1a. Reunión preparatoria / Palabras de inicio

Palabras de inicio en la primera reunión preparatoria

Agosto 6, 2005

Queremos explicarles más o menos el formato que estamos proponiendo: nuestra propuesta es que primero vamos a hablar nosotros y a explicar algunas cuestiones sobre la sexta, lo que proponemos, y tal vez ahí alcancemos a responder algunas dudas que nos enviaron pues, que si López Obrador, que qué paso con la CND, todo eso, y luego daríamos un pequeño descanso, y escucharíamos su palabra con ustedes. Ahí hay dos posibilidades: los que quieran hablar así delante de todos; y los que quieran platicar a puerta cerrada con la dirección zapatista, en el entendido que la reunión a puerta cerrada no es que sea clandestino, todo lo que sea hable lo vamos hacer público con toda la gente que se está sumando a la Sexta, pero hay cosas que se plantean mejor en corto, entonces las organizaciones que vienen pueden acordar decir su palabra aquí y aparte tener una reunión; nuestro trabajo es serio y vamos a estar aquí todo el día y toda la noche resolviendo sus dudas.

Les repito la bienvenida que les dan los compañeros del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, los compañeros y compañeras que están aquí, Comandantes y Comandantas son parte de la Comisión Sexta, en este caso son los compañeros de la zona Selva Tzeltal, como en este caso, hay compañeros y compañeras Comandantes y Comandantas que fueron voluntarios para el trabajo de la Sexta, de la zona fronteriza que es la zona tojolabal, la zona de los altos que es la zona Tzotzil, la zona norte que es la zona Chol, y la zona Tzotz choj que es la que ustedes conocen como Altamirano. En algunas reuniones verán a unos, en otras verán a otros. El trabajo principal de ellos es presentar a todos ustedes, informar a las bases de apoyo de lo que se esta planteando. Mi trabajo es funcionar como puente entre la comandancia y el Comité o las organizaciones, personas, grupos, que vayan a trabajar con nosotros en la Sexta Declaración.

El día de hoy la reunión es con organizaciones políticas. Una organización política es la que se reivindique como organización política, así como en los Acuerdos de San Andrés dice: indígena es aquel que se reivindique como indígena, la organización política es la que se reivindique como organización política. Sabemos que hay compañeros que planean venir a título individual, serán bien recibidos todos, pero en cada reunión se le da preferencia a la palabra, la atención a las propuestas que hagan, los que serían en este caso organizaciones políticas, como sea, si vienen personas a título individual serán bienvenidas, pero les pedimos que respeten a los compañeros que les toca, en este sentido va la palabra, ahora toca a las organizaciones políticas de izquierda, queremos agradecerles que hayan venido. En primer lugar porque la relación del EZLN y las organizaciones políticas de izquierda ha sido mala, fundamentalmente por nuestra torpeza y nuestra novatez a partir de enero del 94 para ir calando lo que era el ambiente nacional y el trabajo que esas organizaciones estaban realizando en distintas partes. Sin embargo, a pesar de que nuestra relación ha sido accidentada por culpa nuestra fundamentalmente, en ningún momento hemos cuestionado la legitimidad que ustedes se han ganado en los movimientos sociales con la gente que responden. El reconocimiento y admiración que nos provocan a estas alturas del partido, con toda la ofensiva neoliberal y capitalista, gente que se defina como de izquierda a participar pase lo que pase , sobre todo cuando la moda es ser de centro o de derecha moderada. La mayoría de las organizaciones de izquierda aquí presentes tiene trabajo importante, tienen trabajo de base. Tienen nuestra garantía de que reconocemos ese trabajo, no sólo no lo vamos a cuestionar, sino que lo vamos a reconocer públicamente cuando estemos participando.

Sabemos que corrieron riesgos para venir para acá, porque por mucho que se diga, el EZLN sigue siendo una organización político-militar diferente y pesa sobre él diferentes tipo de amenazas, ¿cómo le llaman?…“estado de derecho?; sabemos pues que a la hora de venir acá con nosotros o establecer una relación con nosotros implica padecer un riesgo en el que están; creo que todas las organizaciones que están aquí presentes están conscientes de que vamos a enfrentar una campaña de desprestigio muy intensa, más que la que recibió en contra el movimiento de la Huelga de la UNAM en 1999, y estoy seguro de que hay muchas apuestas en muchas partes de que esto va a fracasar, y cualquier intento de hacer acuerdos con la izquierda está destinado al fracaso por definición, y que en ese sentido la iniciativa del EZLN de tratar de tener relaciones con las organizaciones de izquierda está destinado al fracaso, estamos dispuestos a fracasar, como ya fracasamos antes en nuestras relaciones con ese partido, creo no estoy muy seguro, que es el Partido de la Revolución Democrática, con lo que fue el cardenismo hace mucho tiempo y con ciertos sectores digamos progresistas, intelectuales, la sociedad civil; a partir de estos presupuestos nosotros queremos aclararle primero, que la Sexta Declaración plantea dos niveles de relación: es la participación directa y en igualdad de circunstancias con nosotros en la planeación y realización de la otra campaña. No sé qué están pensando ustedes de cuánto tiempo, pero nosotros no estamos pensando en una acción como la de la marcha de los 1,111 o la consulta del 99 ni la marcha de la dignidad indígena: estamos pensando en un trabajo político para contradecir el plan sexenal de una década, diez años,- si sale menos que a todo dar-. En ese sentido, aunque se presenta frente a la coyuntura electoral del 2006, lo que se está planteando el EZLN en la Otra Campaña va más allá, no sólo en sus planteamientos políticos sino también en su calendario, a pesar de que el EZLN sale y regresa cuando son las elecciones, podrá hacer una parada o un intermedio en lo que son las elecciones, y seguirá el trabajo independientemente de lo que registre el proceso electoral; la invitación que estamos haciendo a los que se unieron a la Sexta es que participen con nosotros en igualdad de circunstancias, en el marco de las reuniones preparatorias, que es la que está ahorita, nosotros la decidimos, somos los anfitriones, llevamos la orden del día, nuestro pensamiento es que al terminar estas reuniones esto ya no sea así, sino que ya con el acuerdo con las organizaciones políticas, sociales o­nG´s y con toda la gente que va a estar viniendo se hace una especie de acuerdo y entonces nos va a tocar estar ahí para a veces esclarecer, según como se vaya acordando el trabajo; el otro nivel de relación con el EZLN es en el que se proponen relaciones bilaterales, puede ser que aparte de la participación de la otra campaña, las organizaciones políticas de izquierda estén interesadas en relaciones de organización a organización con el EZLN, esto se puede hacer con común acuerdo, no implica que tenga que estar en una sola, se les pide por favor, que anuncien en sus organizaciones que pueden estar en las dos, en una sola o en ninguna, les reitero que les agradecemos mucho y les saludamos que hayan pasado a las comunidades que han pasado para estar aquí o que van a pasar con el ánimo de salgan bien las cosas.

En esta primera reunión vamos a darle preferencia a las organizaciones que han dicho adherirse a la Sexta, sabemos que hay organizaciones que vienen a plantearnos otros problemas, pero la reunión que fue convocada fue clara, no nos negamos hablar con otros, pero primero lo haríamos con los que están adheridos a la Sexta, luego si hay tiempo y modo los que quieran proponer otra cosa, lo pueden hacer y los vamos a escuchar.

Claramente les digo que los vamos a escuchar con respeto, pero cualquier argumento en torno de apoyar la candidatura de López Obrador o del PRD está condenado al fracaso por nosotros, si alguien tiene la paciencia y el hígado para oír argumentos a favor de eso, no nos oponemos, nosotros No.

Son 12 años de estar viendo lo que un partido ha hecho, si alguien tiene duda sobre lo que López Obrador plantea, ahí tengo la síntesis de la entrevista que le dio al NY Times, y al Financial Times, junto con los 50 compromisos, junto con su historia como jefe de gobierno del DF y junto con la historia del PRD; si alguien dice que dentro del PRD hay bases a las que hay que rescatar, rescátenlas, nosotros no.

Si quieren debatir sobre la posibilidad del PRD y la izquierda, podemos traer a los compañeros balaceados por los paramilitares en Zinacantán, a todos los comités que se les dio la espalda cuando se votó la ley indígena, a los compañeros de estos pueblos que han sido agredidos por la ORCAO perredista, al compañero que fue secuestrado y torturado por la CIOAC perredista, y a todos los que de una u otra forma ese partido que dice ser de izquierda ha agredido a un movimiento con sistematización.

Nosotros no le entramos.

Si alguien quiere decirnos algo de esto pues lo escuchamos y todo eso pero nosotros vamos sobre el PRI, contra el PAN y contra el PRD, que nadie le quepa duda, pero si alguno de ustedes piensa que puede obtener alguna diputación a cambio de levantar un movimiento de izquierda o tiene la vana esperanza, o de que un gran movimiento lleve a López Obrador a que sea de izquierda, de acuerdo, nomás les pedimos que sean honestos con nosotros y con la gente, si van a plantear eso díganoslo a nosotros y díganle a la gente “nuestro plan es este: no creemos en López Obrador pero si hacemos un buen desmadre a lo mejor nos da una diputación?, de acuerdo, es un estrategia, puede servir o no servir, pero sean honestos con nosotros, no nos digan “no, está muy bien lo que ustedes dicen y por abajo qué nos vas a dar?. No nos vamos a espantar de nada, deveras, pero sí, lo que no vamos a permitir es que sean deshonestos con nosotros, porque nosotros sí estamos siendo honestos con ustedes; a partir de ahora todo lo vamos a compartir: si llega una propuesta de Fox que quiere hablar con nosotros, la van a conocer ustedes, si Martha Sahagún quiere que la otra campaña la apoye lo van a saber ustedes, si a la mera hora decidimos quedarnos con un candidato adecuado lo van a saber ustedes; en ese sentido cualquier cosa que se pueda mantener a nivel secreto no lo vamos a mantener en secreto, lo vamos a compartir con ustedes y vamos a decir cuál es nuestra posición, a lo mejor no están acostumbrados, pero lo que dice la Sexta es lo que dice no hay otra cosa escondida, hay muchas definiciones pendientes creo que vamos a estar en sintonía cuando les diga que hace falta una definición del Estado, falta una definición de la posición frente al poder del Estado, a la caracterización de la composición orgánica del capital, las clases sociales, las fracciones, todo eso no esta definido aún por una sencilla razón, no es el lugar para definirlas, la Sexta Declaración no dice que está por el socialismo, porque en realidad nuestra jugada oculta es que queremos implantar el feudalismo, cualquier otra definición que está pendiente ahí, en la Sexta Declaración pensamos que va a ser producto de dos procesos: el proceso de desarrollo de la otra campaña que significa ver qué plantea el proceso de la relación entre el EZLN y las organizaciones de izquierda, todas esas cosas que faltan en la Sexta Declaración pensamos que se van ir definiendo junto con ustedes.

Nos pueden creer o no, pero hemos sido honestos cuando decimos desde que nacimos como Ejército Zapatista de Liberación Nacional, nuestra convicción no es solo no ser la vanguardia de un movimiento de transformación en México, sino que además pensamos que el movimiento de transformación en México es producto de la acción de muchas fuerzas políticas de izquierda, entre la que somos parte de ellas. Esta acción necesita forzosamente la participación de obreros, campesinos, estudiantes, trabajadores de la ciudad y del campo, cualquier organización de izquierda vemos que es legítimo que aspire a construir y participar en la lucha de todos estos sectores.

El EZLN no tiene trabajo obrero, ni estudiantil, sino fundamentalmente su trabajo es indígena; no vamos a disputarle a ustedes la tendencia moral y la legitimidad que se ha ganado el movimiento obrero campesino popular o como le quieran llamarle, ni vamos a disputar con ustedes la dirección de esos movimientos, la Sexta es muy clara, queremos unir nuestras luchas con las luchas de obreros y campesinos, no queremos dirigir la lucha de obreros y campesinos. Ustedes tienen el trabajo que tienen, no lo voy a detallar aquí, saben y se han ganado la legitimidad y el reconocimiento de esa gente, no importa si no aparecen en los medios, la lógica mediática y la lógica cuantitativa de que una organización es importante por el número de gente que tiene no pega con nosotros, nosotros empezamos 6, cuando dicen “no hables con esa organización porque es muy pequeña?, si son más de 6 ya vale la pena, puede crecer. Y si vamos al espacio cuantitativo aquí estaría sentado el PRI -en todo caso es el que tiene más gente-, eso es lo que les pedimos que nos ayuden, no les estamos pidiendo que nos sigan, ni que hagan lo que les vamos a decir que hagan, ustedes tienen trabajo obrero, trabajo con los estudiantes, con colonos, con campesinos, con grupos populares, no gubernamentales, les pedimos pues, que sean el puente para que el EZLN pueda escuchar lo que los compañeros tienen que decir sobre esos puntos. La Sexta Declaración es clara, cuando el EZLN salga no va a decir que la riqueza se forma porque una abejita va y lleva un polen a otra, la riqueza tiene un origen de explotación, en eso no vamos a ayudar a ustedes, cualquier palabra que esté inscrita en un movimiento anticapitalista en contra de la explotación es la queremos escuchar.

Si los obreros, campesinos y estudiantes y lo que sea, son de tendencia anarquista no importa, queremos hablar con ellos, son trotskistas, no importa, queremos hablar con ellos; maoístas, estalinistas, lo que sean, mientras que en esa gran franja anticapitalista tengan un proyecto y una propuesta, queremos escucharla, uno, y dos, queremos ver si es posible unir nuestra lucha con su lucha de ustedes, eso es lo que queremos y a eso vamos a ir. La propuesta de la otra campaña no es ir a tirar línea, no es promover la lucha armada; es ir y preguntarle a la gente qué piensa, como ve. No nos guiamos por las encuestas, si la encuesta dice que hay un gran movimiento apoyando a López Obrador, es el problema de López Obrador y de la gente que está pagada. Lo que nosotros queremos oír es qué piensa la gente de sus problemas, cómo los está resolviendo, y sobre todo, que nos cuente sus experiencias de lucha, ustedes las conocen porque están trabajando ahí, nosotros no vamos a decirles a los compañeros de San Salvador Atenco cómo oponerse a un Aeropuerto, cómo organizar ahí un movimiento de resistencia, ni les vamos a enseñar a los compañeros y compañeras del Frente de los Jubilados cómo resistir la ofensiva, nosotros queremos ir a hablar con ustedes y que nos cuenten cómo fue su historia y por donde ven que es el camino, y a lo mejor vamos a encontrar esos puntos en común, y vamos ir a todos lados donde nos inviten. Les aviso: la Sexta Declaración la vamos a cumplir aunque sea solos y si nadie pues quiere trabajar con nosotros, vamos a poner un letrero que diga: “se cortan cordones de hamaca, se despluman gallos?

Veríamos completamente natural que llegáramos a hablar con los campesinos de una región, y los hermanos de una organización a otra dijeran “entren con nosotros?. Lo que no vamos a decir es entren con el EZLN, eso no lo vamos hacer, el trabajo de la Otra Campaña significa no promover el crecimiento de una organización, pero veríamos natural que ustedes lo promovieran, en ese sentido queremos dejar claro que el EZLN mantiene su línea, va a seguir promoviendo la aparición de nuevos sujetos sociales, la aparición de nuevas organizaciones, de nuevas formas de organización y de nuevos mundos. No le vamos a ofrecer a la gente una estructura organizativa, pero veríamos natural, normal y hay que hacerlo, que las disputas de las opciones políticas de la campaña sí le ofrezcan a la gente hasta que la convenzan y que entren en un proyecto político nuevo. La Otra Campaña no está planteando una vía para transformar la sociedad, ustedes sí la tienen clara.

Nosotros no vamos a promover que la gente entre a organizaciones políticas pero tampoco que no entre, no es nuestro problema, nuestro problema es tratar de unir nuestras luchas. Si la lucha de los de San Salvador Atenco tienen una tendencia política no importa, lo que queremos es unir nuestra lucha con la de ustedes, con los pensionados y jubilados de IMSS, con los estudiantes de la UNAM, con los movimientos culturales, por la lucha por los derechos humanos.

Pero la Otra Campaña es muy clara, no vamos a promover ni a proponer, no vamos a jugar siquiera con la posibilidad de que tal vez, quien sabe, depende que nos den, y apoyemos la candidatura de algunos de los partidos, eso no lo vamos hacer. Si alguien de aquí nos dice yo le entro a la otra campaña, pero hay que apoyar a López Obrador, nosotros vamos a ser honestos, y les vamos a decir ahí lo vean, porque vamos con todo no los vayamos a salpicar sin disparar un tiro compañeros, sin equipos de campaña, sin asesores de imagen, sin anuncios pagados por televisión y, vivos o muertos, libres o presos, van a pagar todos ellos lo que han hecho, o vamos juntos a pasarles la cuenta o vamos solos, pero todos son una bola de vividores, compañeros, se han burlado de nosotros y de mucha gente y lo van a pagar porque lo van a pagar. No nos importa que nos prometan una cosa u otra, esto es lo que les queremos decir y en eso todo es bienvenido, somos honestos y les pedimos que sean honestos compañeros, qué va a pasar aquí no lo sabemos, a lo mejor el movimiento crece mucho, a lo mejor no crece nada, a lo mejor terminamos peleando….

A lo mejor va a llegar el momento en el que el movimiento va a tener que definirse en una coyuntura, todo eso estamos dispuestos a discutirlo en igualdad de circunstancias, pero en esos principios, que nadie nos diga “vamos a participar en la Otra Campaña? y que al momento de subirse al templete diga “compañeros hay que apoyar a López Obrador?, no le vamos a pegar, pero vamos a decirle nosotros “no le crean?, le vamos a decir aquí esta esto, lean la Jornada, pero también el NY Times, que digan lo que están proponiendo pues, al menos que les crean esos que dicen que quiere regresar al pasado populista, él no quiere regresar al pasado populista, nos va a partir la madre a todos. En una entrevista que le hace el NY Times, le preguntan si tiene fama de autoritario, y dice que los movimientos sociales exigen mano dura… ahí lo vean. Allá se darán cuenta qué pasó con el movimiento urbano popular durante su gobierno, pero aún así pues, nosotros hicimos una apuesta, no sólo la perdimos sino que nos traicionaron, no sólo nos traicionaron: se burlaron de nosotros, nos faltaron al respeto. Nosotros estamos dispuestos a que nos maten que nos metan a la cárcel que nos desaparezcan, pero no a que nos falten al respeto, y eso es lo que vamos a cobrar y no sólo eso, si nosotros seguimos pensando a ver si este si puede, y a ver si el otro va a haber un momento en el que no haya solución compañeros. La discusión que están haciendo es grave, si nosotros no hacemos nada, ya no va a importar si uno es trotskista, maoísta, ya no va a haber proyecto. La otra cosa que les queremos decir es que en este proceso vamos a respetar a la gente, como les tenemos respeto a ustedes, falta que hablemos con los indígenas, con los movimientos sociales, con o­nG´s, con colectivos, con todos ellos, y en colectivo sale todo, y ya toda una serie de planteamientos y propuestas que tienen que salir de todo aquello que resulte de estos encuentros, ya no sólo con el EZLN sino lo que se refiere a la Otra, el EZLN tiene una posición a nivel internacional que significa en el caso de Cuba, que estamos con el pueblo de Cuba, ahí hay una lección y estamos tomando una posición, si alguien no está de acuerdo, no hay problema, podemos trabajar en la Otra Campaña, si en México estamos de acuerdo. Si alguien piensa que a nivel internacional “hay que quitarle el filo a las aristas al neoliberalismo? nosotros pensamos que no, que si esta guerra la perdemos ya no hay próxima guerra que luchar, la generación del eslabón que sigue es la del pingüino, entonces en ese rango general entre lo internacional que puede haber diferencias de cómo se caracteriza lo de Bolivia, lo de Ecuador, el movimiento de resistencia en Europa; si China es comunista o si no lo es. No sé lo que crea cada quien. No tenemos por qué pelearnos, porque si no esta batalla nos puede llevar tres meses, porque en México esta muy claro desde la otra geometría y lo que vimos en la Sexta, qué es lo que pensamos.

Les voy a contar una historia que espero les sirva para contestar entre otras, la pregunta que hacen los compañeros de En Lucha, “¿qué pasó con la CND??, porque dicen con razón “¿por qué los que no estábamos convocados en la CND, ahora son los que están convocados y los que estaban convocados en la CND ahora no están convocados?? Nosotros lo explicamos así, en esta idea general que tenemos que la trasformación en México no es producto de una sola fuerza, por eso necesitamos alianzas con nuestros pueblos. En 1994 nosotros analizamos y definimos esa fuerza del cardenismo. El cardenismo venía del fraude del 88, de un gran movimiento de masas y de la autoridad moral que se había construido en torno a una persona que era Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, el ingeniero, como le decíamos. En 94 se da , como comenzamos ahora en una coyuntura electoral, nosotros no estábamos por las elecciones, estábamos por este movimiento y en torno a Cuauhtémoc Cárdenas se definían dos grandes posiciones, a lo mejor eran más las que decían que sí podría promoverse un proceso de transformación provocado por lo que era el cardenismo y Cárdenas en torno a su candidatura, y los que decían que no, y a la hora de optar, nosotros optamos que sí, que era posible que con el cardenismo y las fuerzas que se agruparan a él pudiéramos lograr un proceso de transformación que incluyeran las demandas los 11 puntos junto con las demandas de los pueblos indios. Según nosotros lo que pasó después fue un proceso de descomposición acelerado de la clase política que alcanzó al PRD al momento que ganó las elecciones en el DF. Ese proceso de descomposición fue tan grande que llegó a que el compromiso personal del cardenismo como corriente cardenista y como partido del PRD de impulsar las demandas del EZLN y de los pueblos indios, ya les valió madres. Simple y sencillamente con un cálculo político que era: “nos conviene mejor que el EZLN se quede en las montañas del sureste mexicano a tenerlo aquí luchando políticamente como cualquier organización?, entonces decidieron “no nos conviene que hagan política, si reconocemos los acuerdos de San Andrés, el EZLN va hacer trabajo político abierto, es mejor que se quede allá?, ese fue claramente un cálculo político en reuniones secretas. Y en determinado momento, no se cómo pues, Cárdenas decide apoyar esta propuesta. Para nosotros el punto de quiebre con la clase política, no sólo con el PRD, con la clase política, es abril de 2001, al momento en que todos se ponen de acuerdo al votar la ley Cocopa, según nosotros, – podemos estar equivocados-y que digan “no, estos siempre han sido la misma mierda?, según nosotros no eran mierda todavía, estaba en proceso.

Según también nosotros el proceso de descomposición de la clase política es tan grande que ya no hay nada que hacer ahí. Seguramente López Obrador no roba, pero existe la capacidad para demostrarlo con creces, a menos que le estén apostando a que López Obrador sea un dictador y entonces sí. Entendemos pues que de por si conviene, porque en torno a López Obrador se va a generar un movimiento popular, nosotros pensamos que no, podemos entender que alguien haga ese cálculo. Si le quieren entrar, éntrenle, nosotros no le vamos a entrar, a los que dicen que en el PRD hay bases que hay que rescatar, como dice Mario Saucedo, de que tienen la camisa zapatista…pues la tienen bien guardada. Si es gente honesta va a salirse de ahí. Nosotros no vamos a seguir esperando, bueno Zedillo, falló, bueno Fox falló, López Obrador chín, que falló y luego, quién sigue, ¿el niño verde?

En este proceso comienzan a suceder por diferentes lados, muchas cosas, la seguridad social.

Esta reunión es un lugar simbólico para nosotros, esta era una finca antes de 1994, este lugar simbólico. El finquero vivía ahí (en la construcción), lo peones no entraban, el capataz era el que daba las órdenes; los que viven aquí son los que eran los peones, ellos son ahora los que viven en estas tierras. Lo que hizo el EZLN ahí fue correr a los finqueros y la tierra se repartió, en trabajo colectivo. No me acuerdo quién dijo que la tierra era de quien la trabaja…Nosotros pensamos que ese va a ser el proceso a nivel nacional tanto para trabajadores como para campesinos.

Y así es pues, habrán muchas opciones. Nosotros los invitamos a que lo discutamos, pero nosotros lo decimos claramente, si nos dicen lo mismo que en 1994, que el PRD es una opción de izquierda, hay otras tribunas y no con nosotros. Lo que nosotros vimos es que aguantamos lo que pudimos y llegamos al tope, por muchos apoyos que lleguen a nivel nacional e internacional, lo que nosotros pensamos es que necesitamos unirnos con la lucha de otros, ese es el espíritu de la Sexta. La otra definición clara de la Sexta es que pensamos que una alternativa de transformación en México al neoliberalismo solamente va a salir de la izquierda, no va a salir del centro; de la derecha no va a salir nada, solo de la izquierda, por eso nos interesa hablar con ustedes mismos, claro, vamos a tener mucho tiempo cuando nos metan a la cárcel. Tenemos que escuchar todas sus propuestas, sus análisis e irnos aprendiendo.

La columna vertebral de la Otra Campaña van a ser los pueblos indios, la próxima semana tenemos una reunión con ellos, y a ellos les vamos a plantear que sean la sede de donde va a pasar la delegación zapatista cuando se hagan sus trabajos, pero los compañeros y compañeras que le entren a la sexta, si la delegación zapatista quiere ir a la UNAM, va a acudir a las organizaciones políticas con las que tienen relación con las que tienen trabajo, ya no como otras veces que se haga un comité.

Vamos a ir hablar con las organizaciones que participan, en cambio, no tendríamos ningún inconveniente de que ustedes estén frente a nosotros. Sólo que hay cosas que no tenemos por que aguantar La propuestas de la Sexta es aliarse con organizaciones políticas no con registro, no dice que no luchen por el poder ni que en sus estrategias no esté la lucha electoral. Como la Otra Campaña entra en la campaña electoral, no queremos que se use ésta para un registro de candidato de los que tienen registro. El problema que vemos es que en la coyuntura electoral quieran meter ese problema de apoyar algunos de los candidatos. La primera reunión con ustedes es para abrir, ustedes pueden decidir no apoyar la otra campaña, sin embargo pueden tener relaciones bilaterales, porque de la posición y actitud que asuman ustedes van a depender de muchas cosas, porque si ustedes deciden meter en la campaña otra arena de discusión con los enemigos ideológicos del mismo bando, le van a poner en la madre y las propuestas se van a enfrascar y la gente que se acerque se va alejar.

Nosotros proponemos lugares de discusión, que en la Otra Campaña nos centremos en hacer un plan nacional para escuchar los principales puntos donde hay luchas. No les pedimos que abandonen los trabajos que tienen enfrente sino que nos ayuden a hablar con ellos

Que su propuesta de transformación social la compartan con nosotros y así en estas 2 propuestas, construyamos otra cos que no sabemos qué va a ser. En este proceso estamos poniendo además del pingüino, nuestra vida. Nosotros no pedimos que arriesguen su vida ni su estructura organizativa como organización. Les pedimos que nos respeten y sean honestos con nosotros. Si quieren engañar a los gringos y mentir que somos neoliberales y a la mera hora le damos la vuelta, díganlo y lo discutimos;

seamos honestos, que no sean candidatos con registros, o o­nGs con apoyo de registro, ni del PRD… sean honestos…

Como estamos pensando la campaña en estos trabajos organizativos, estamos diciendo quién le va a entrar, de aquí algunos van a decir “sí le entramos? y otros “no le entramos?, decidan quién le entra, manden delegados a las reuniones que sigan para que estén de delegados de su organización para la Sexta.

Cuando acaben todas las reuniones a mediados de septiembre sacamos un documento, un pronunciamiento. Ese ya no es del EZLN, no sólo del EZLN, sino que lo firman las organizaciones, individuos y personas que estén de acuerdo con él.

Según nuestra idea de la campaña, primero vamos a mandar a una persona a que mida que tan hondo es el río, si no lo matan, si no lo desaparecen, o lo meten preso, según el acuerdo que tengamos con ustedes y con otras organizaciones.

Nosotros tenemos que resolver ese problema de que va a pasar con nosotros, eso es a grandes rasgos lo que plantea la Sexta. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: