consecuencia.

Además de bribón Pablito es un sinvergüenza: Nos dice que “cree? que el PRD debe volver a deslindarse y actuar en consecuencia. Olvida decirnos que él es el coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en la cámara de diputados, y que ya lo era cuando fuimos atacados, y que guardó silencio en esos días por simple cálculo político: el PRD estaba hasta el cuello por el escándalo de los vídeos. Él decidió callar sobre Zinacantán, porque vale más un video que un indígena, sobre todo si el indígena no es perredista.

Entonces queremos decirles aquí a los dirigentes del PRD y a sus funcionarios, que no sigan con mentiras, que mejor busquen buenos argumentos para debatir porque si no, además de pensar que son bribones y sinvergüenzas, vamos a concluir que también son… tontos.

Ya para terminar (por esta vez, porque vamos a seguir más luego). El único argumento que, hasta ahora, han esgrimido es que le estamos haciendo el juego a la derecha y, criticando al PRD y a López Obrador, y así vamos a provocar el regreso del PRI.

Dicen que con nuestra actitud estamos tomando posición contra una izquierda que consideramos inconsecuente para favorecer a una derecha consecuente. Pues lo pensamos compañeros, estuvimos buscando la diferencia entre izquierda inconsecuente y derecha consecuente. Dejando de lado que el PRD se ha aliado a esa derecha consecuente en las elecciones de varios estados, entre otros en Chiapas, ¿cuál es la diferencia? ¿El color? ¿Qué una es negra amarilla y la otra azul o tricolor? ¿Las siglas? ¿El escudo o logotipo? ¿El nombre del candidato?

No, sí hay una diferencia entre una izquierda inconsecuente y una derecha consecuente. La diferencia está en que ambas hacen lo mismo, pero una dice que no lo va a hacer.

Más que una revisión profunda de sus propuestas, de sus líneas de acción política, de sus alianzas, de su proyecto de país, el PRD y López Obrador, esgrimiendo la amenaza del retorno de Salinas vía PRI o vía PAN (y olvidando cuidadosamente que ya regresó vía PRD y vía equipo de López Obrador), nos piden a todos que les demos impunidad, fuero, y, para usar términos neoliberales que tanto les gustan ahora, les firmemos, todos, no un cheque en blanco, sino uno con la clara indicación de que destruyan nuestra Patria, destrucción que inició con los gobiernos priístas, siguió con esta especie de comedia que ha sido el gobierno del PAN, y pretende continuarse, ahora con el PRD.

Lo repito: toda la clase política, PRI, PAN, PRD, y los partidos pequeños, será objeto de nuestra crítica. Para nosotros y, por lo que hemos visto en los últimos días en las adhesiones a la Sexta, para mucha gente más, son lo mismo con colores diferentes. Y no porque nos hayamos convertido en el nuevo tribunal que otorgue diplomas, sino porque esa ha sido y es la práctica de esas organizaciones políticas.

Sobre el debate de ideas, propuestas, historias, nada más les decimos que nos disculpen si ahora estamos tardando días en responderles. Es porque todavía estamos acá y tardan en llegar y salir las palabras. Ya que salgamos no vamos a tardar tanto, el mismo día les respondemos y, si gustan, una o varias veces podemos echarnos debates simultáneos: mínimo 7 de ustedes, uno de nosotros; ustedes sin límite de tiempo y de número de intervenciones; nosotros, una intervención y con límite de tiempo. A lo mejor así aprenden a debatir ideas, argumentos y propuestas, en lugar de, como cuando debaten entre sí, intercambiar guiños y caricias.

Mientras tanto, sigan con sus entrevistas, declaraciones, columnas, artículos, rumores, conciliábulos, cartones humorísticos y caricaturas; nosotros seguiremos hablando y, sobre todo, escuchando a otros como nosotros, a otros a quienes, también como a nosotros, ustedes, los de la clase política, han despreciado, humillado y reprimido.

Si somos tan pocos y tan marginales como dicen que somos y ustedes son tan buenos como dicen ser en tiempos electorales, no tienen nada qué temer. La otra campaña será entonces una anécdota más en la larga lista de despropósitos de la izquierda marginal y de muchos que no saben explicar mero qué son, pero sí son claros en lo que no son.

Si, por el contrario, la otra campaña crece, se convierte en un movimiento nacional, amplio, con legitimidad y apoyo, pues entonces ustedes, los que están arriba, en tiempo electoral o ya en los gobiernos, tendrán que empezar a mirar hacia abajo y dar respuestas y soluciones satisfactorias, o si no, pues qué les podemos decir, tendrán entonces que empacar sin esperar a que se cumplan los tres años que señala López Obrador como plazo para revocar el mandato.

Gracias compañeros.

Leave a comment »

Carta del Sup a Don Fermín Hernández

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

8 de Agosto del 2005.

A: Don Fermín Hernández.
De: SupMarcos.

Don Fermín:

Reciba el saludo de todos nosotros. Hemos leído con interés y respeto la carta de usted que, junto a otras, publica El Correo Ilustrado de La Jornada el día de hoy. Quisiéramos pedirle a usted la paciencia y nobleza para leer estas líneas que le escribimos y, ojalá. La Jornada, generosa como siempre, las publicara para que usted y otros, que como usted se sienten desconcertados por lo que estamos diciendo y haciendo, pudieran conocer más de el por qué de lo que estamos haciendo. Fíjese usted que no pretendo convencerlo de que nos apoye o que abandone sus convicciones (que adivino profundas y consecuentes), sólo le pedimos, a usted y a otros, que traten de comprender, de comprendernos.

Hay, en efecto, muchos compas que, como usted, apoyaron la lucha zapatista por los derechos y la cultura indígenas. Sin estar en templetes o en las fotos de las primeras planas, personas como usted hicieron posible, primero, que se detuviera la guerra; después que se nos escuchara; más luego nos apoyaron en todas las iniciativas pacificas que, con el objetivo de recuperar para los indígenas un lugar en esta Nación, emprendimos en estos casi 12 años. No todas, pero muchas de esas personas, como usted, militan en el PRD o simpatizan con esa organización política y, además, ahora tienen las esperanzas y el empeño en que López Obrador y el PRD conquisten la presidencia de la República y que, con esto, cambien las cosas en nuestro país con un gobierno de izquierda. Hay algunas personas como usted (créame que, por lo que le contaré más adelante, son muy pocas) que se sienten identificadas con las siglas del PRD y, al mismo tiempo, con la lucha del EZLN, y sienten que ambas luchas deberían caminar juntas o, al menos, coincidir en lo fundamental. Y sienten que no sólo no es contradictorio ser perredista y apoyar al zapatísmo, sino que es lo lógico. Y no sólo apoyar al zapatísmo, sino apoyar cualquiera de las luchas que, grandes o pequeñas, se levantan en nuestro país por democracia, libertad y justicia. Entonces pues se enojan, irritan o, en el mejor de los casos (que me parece que es el suyo, Don Fermín), se desconciertan, y se preguntan qué pasó. Y bueno, Don Fermín, pues pasó lo que pasó. Déjeme le cuento:

En 1994 llegaron hasta acá, invitados por nosotros, algunos dirigentes del PRD. Vino, por ejemplo, Don Pablo Gómez. El señor Gómez es hoy coordinador de los diputados federales del PRD y ha declarado que el PRD no puede traicionar al EZLN porque “nunca hemos firmado nada con Marcos, porque él no ha querido nunca ningún convenio? (en el mismo sentido, el relevo de AMLO en el DF, Alejandro Encinas -mientras espera nervioso la exhibición del video donde tiene el papel estelar-, ha dicho que no hay traición porque nunca hemos sido aliados -el PRD y el EZLN-).

Bueno, pues vino Don Pablo Gómez y habló con nosotros. Nos dijo que apoyaba la lucha de los zapatístas, aclarando puntualmente que no estaba de acuerdo con la lucha armada, que nuestra causa era justa y que haría lo posible porque nuestras demandas encontraran una solución justa y pacifica. Por lo que dice ahora el señor Gómez, en lugar de creer en su palabra, debimos haberle pedido que firmara un papel con ese compromiso, porque, en efecto, él puede argumentar que nunca se comprometió con la lucha por los derechos y la cultura indígenas (ojo: con esa lucha, y no con la lucha armada) y, puesto que nunca firmó ningún documento, no se puede hablar de traición.

Y no sólo Don Pablo Gómez, también llegaron hasta acá otras personas. Por ejemplo el señor Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (entonces candidato del PRD a la presidencia de México y, por mucho tiempo, líder natural e incuestionable del PRD, además de ser, entonces, un referente de la lucha pacifica por democracia, libertad y justicia para los mexicanos). Hablamos con el señor Cárdenas y él se comprometió a lo mismo que el señor Gómez. Cierto, no nos firmó ningún papel con ese compromiso.

Vinieron muchos más, casi toda la plana mayor del PRD (la mayoría sin haber sido invitados, sino “colados? cuando venía Cárdenas Solórzano, a quien sí invitábamos) y siempre dijeron, remarcando que no estaban de acuerdo con la lucha armada, que apoyarían lo lucha de los indígenas zapatistas. En 1996, no recuerdo qué estábamos haciendo en San Cristóbal de Las Casas, pero entonces nos reunimos con Jesús Ortega y algunos más que lo acompañaban. Nos dijeron lo mismo. No, tampoco firmaron nada. Por esas fechas también nos encontramos con López Obrador, entonces presidente del PRD, que nos dijo lo mismo y que no firmó ningún papel.

Entonces, en lo que a eso se refiere, se puede decir que todos los que ahora dicen que el EZLN no puede hablar de traición del PRD porque nunca se firmó nada, tienen razón. En todo caso el error es nuestro, porque no debimos haber creído en su palabra hablada. Ya ve usted que siempre se aprende. Ahora hemos aprendido esto: para el PRD no vale nada que no haya sido filmado… perdón, firmado.

Bueno, pero resulta que, como recordará usted, hubo un diálogo con el gobierno federal y se llegaron a unos acuerdos, los Acuerdos de San Andrés. En ese entonces, los partidos políticos que tenían diputados y senadores, formaron una comisión que se llamó “Comisión de Concordia y Pacificación?, la Cocopa. Bueno, pues los Acuerdos se firmaron, pero no se cumplían. El trabajo de la Cocopa era ayudar a conseguir un acuerdo entre el EZLN y el gobierno federal, así que se ofreció a preparar una propuesta de ley que cumpliera esos acuerdos en lo que se refiere a reformas constitucionales. Entonces estaban en la Cocopa, entre otros, el hoy distribuidor en Chíapas de la fábrica de láminas “Zintro Alum “, Luis H. ?lvarez, y el hoy secretario de Turismo Rodolfo Elizondo, ambos por el PAN. También estaban, entre otros del PRI, Jaime Martínez Veloz y Pablo Solazar Mendeguchía. Por el PRD estaban el hoy finado Don Heberto Castillo y Juan N. Guerra, junto con otros perredisías. Por el PT estaba José Narro.

Menciono a esos especialmente porque fueron los legisladores con los que tuvimos más contactos directos y porque, salvo en el caso de Don Heberto Castillo, pueden desmentir o confirmar lo que ahora le cuento.

Bueno pues se reunieron los de la Cocopa y ahora si que toparon pared, porque el Zedillo no quería cumplir los acuerdos y el EZLN no quería volver a negociar lo que ya se había acordado. Entonces pensaron que había que hacer una nueva propuesta, una que no fuera ni la de Zedillo ni la del EZLN. Se reunieron con nosotros y nos presentaron lo que luego se conocería como “Iniciativa de Ley Indígena Cocopa?. Nos dijeron que era todo lo que podían hacer y que, si el EZLN y Zedillo no la aceptaban, pues hasta ahí nomás llegaban y en consecuencia, renunciarían a la Cocopa. Nosotros aceptamos. Zedillo dijo primero que sí, y luego que no. Lo que pasó después ya se conoce y no lo voy a repetir, pero resulta que aquí encontré el original de esa iniciativa y ese documento sí tiene la firma de los legisladores del PRD. Tal vez Don Pablo Gómez, Alejandro Encinas y la runfla de patanes de la jerarquía perredista (el momento de mandarle esto leo las declaraciones del patético Cota) que han dado declaraciones a diestra y siniestra, desconocen ahora esas firmas.

Mire Don Fermín, que el PAN luego se desdijera y sus legisladores votaran en contra de la iniciativa que ya habían aprobado, se puede entender. Después de todo, esa derecha ha crecido traicionando los principios democráticos que le dieron origen como fuerza electoral, y su desprecio a los indígenas (y en general a toda la gente humilde) está tan arraigado que podría estar en su declaración de principios sin contradecir ninguno de ellos. Del PAN, y de la derecha que en él encuentra espacio para golpear sobre el yunque la historia de México, sólo hay que esperar estupidez vestida con trajes de marca… y crímenes ocultos detrás de ellos. Ya verá usted cuando el candidato del PAN empiece su campaña: el Fox parecerá una eminencia comparada con ese señorito tonto y balbuceante.

Que el PRI desconociera lo que había acordado no era sino refrendar su historia: la prostitución de la política; haber creado la sentencia de “la política es el crimen perpetrado por otros medios? y refrendarla con la sangre de opositores… y correligionaríos; la ley de Herodes como declaración de principios; el racismo elevado a rango constitucional. Si el candidato priista es Montíel o Madrazo no cambiará nada en los “usos y costumbres? de ese partido: seguirán siendo el brazo político del crimen organizado… y los que se gradúen en el PRI se pasarán luego al PRD, dependiendo de cómo vayan las encuestas en las campañas electorales y de quien gane la elección.

Pero que el PRD traicionara su palabra era algo que entonces no entendíamos. Podríamos entender que no tuviera ningún interés en cumplir la palabra QUE FIRMÓ con el EZLN (ya aclararon que no cumplen lo que dicen hablado), después de todo, sólo somos unos “pinches? indígenas alzados. Pero no entendíamos por qué ignoraba toda la movilización que se dio en torno a la iniciativa de ley Cocopa, por qué desdeñaba a los pueblos indios y a las organizaciones indígenas (algunas afines al PRD) que habían hecho suya la demanda de reconocimiento constitucional de los derechos y la cultura indígenas.

No lo entendíamos Don Fermín, pero esperamos. Tal vez alguien se iba a tomar la molestia de explicarnos y darnos alguna razón, aunque fuera absurda (algo así como lo que está de moda ahora: “si hubiéramos reconocido las demandas indígenas le hubiéramos hecho el juego a la derecha y a Salinas, además de abrir la puerta para retorno de Madrazo y el PRI, por eso no cumplimos lo prometido “), pero no.

Aún así pensamos que, como luego dicen, las bases perredistas, ésas de las que se dice que son también zapatístas, iban a protestar y a movilizarse y a exigir, lo menos, la destitución de los legisladores perredistas que habían cometido ese atraco. Pero no pasó nada, Don Fermín. Se dijo que había sido un error táctico, pero elPRD siguió legislando en contra de la Ley Cocopa. Tampoco pasó nada. Pensamos que ni modo, seguramente las bases perredistas “zapatístas? tenían sus razones para no hacer nada.

Quedamos entonces heridos, con esa sensación de haber sido burlados otra vez (esa sensación que abajo se conoce muy bien), frustrados, porque habíamos concentrado en ese esfuerzo toda nuestra energía… y le habíamos pedido a mucha gente, gente como usted Don Fermín pero que no es perredista, que hiciera lo mismo junto con nosotros. Entonces pensamos que habíamos cometido un error y que nunca más apostaríamos nada a una institución del Estado ni a los partidos políticos que se disputan su conducción. Como usted sabe, nosotros nos replegamos a fortalecer la autonomía indígena y se crearon los caracoles y las Juntas de Buen Gobierno.

Y entonces pasó lo que pasó: el gobierno perredista de Zinacantán le cortó el agua a unos compañeros bases de apoyo de ese municipio, los compañeros acudieron a la Junta de Buen Gobierno, la Junta buscó acuerdo con diálogo, los perredistas se negaron, la Junta vio la manera de mandarles agua. Ojo Don Fermín: no se decidió mandarles una unidad militar zapatista para defenderlos del gobierno perredista, sino que se decidió mandarles agua. Los perredistas se burlaban de los compañeros diciéndoles que estaban solos, que nadie les hacía caso, que para el gobierno perredista no valia nada eso que estaban haciendo los zapatístas de la autonomía. Asi pasó el tiempo.

. Entonces los compañeros pensaron de hacer una marcha para llevar el agua y para demostrar que las bases de apoyo sapatístas de Zinacantán no estaban solas y que caminaban con el apoyo de todo el EZLN. A mí me consultaron y recomendé una vigilancia estricta para que nadie de los compas, ya “calientes? como decimos, se peleara a golpes con los otros. Sólo llevar el agua y decir que no están solos. Llegó la marcha, entregaron el. agua y echaron su discurso (léalo Don Fermín, puede encontrarlo en La Jornada def fechas posteriores a la marcha, 10 de abril del 2004, y diga usted si no era una invitación hacer acuerdos). Cuando ya se retiraban los compañeros, se encontraron con el camino bloqueado con troncos y, cuando estaban quitándolos, empezó la balacera. El orden y la disciplina de los compañeros permitieron el repliegue y que aquello no se convirtiera en una matanza, pero varios compañeros quedaron heridos de bala. Ninguno de los heridos, Don Fermín, era de Zinacantán, sino de otros municipios zapatístas y estaban ahí para llevarle agua a sus hermanos de lucha no para atacar a los perredistas.

Uno de tos agredidos tiene una bala en la cabeza. Sí, ahí la tiene todavía. Un milímetro más a un lado o a otro y hubiera muerto. Es más, los médicos le dejaron la bala porque el sólo intentar quitársela podía provocarle la muerte. Ahí anda el compa, con una bala en la cabeza. Pero sabe qué. Don Fermín: esa bala no la dispararon los paramilitares del PRI o los comandos clandestinos del YUNQUE (o sea del PAN), sino los del PRD, los de un gobierno perredista. Se dijeron entonces muchas cosas (el gobierno de Chiapas, demostrando que la estupidez no es prerrogativa de una corriente política, dijo que los zapatístas habían montado una provocación), pero no pasó nada.

Esperamos si es que las bases perredistas zapatístas iban a protestar, pero no pasó nada. Sólo hubo una carta (se puede encontrar en El Correo Ilustrado de La Jornada de esos días). Don Fermín, de un hermano perredista que condenaba el hecho, además de una tibia declaración del PRD estatal y ya. Nada. Los perredistas siguieron en el gobierno de Zinacantán, fueron candidatos por el PRD en la elección posterior, siguen en el Poder y fueron los primeros en formar una de las “redes ciudadanas? de apoyo a AMLO.

¿Y sabe por qué empezó todo ese asunto de Zinacantán, es decir, por qué el gobierno perredista les cortó el agua a los compañeros? Bueno, porque las bases de apoyo zapatístas no quisieron agarrar los cargos que les ofrecían los perredistas, porque, dijeron los compas para argumentar el rechazo, “los zapatistas no luchan por ser gobierno?. Para presionarlos a que agarraran el cargo fue que les cortaron el agua. Si Don Fermín, los perredistas nos atacaron a balazos porque no queremos cargos gubernamentales.

Bueno, pero no sólo fue el voto perredista en contra del reconocimiento de los derechos y la cultura indígenas, ni sólo la agresión en Zinacantán. Resulta que, meses antes, en otra zona, una que nosotros llamamos “Selva Fronteriza? y que es donde está La Realidad, un indígena que no es zapatísta presentó una denuncia por robo en contra de otro que tampoco es zapatista. La autoridad autónoma investigó y determinó que era cierto lo del robo, detuvo al delincuente, quien aceptó la culpa, y determinó que permanecería preso hasta que le repusiera al afectado la cantidad robada. Puede usted, Don Fermín, ver en La Jornada de esos días cómo estuvo: a La Realidad llegaron organizaciones no gubernamentales de derechos humanos y confirmaron que el detenido no había sido torturado, se encontraba en buen estado de salud y no habían sido violados ninguno de sus derechos. Bueno, pues resulta que la CIOAC perredista de esa zona, decidió que lo que había hecho la Junta estaba mal. No, Don Fermín, no fueron a hablar con la Junta. Lo que hicieron fue secuestrar a varios compañeros (algunos no zapatístas sino militantes de otra organización), y mantener retenido un camión de la Junta. A los secuestrados los torturaron y a uno, un compañero zapatista, lo trajeron de un lado a otro (?para que no lo fueran a rescatar los del EZLN?), en condiciones humillantes. No, no fue la policía. No, tampoco el ejército. Si, fueron los perredistas. Los dejaron todos golpeados. Luego intervino el gobierno estatal y cubrió la cantidad robada. El detenido fue liberado y el acusador obtuvo satisfacción a su demanda de justicia. Ya sabe cómo es el humor zapatista, los compañeros le cambiaron el nombre al camión (es una costumbre el ponerle nombre a los vehículos) y ahora se llama “El Secuestrado?. Lo que le cuento, Don Fermín, no fue de unas horas, fueron días. Igual le puedo contar de agresiones y hostigamientos de la ORCAO perredista en los municipios de Ocosingo y Altamirano. ¿Hubo alguna declaración del PRD? ¿Alguna protesta de las bases perredistas por lo que hacían sus compañeros de partido en contra de nosotros? No.

Sumamos Don Fermín. Sumamos y sacamos la cuenta de todo lo que pasa: las injusticias; los silencios frente a ellas con el argumento de “no hay que hacerle el juego a la derecha?; el mirar para otro lado porque, al fin y al cabo, “son sólo unos pinches indios?; los cálculos tácticos y estratégicos de “todo se vale “para llegar al Poder, aunque se haga lo mismo que se dice combatir. Pregunte usted Don Fermín, pregunte si los perredistas que viven dentro de los territorios zapatístas han sido atacados con armas de fuego, pregunte si han sido secuestrados y torturados. Verá que no. Verá que no respondimos a esas agresiones con violencia. Respondimos con paciencia. Esperamos.

Ya ve. Don Fermín, que para nosotros usted no es “un pobre pendejo?, sino una persona sincera, noble y consecuente, que siente que algo está mal en todo esto que está pasando. Y sí, algo está mal, pero no es de ahora. Tal vez comprenda ahora por qué estamos enojados, indignados, rabiosos.

Por lo demás Don Fermín, verá usted que, si nos equivocamos, le pediremos disculpas a usted y a todo al que haya qué pedírselas. Usted, y todos, saben que así hacemos, que cuando nos equivocamos lo decimos claramente. Porque tal vez nos estamos equivocando y sí debemos apostar todo a una persona, y aun partido político que nos ha hecho todo lo que nos ha hecho. Tal vez debemos quedarnos esperando a que venga de arriba lo que ahora pensamos que tenemos que construir desde abajo. Tal vez nos equivocamos al denunciar que hemos sido engañados, agredidos, burlados. Si todo esto ocurre, verá usted que diremos públicamente que cometimos un error y le pediremos disculpas a todos los que lastimamos con nuestra palabra (y nunca con balazos, secuestros y torturas). Pero mientras tanto seguiremos expresando el sentimiento de nuestros pueblos, la rabia y la indignación ante el cinismo y la desmemoria del PRD. Así que ahí perdone usted. Don Fermín, pero vamos a seguir dando la lata.

Otra cosa Don Fermín. Entendemos que algunos medios de comunicación, siempre que decimos algo, resalten más lo que sea en contra del PRD y de AMLO. Y es que, ¿sabe usted?, quieren meter en cintura a López Obrador. No les gusta que ande tan a la libre, hamaqueándose mientras sus compinches dan la cara por él. Y al revés, AMLO quiere. meter en cintura a los medios de comunicación, hacerlos a su modo. Uno y otros usan lo que tienen a la mano: los medios buscando los lados flacos del perredismo (que, dicho sea de paso, son muchos) y López Obrador ubicando toda crítica como un complot de Salinas de Gortari, el PRI y la derecha. Así está. Pero verá usted que terminarán por arreglarse, síempre terminan por arreglarse. Entonces verá que todo lo de “la otra campaña? deja de ser noticia importante, se va a “interiores?, se convierte en una notita perdida por ahí, y luego desaparece por completo, lejos de lo que alguien llamó “el público?. Entonces la “otra campaña?, y con ella la Sexta, seguirán en su empeño de otra forma de hacer política, construir un programa nacional de lucha anticapitalista y pugnar por una nueva constitución.

Así que como quiera por ahí vamos a andar nosotros, Don Fermín. Van a estar las campañas electorales y por ahí vamos a andar. Tal vez López Obrador va a hacer campaña a donde usted vive. Si puede, pregúntele si es que va a privatizar la industria eléctrica, el petróleo, el agua, la seguridad social, la educación. López Obrador le va a decir que no va a privatizar. Claro que usted se va a poner contento y va a pensar “Pinche Comanche, se equivocó?. Pero no se quede con eso, Don Fermín, y siga preguntando. Pregúntele qué va a hacer entonces y AMLO le va a responder que va a “promover la co- inversión?. Usted se va a quedar pensando y se le va a quedar dando vuelta a esa palabrita. Luego va a investigar qué quiere decir “co-inversión? y se va a enterar que así se dice cuando una parte del dinero en una industria la pone el Estado y la otra la pone el capital privado. Pero usted sígale, verá también que eso significa que una parte de esa industria es propiedad del Estado y la otra parte es propiedad privada. Entonces va a entender que no se va a privatizar todo de una vez, sino parte por parte. O sea que se va a vender una parte de la Patria, luego otra, y otra, y otra, hasta que no quede nada.

Oiga Don Fermín, si ya se pudo acercar a AMLO, pregúntele también por qué, sí dice que todo lo que es critica proviene de Salinas de Gortari, del PRI y la derecha, está entonces rodeado de puros salinistas, expriístas y derechistas. Y pregúnteles a los dirigentes del PRD por qué han convertido al partido en una máquina de reciclaje para lo peor del priísmo, una pista de circo más para los que brincan al compás del presupuesto. Pregúntele a AMLO por qué. si muchos suponen que su proyecto es de izquierda, su “Proyecto Alternativo de Nación? no lo es. Pregúntele por qué apoya a Marcelo Ebrard para el gobierno del DF si no es de izquierda. Pregúntele por qué a los gringos y a los empresarios les o/rece un gobierno de centro, “facilitador de la inversión privada? (o sea favorable a los ricos), y al resto les dice que es de izquierda (o sea favorable a los pobres). Pregúntele, tal vez a usted sí le responde, porque nosotros señalamos todo eso (y muchas cosas más) y él respondió que está contento, durmiendo en hamaca para no sofocarse.

Después van a pasar las elecciones. Don Fermín, y por ahí vamos a andar. Tal vez la mayoría del pueblo mexicano apoya con votos a López Obrador y al PRD. Si no les reconocen el triunfo, usted y muchos como usted se movilizarán, y créame que nosotros estaremos a su lado, hombro con hombro luchando contra esa injusticia y denunciándola, justo como hicimos cuando lo del desafuero. Pero tal vez ganan y les reconocen el triunfo. Tal vez llegan a la presidencia de México. Tal vez resulta que López Obrador les echó mentiras a los gringos y a los empresarios, y no les va a cumplir lo que les está prometiendo. Tal vez sí se inicia entonces una gran transformación del país, una transformación de izquierda. Pues qué le digo Don Fermín, pues va a haber mucha bulla, alegría, fiesta. Tal vez entonces usted vea por ahí, en su pueblo, un cartelito que invita a una reunión para “la otra campaña?. Y va a oír que andan hombres y mujeres preguntando a la gente cómo es su lucha, cómo se organizan, qué piensan del mundo, de nuestro país, de su lugar. Tal vez usted vaya para saber de qué se trata. Tal vez me vea ahí y se me ponga enfrente y me diga “Comanche, yo soy el Don Fermín de aquella carta?. Yo lo voy a mirar y voy a sonreír. Usted va a sonreír también y me va a decir: “pinche Comanche, te equivocaste “. Y yo le voy a decir: “pinche Don Fermín, me equivoqué?. Y ni usted ni yo nos vamos a sentir ofendidos por lo de “pinche “. Y nos vamos a dar un abrazo fuerte, y vamos a sonreír, los dos, juntos, y vamos a estar contentos los dos: usted porque nos equivocamos, y nosotros también porque nos equivocamos.

Pero oiga Don Fermín, ¿verdad que si no nos equivocamos, usted y quienes son como usted, ya no se van a quedar callados si no se reconocen los derechos indígenas, si nos atacan, sí nos secuestran, si nos torturan, si los gobernantes del PRD no cumplen lo que prometen, si se sigue vendiendo nuestra Patria, completa o en partes, si siguen la corrupción y las traiciones? ¿ Verdad, Don Fermín, que no van a quedarse sin hacer nada argumentando que no hay que hacerle el juego a Salinas, al PRI y a la derecha? ¿ Verdad, Don Fermín, que no nos van a volver a dejar solos, como nos dejaron desde el 2001?

Vale. Salud y no le mando un abrazo porque sé que está enojado, asi que queda pendiente.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Agosto del 2005

Leave a comment »

Carta del Sup a Don Benito Rojas

Zapatista Army of National Liberation

Mexico

August 8, 2005

To: Don Benito Rojas Guerrero
From: Subcomandante Insurgente Marcos

Don Benito:

We send our greetings, and we are writing you in order to comment on some things in your letter which was published in Correo Ilustrado [Letters to the Editor] in today’s La Jornada. Since my understanding is that it was summarized due to space requirements, I will only touch on what was published.

First – When we referred to the scoundrels and crooks in the PRD, we were talking about, and we will be talking about, the same ones whom you noted as being inconstant, who hijacked the party, to those whom ideas and principles don’t matter, who use the PRD (and people like you) for their personal interests. That is how those attending the August 6 encuentro understood it, and that is how, according to what I’ve seen in various publications, it was understood by other PRD members who are dissatisfied with the direction their party has taken (like Marcos Rascón). I know you would prefer it if the distinction were to be made, but what always happens is, in differentiating, they hide behind that to say “they’re not talking about us,? or they accuse their current rivals (in the fight for positions and jobs). And it is those rascals and crooks who are leading the PRD and who are surrounding López Obrador. And they are the ones who are responsible for our current position, because, in addition to everything you point out, we would add those attacks which they’ve made on us.

Second – I have reviewed the articles and reports by Elio Henríquez and Hermann Bellinghausen who were present at that meeting for La Jornada, as well as the recording and transcription of what I said in the two speeches I made on August 6. At no point did I say “you’re with López Obrador or you’re with the EZLN.? If you review the articles by the two journalists, the recording and the transcription (which will be available, complete, on the Revista Rebeldía web page), you will see that not only did I not say that, but, in addition, some of the statements speak to the exact opposite. As you can see for yourself in the articles, and by speaking to any of those present, a compañero from one of the organizations of the left who was there expressed his concern that a condition of joining “the other campaign? was that one had to be against AMLO. To which I responded: “It’s not a condition for being here, being against him or anyone. What is clear is that we can’t tie the other campaign to the election campaign. We have to be very clear about that, we’re not going there.? I can also tell you that another compañero from another organization defended, in a long speech, the position that AMLO had to be supported (he even went so far as to compare AMLO with Hidalgo, Morelos, Zapata, Villa…and the Virgin of Guadalupe). When one of those attending the meeting, irritated more by the length of the speech than by what he was saying, tried to silence him, we intervened in order to ask that we listen to everything that compañero wanted to say.

Ask that person if he were run off, or mistreated, or if we behaved rudely to him (at the end, he gave us several books, so that we could learn more about his organization’s positions). We did not shoot him, we did not kidnap him, we did not torture him, nor did we beat him, nor did we harass him. Like the PRD did with our compañeros in Zinacantán, Las Margaritas, Altamirano and Ocosingo (those are indeed examples of the application of the “Bush doctrine? of “if you’re not with us, you’re against us…and we’ll attack you?). Believe me, all the thoughts that were expressed there were respected. But also believe me that we shall make it quite clear that we do not share those [thoughts] that say the PRD and AMLO have to be supported.

Third – What we are doing, Don Benito, is not a result of decisions made by the subcomandante, but by the entire EZLN, backed by an internal consulta, following an analysis and discussion about the consequences and responsibilities of what we are doing and will be doing: criticizing the political class (of which the PRD forms part) and trying to build an alternative of the left to it (including an alternative of the left in the face of the PRD) with another way of doing politics and with the objective of a new constitution. I believe, with pride, that if anyone has demonstrated that they assume responsibility for the consequences of what they do, it is the EZLN.

Fourth – We could invite you and those, like you, who are in the PRD and who are honest and consistent, to come and speak with us, and in that way try to convince us to support López Obrador and to accept our being led by those who despise and repress us. We could try and convince you to leave the PRD and not to continue supporting, by your presence, a politics that has nothing revolutionary nor democratic, let alone leftist, about it. Better that you make another organization and join the “other campaign? under the same circumstances of equality and respect which we have already agreed to with other political organizations. We do not do so because it is not our way to tell anyone what they should or should not do. Everyone knows where they are, and, in effect, as you pointed out, assumes the consequences and responsibilities for their decisions.

Fifth – I do not know why you say we are ungrateful when we criticize the PRD. Should we have been thankful after the vote on the indigenous counter reform, after the attacks, the beatings, the harassment and armed attacks we have suffered? After the complicit silence “in order not to play along with the right??

Sixth – Those crooks and scoundrels of the PRD are, in addition, cheats. They pretend they are indignant about what we say, but they don’t take their eyes off the polls, and they breathe easily: distancing themselves from zapatismo has always been their obsession, and now “the one possessed,? Marcos, is solving that problem. Speak with them, and, if they are sincere (which I doubt), they’re going to tell you that they’re happy. That it’s no longer necessary to say they are “centrist? in order to win conservative votes, because the stridency of the one on the psychoanalyst’s couch (the Sup) has automatically placed them in that (nonexistent) political region. Now no one can accuse AMLO and the PRD of being radical, because the radicals are in the “other campaign.? And now the PRD can continue talking with the big businessmen and the most conservative sectors, warning them that, if they don’t support López Obrador, the option of the radical left could grow, shouting, “with a few kilos more,? “from the mountains of the Mexican southeast.?

Look, Don Benito, none of the PRD “leaders? (who represent you and others like you) have really responded to what we pointed out. On the contrary, they have resorted to the trick of answering as if what the EZLN were complaining to the PRD about was their not supporting their armed struggle. There you have it: they’re scoundrels and crooks.

Seventh – Don Benito, I know that you, and many like you, are deeply upset by our position. We will always receive the criticisms and reflections of people like you with respect and seriousness. And be assured that we will not resort to the methods the PRD uses to confront those who don’t share their policies, methods with which that party has confronted us ever since their betrayal of the constitutional recognition of indigenous rights and culture.

I won’t take any more of your time, Don Benito. I hope that, through the Revista Rebeldía web page or by any other means you find convenient, you will send us your complete letter. We are interested in learning of it. Meanwhile, once again, our greetings and respect.

>From the mountains of the Mexican Southeast

Subcomandante Insurgente Marcos

Mexico, August of 2005


EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

8 de Agosto del 2005.

A: Don Benito Rojas Guerrero.
De: Subcomandante Insurgente Marcos.

Don Benito:

Lo saludamos y le escribimos para comentarle algunas cosas de su carta, publicada en el Correo Ilustrado de La Jornada de hoy. Como entiendo que se trata de una carta resumida por el espacio, sólo tocaré algo de lo que se señala en lo publicado.

Primero.- Cuando nos referimos a los bribones y sinvergüenzas que están en el PRD, hablábamos, y hablaremos, de los mismos a quienes usted señala como inconsecuentes, que secuestraron al partido, a quienes no les importan las ideas y principios, que utilizan al PRD (y a gente como usted) para sus intereses personales. Así lo entendieron los asistentes al encuentro del 6 de agosto, y así lo entendieron, por lo que veo en diversas publicaciones, otros militantes perredistas que están inconformes con el rumbo que ha tomado su partido (como Marcos Rascón). Sé que usted preferiría que se hiciera la distinción, pero lo que siempre ocurre es que, en la diferenciación, se escudan esos para decir “no están hablando de nosotros? o acusan a sus rivales en turno (por la disputa de puestos y cargos). Y son esos bribones y sinvergüenzas quienes dirigen al PRD y quienes rodean a López Obrador. Y son ellos los responsables de nuestra actual posición, porque, además de todo lo que usted señala, nosotros agregamos las agresiones que han promovido en contra nuestra.

Segundo.- He revisado las crónicas y reportajes de Elio Henríquez y Hermann Bellinghausen, quienes, par parte de La Jornada, estuvieron presentes en esa reunión; así como la grabación y la trascripción de lo que dije en las dos intervenciones que hice el día 6 de agosto. En ningún momento dije “estan con López Obrador o están con el EZLN?. Si usted revisa las crónicas de los dos periodistas, la grabación y la trascripción (que estará disponible, completa, en la página de la Revista Rebeldía) verá usted no sólo que no dije eso, sino que, además, partes de las intervenciones van precisamente en el sentido contrario. Como podrá usted constatar en las crónicas, y hablando con cualquiera de los asistentes, un compañero de una de las organizaciones de izquierda asistentes manifestó su preocupación porque fuera condición para entrar a “la otra campaña? el estar contra AMLO, a lo que yo respondí: “no es una condición para estar aquí, el estar en contra de él o de nadie, lo que si está claro es que no podemos enganchar la otra campaña a la campaña electoral, en eso sí tenemos que ser claros, no le entramos?. También le podrán contar que otro compañero de otra organización defendió, en una larga intervención, la posición de que había que apoyar a AMLO (incluso llegó a comparar a AMLO con Hidalgo, Morelos, Zapata, Villa… y la Virgen de Guadalupe). Cuando algunos de los asistentes, irritados más por lo largo de la intervención que por lo que decía, pretendieron callarlo, nosotros intervenimos para pedir que escucháramos completo lo que ese compañero quería decir.

Pregunte usted si a esa persona se le corrió o se le maltrató o fuimos groseros con él (al final nos regaló varios libros, para que conociéramos más de los planteamientos de su organización). No lo balaceamos, ni lo secuestramos, ni lo torturamos, ni lo golpeamos, ni lo hostigamos; como sí hizo el PRD con compañeros nuestros en Zinacantán, Las Margaritas, Altamirano y Ocosingo (ésos sí son ejemplos de la aplicación de la “doctrina Bush? de “si no están conmigo, entonces están contra mí… y los ataco?). Créame que se respetaron todos los pensamientos ahí manifestados, pero créame que dejaremos claro que no compartimos los que se refieren a que hay que apoyar al PRD y a AMLO.

Tercero.- Lo que estamos haciendo. Don Benito, no es consecuencia de decisiones tomadas por el subcomandante, sino por todo el EZLN, respaldadas por una consulta interna, después de un análisis y discusión sobre las consecuencias y responsabilidad de lo que hacemos y haremos: criticar a la clase política (de la que forma parte el PRD) y tratar de construir una alternativa de izquierda a ella (incluyendo una alternativa de izquierda frente al PRD) con otra forma de hacer política y con el objetivo de una nueva constitución. Creo, con orgullo, que si alguien ha demostrado que asume las consecuencias y responsabilidad de lo que hace, es el EZLN.

Cuarto.- Podríamos invitarlo a usted y a quienes, como usted, están en el PRD y son honestos y consecuentes, a que vengan a hablar con nosotros y, así como tratan de convencernos de que apoyemos a López Obrador y aceptemos que nos dirijan quienes nos desprecian y reprimen, tratar de convencerlos nosotros de que se salgan del PRD y no sigan avalando, con su presencia, una política que no tiene nada de revolucionaria ni de democrática, ya no digamos de izquierda, y que mejor hagan otra organización y se incorporen a la “otra campaña? en las mismas condiciones de igualdad y respeto que hemos acordado ya con otras organizaciones políticas. No lo hacemos porque no es nuestro modo el decirle a nadie lo que debe o no hacer. Cada quien sabe dónde está y, en efecto, como usted lo señala, asume las consecuencias y responsabilidad de sus decisiones.

Quinto.- No sé por qué usted dice que somos ingratos cuando criticamos al PRD. ¿Deberíamos estar agradecidos después del voto en la contrarreforma indígena, después de las agresiones, los secuestros, los golpes, los hostigamientos y ataques armados que hemos sufrido? ¿Después del silencio cómplice “para no hacerle el juego a la derecha “?

Sexto.- Esos sinvergüenzas y bribones del PRD son, además, tramposos. Fingen que están indignados por lo que decimos, pero no despegan los ojos de las encuestas y respiran tranquilos: deslindarse del zapatísmo siempre ha sido su obsesión, y ahora “el poseído? de Marcos les está resolviendo ese problema. Hable con ellos y, si son sinceros (que lo dudo) le van a decir que están felices, que ya no es necesario decir que son de “centro? para ganarse a los votantes conservadores, porque la estridencia del candidato al diván psicoanalista (o sea: el Sup) los ha colocado automáticamente en esa (inexistente) zona política. Ya nadie puede acusar a AMLO y al PRD de radicales, porque los radicales están en la “otra campaña?, y el PRD puede ahora seguir hablando con los grandes empresarios y los sectores más conservadores, advirtiéndoles que, si no apoyan a López Obrador, puede crecer y fortalecerse la opción de izquierda radical que, “con unos kilos de más?, vocifera “desde las montañas del sureste mexicano?.

Vea usted. Don Benito, que ninguno de los “líderes? perredístas (que lo representan a usted y a otros como usted) ha respondido realmente a lo que hemos señalado. Por el contrario, han recurrido al truco de contestar como si lo que el EZLN le reclamara al PRD es no apoyar la lucha armada. Lo dicho: son unos bribones y sinvergüenzas.

Séptimo. Don Benito, sé que a usted, y a muchos como usted, les molesta profundamente nuestra posición. Siempre recibiremos con respeto y seriedad las críticas y reflexiones de gente como usted, y tenga la seguridad de que no recurriremos a los métodos que usa el PRD para enfrentar a quienes no comparten sus políticas, métodos con los que nos ha enfrentado ese partido a partir de su traición al reconocimiento constitucional de los derechos y la cultura indígenas.

No le quito más tiempo. Don Benito. Ojalá que, a través de la página de internet de la Revista Rebeldía o por cualquier medio que considere usted conveniente, nos haga llegar su carta completa. Estamos interesados en conocerla. Mientras tanto, le reitero nuestros saludos y respeto.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos
México, agosto del 2005

Comments (1) »