Balance 5a. Reunión / Sobre lugar de 6a. Reunión

BALANCE QUINTA REUNIÓN / SOBRE LA SEXTA REUNIÓN


6-7 de Septiembre del 2005.


A tod@s l@s que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona: A l@s asistentes a la Reunión de Personas a título individual, familiar, de calle, barrio, vecindad o comunidad:

Compañeros y compañeras:

Como es de su conocimiento, debido a que buena parte de los asistentes a la pasada reunión preparatoria se tuvieron que retirar antes de que terminaran las intervenciones de todos los asistentes, no pudimos darles nuestras palabras de despedida. Por eso les mando aquí algunos de los comentarios que habíamos preparado para el final de la reunión.

Aunque quienes asistieron no son ni la mitad de quienes se han inscrito a la Sexta y a la “Otra Campaña” como individuos o familias, se podría decir que sus posiciones fueron representativas de estos compañeros y compañeras.

Una parte es gente que, como individuos o en grupos y colectivos que desaparecieron luego, ha participado de manera directa en las iniciativas zapatistas, desde los cinturones de paz y las caravanas, hasta las consultas y marchas, pasando por la CND, los foros, los encuentros internacionales y los proyectos en comunidades indígenas. Estas compañeras y compañeros saben que en las propuestas zapatistas siempre han tenido un lugar y ahora se acercan con la seguridad de encontrarlo de nuevo. Así será.

Otra parte son personas, jóvenes en su mayoría, que recién se están acercando al neozapatísmo con un poco de escepticismo y un mucho de desconfianza, pues el contacto que han tenido con organizaciones políticas no ha sido afortunado. Se acercan porque sus familiares o amigos les han platicado del movimiento, y buscan responderse una pregunta pequeña pero crucial: “¿hay aquí un lugar para mí? “. A estas personas les respondemos que pondremos todo nuestro empeño para que puedan responder afirmativamente a esa pregunta.

Según nuestra experiencia, las personas que se comprometen a nivel individual o familiar, suelen ser honestas, nobles y consecuentes. No tienen nada qué pedirle, en cuanto a dedicación y seriedad, a quienes militan en organizaciones políticas, a quienes son activistas en movimientos sociales, y a quienes tienen la disciplina profesional del trabajo en Organizaciones No Gubernamentales, Grupos y Colectivos. Si se mantienen en el plano individual o sólo se agrupan para tareas específicas, es porque así trabajan mejor o porque se sienten cohibidos o presionados dentro de las organizaciones. Como dijimos en las palabras iniciales, hay personas que son en sí mismas un colectivo. Quienes ahora se adhieren, como individuos o familias, a la Sexta y a la “Otra Campaña” lo son en más de un sentido. Como individuos o como colectivos individuales, son bienvenidos.

Aparte de esto, algo que pasó en esta reunión, y que se había presentado ya, aunque en menor grado, en otras reuniones, es la presencia de militantes de partidos políticos, particularmente del PRD. Claro que no lo dicen llegando, sino que se esperan y, según ven si hay ambiente o no, lo dicen o lo siguen callando. Sobre esto queremos decirles lo siguiente:

La Sexta es muy clara al respecto. Quienes militan en los partidos políticos con registro, es decir, que están organizados partidariamente para el proceso electoral, NO están convocados. No los invitamos. No tenemos ningún interés en hacer trabajo con ellos y, como zapatistas del EZLN, no lo haremos.

Hemos dicho que respetaremos las decisiones que las organizaciones políticas, indígenas, sociales, o­ng’s, culturales, artísticas, individuos, etc., tomen respecto al proceso electoral venidero. Así lo haremos. Pero una cosa es que una organización autónoma e independiente decida apoyar o desapoyar a algún partido o candidato, y otra muy diferente que uno de esos partidos electorales participe directamente en la Sexta y en la “Otra Campaña”. Les recuerdo lo que dice, textual, la Sexta: “invitamos a las organizaciones políticas y sociales de izquierda queno tengan registro, y a las personas que se reivindiquen de izquierda que no pertenezcan a los partidos políticos con registro, a reunimos en tiempo, lugar y modo que les propondremos en su oportunidad…”.

En el caso del PRD, no sé si les inoculan el virus de la bribonería a la hora de afiliarse o qué les pasa, pero algunos de sus miembros se han aprovechado de la buena fe de los zapatistas y de la hospitalidad de las comunidades rebeldes. A pesar de que es claro que no los invitamos ni queremos invitarlos, como quiera vienen. Y dicen que son del PRD (y que son funcionarios de nivel medio o bajo del PRD o están en tránsito de serlo) cuando ya están hablando. Y ni modos que los corramos en ese momento, sobre todo si está lloviendo y es de noche. Y, claro, ya se llevan su foto y su libro autografiado, y tal vez los presuman con sus amigos y compinches, pero ustedes y nosotros sabemos que es mentira, que los obtuvieron con una trampa.

Ahí lo vean, pero claro les decimos que nosotros sentimos que se están burlando de nosotros y que con esas marrullerías sólo buscan zafar de las críticas que les hemos hecho (y que no han contestado) por sus agresiones y traiciones. Y todavía tienen el cinismo de venir a decirnos que no es para tanto, que nos invitan a que vayamos a sus colonias y a sus unidades habitacionales y a sus casas. Deberían tomar ejemplo de ese compañero que, pudiendo estar en cualquiera de los puestos directivos del PRD, renunció a él, se adhirió a la Sexta y se incorporó a la “Otra campaña”.

Claro les decimos que no queremos que vengan, que no queremos trabajar con nada que tenga qué ver con el PRD, el PRI, el PAN o con cualquiera de los partidos “institucionales”. Ahora la “Otra Campaña” está convocada con el criterio que estableció la Sexta Declaración. Tal vez se cambie algo cuando lo decidan todos los que se han incorporado, pero les decimos claro que nosotros vamos a votar porque no se acepte la entrada de ningún militante, o como se llame, de los partidos políticos con registro.

No nos importa que nos llamen “sectarios”, que nos dediquen “ocho columnas” o los artículos o caricaturas que quieran. Preferimos parecer sectarios a ser bribones y sinvergüenzas. Claro que a lo mejor nos engañan, como esta vez que se colaron como gorrones; o creen que nos engañan, como cuando, aprovechando las sinonimias de las organizaciones sociales, presentan documentos que editan en la lectura para no decir que son una estructura corporativa del PRD, o se cuelan en reuniones bilaterales dentro de organizaciones políticas con las que sí nos interesa hacer alianzas.

Como quiera no vamos a ir a donde nos invitan. No importa que tengan las mejores casas, o servicios, o locales, o auditorios, o vehículos, o que controlen a mucha gente o tengan muchos cargos muy importantes. No vamos a ir con ustedes. Nosotros vamos a ir con quienes, para empezar, son honestos con nosotros, y no unos bribones que se hacen pasar como lo que no son para estar de un lado y de otro, como si fuera posible.

Independientemente de los azotes que se den allá arriba, ustedes saben que su vehículo va para otro lado y por otro camino. Para usar la imagen de un proyecto de su candidato, su tren bala va por arriba, para otro lado y llegará rápido a su destino. Nosotros vamos a caminar abajo, con otra dirección y vamos a tardar. Así que para qué tanto cuento. ¿No que están muy arriba en las encuestas y en las preferencias electorales? Entonces, ¿para qué nos quieren si no nos necesitan? ¿No les da siquiera un poquito de vergüenza, después de todo lo que nos han hecho, venir acá, hospedarse y comer con nosotros, y tomar la palabra sin hacer ni una sola mención a lo que su partido ha hecho, vaya, sin siquiera decir “disculpen”? Por eso les decimos: no vengan, no son bienvenidos, y no iremos con ustedes aunque nos inviten. Manden todas las cartas que quieran, pero no nos van a convencer, mucho menos con esas “chicanadas”. Por otro lado, leo que ya están haciendo su frente “de izquierda” allá arriba, así que ya tienen a dónde ir. Y tan, tan de este asunto.

A las demás personas que están adscritas a título individual, familiar, de calle, barrio, comunidad o vecindad, les decimos que pueden participar como tales en la “Otra Campaña”, o agruparse a su conveniencia, de acuerdo a su modo, tiempo y lugar. Así hay, por ejemplo, científicos, artistas, creadores e investigadores que pueden construir un lugar común de encuentro, o jóvenes desempleados, o mujeres, o maestros o estudiantes de una escuela (hay un grupo de profesores de una secundaria que se juntaron para discutir y adherirse a la Sexta), y así, como decida cada quien. Tendrán su lugar.

Y eso es todo. Viajen con cuidado. Nos vemos el 16 de septiembre o más después si es que no pueden venir.

Aparte, aprovecho para avisarles lo siguiente:

El día 11 de septiembre del 2005 es el último día para adherirse a la Sexta y a la “Otra Campaña” en esta primera etapa. Como ya habíamos avisado antes, con todas las organizaciones, grupos, colectivos y personas que se hayan adherido hasta esa fecha, haremos el primer pronunciamiento conjunto. Después podrán inscribirse tod@s quienes deseen pero ya bajo los criterios, lugares y modos que acordemos con l@s primer@s Adherentes.

La próxima reunión preparatoria es con l@s Otr@s, o sea con quienes no pudieron llegar a cualquiera de las reuniones previas o prefirieron esperarse hasta la última preparatoria. La llegada es el día viernes 9 de septiembre, la reunión el sábado 10 y el regreso el domingo 11 de septiembre. El lugar de la reunión es el poblado zapatísta de Javier Hernández, que está junto con pegado del Carmen Pataté y es donde se realizó la reunión con Organizaciones Indígenas. El pueblo de Javier Hernández está como a una hora y medía de Ocosingo, sobre la carretera que va a San Quintín. Es seguro que el Frayba tiene ya los mapas para orientar a quien lo necesite y desorientar a quien lo requiera.

Salvo algún imprevisto o cambio de última hora, la primera Sesión Plenaria de la “Otra Campaña” se realizará el 16 y 17 de septiembre de este año.

Por la Comisión Sexta del EZLN. Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos. México, Septiembre del 2005.

P.D. DEL 7 SEPTIEMBRE PARA EL GRUPO DE MUJERES DE SAN CRISTÓBAL, EL COLECTIVO FEMINISTA MERECEDES OLIVERA A.C., EL CENTRO DE DERECHOS DE LA MUJER DE CHIAPAS A.C., y EL FEMINARIO.- Ya para enviar esta carta, hemos leído la nota aparecida en La Jornada del 7 de septiembre del 2005, firmada por Rosa Rojas. En ella se da cuenta de la inconformidad que, libremente y sin censura, manifestaron públicamente en la reunión de o­nG’s, Grupos y Colectivos celebrada los días 27 y 28 de agosto pasado. Sobre eso les decimos lo siguiente:

En efecto, con ustedes (y no sólo con ustedes), nuestra estructura político-militar cometió, en años pasados, una serie de arbitrariedades e injusticias. Esto se dio no sólo en la zona en donde ustedes hacen su trabajo, también en prácticamente todas las zonas. Por ello les pedimos ahora disculpas públicas (a ustedes y a tod@s a quienes lastimamos), esperando que su nobleza alcance a concedérnoslas. Sin embargo, nosotros consideramos que, respecto a este tipo de errores (y otros) que hemos tenido a lo largo de nuestra historia como organización, no basta el pedir disculpas (ni bastan las sanciones que se dictaron en su momento a los mandos responsables de estos autoritarismos). Por eso es que, desde el año del 2001, iniciamos un proceso de reestructuración interna encaminado a desprender el aparato político-militar, de manera tendencial e irreversible, de las estructuras civiles propias de las comunidades indígenas. Reconocimos así que la presencia de nuestros mandos político-militares no siempre era benéfica para el desarrollo de la resistencia y que, no pocas veces, tendíamos a resolver con criterios militares cuestiones que tienen mejor solución con criterios políticos. Por eso (y por otras cosas), fue que se crearon los Caracoles y las Juntas de Buen Gobierno, y por eso los compañeros y compañeras autoridades civiles toman ya sus decisiones sin depender o consultar siquiera a los mandos militares. Todo el trabajo en comunidades, incluyendo el muy loable de promoción de los derechos de la mujer, se ve ahora, y desde hace dos años, directamente con las Juntas de Buen Gobierno y las autoridades de comunidad. Nosotros ya no nos metemos para nada. Ustedes (y otr@s como ustedes) no verán más en nosotros un obstáculo para su quehacer, sólo tendrán que ganarse la aprobación y el beneplácito de los propios pueblos. El motivo de pedirles una reunión bilateral era para esto y para otros asuntos que ahora ya no son necesarios. Entendemos, por su intervención pública y ahora por la nota periodística, que ustedes demandan una explicación-disculpa pública, misma que aquí presentamos. Esperamos sinceramente que el error que cometimos, y que reconocemos públicamente, no las detenga en su trabajo de defensa y promoción de los derechos de la mujer indígena y no indígena, y que encuentren en sus corazones la bondad para perdonar nuestras majaderías pasadas (claro, en el entendido de que nos comprometemos a no reincidir en ellas).

Vale. Salud y nobleza.

El Sup

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: