Con Organizaciones Políticas

Relatoría de las intervenciones de las Organizaciones Políticas de Izquierda, en la reunión realizada con el EZLN en la comunidad San Rafael, del Municipio Autónomo Francisco Gómez, los días 5, 6 y 7 de agosto de 2005.

(A todas las organizaciones que nos dejaron una forma de contactarlos se les envió la parte correspondiente a su participación, para que pudieran revisarla y hacerle las modificaciones o agregados que consideraran necesarios. No todas han respondido, sin embargo, no podíamos seguir retrasando su envío a tod@s los compañer@s que en México y otros países han suscrito la Sexta Declaración. Pero quien tenga alguna modificación u observación que hacer sobre su intervención, nos la puede hacer llegar al correo: conlasexta@revistarebeldía.org. Fraternalmente Revista Rebeldía)

Frente Socialista.
Coincidimos en  que el PRD no es un partido de izquierda, que no es anticapitalista y que no existe la posibilidad de ganarlo para esta causa. Como Frente hemos discutido la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, saludamos esta nueva experiencia y manifestamos nuestra preocupación de que el tema electoral fuera un punto de exclusión para participar en “la otra campaña?.
El 10 de septiembre tendremos una conferencia para discutir nuestra táctica electoral. Existen básicamente dos propuestas: La de propagandizar un programa anticapitalista y llamar a un voto crítico a favor de López Obrador y otra que llama a levantar una candidatura independiente de carácter obrera y socialista. Eso no impide que se puedan discutir algunos  planteamientos progresistas de AMLO, incluidos en los 50 puntos de su proyecto, como la defensa del sector energético.
A esta reunión invitamos, si así lo desean, a que participe una delegación del EZLN.
En la medida de nuestras modestas posibilidades intentaremos abrir la puerta al EZLN, de los sectores en donde participamos, para impulsar el diálogo con los trabajadores de base. También acordamos proponer al EZLN trabajar para la conformación de un amplio frente de masas, que no excluya a nadie, contra el neoliberalismo y por un proyecto alternativo como podría ser  la conformación de un Frente Patriótico Nacional y  la realización de un tercer Diálogo Nacional.
Por último señalamos que debemos ser muy cuidadosos en respetar la determinación de importantes sectores sociales de apoyar la candidatura de AMLO. En ese sentido pusimos el ejemplo del acuerdo tomado por la corriente sindical hegemónica del SME.

Colectivo Socialista.
Nosotros del colectivo Socialista del Frente Socialista, estamos plenamente con la Sexta.
Consideramos que amplios sectores populares no son perredistas sino lopezobradoristas
Muchas organizaciones sociales están en la lógica de apoyar a López Obrador.
Nosotros no vamos a alentar o fomentar las ilusiones en López Obrador,
No vamos a fomentar ni alentar el apoyo a un candidato, pero debemos ser respetuosos y presentar y discutir sobre argumentos el por qué se está en contra de López Obrador y el PRD
Hay que construir una fuerza política organizada, un Frente de la izquierda anticapitalista (FIA). Este Frente no debe centrar su actividad en el campo electoral legal, y más bien debe encontrar su medio en la participación e impulso de los movimientos sociales y en la constitución, defensa y desarrollo democrático de las organizaciones sociales. Debe tener además una organización sin jerarquías, sin cúpulas burocratizadas, en donde sus integrantes coexistan con sus diferencias, buscando sin embargo, la unión y la fuerza. En el FIA debe darse la discusión sobre los fundamentos y consecuencias del neoliberalismo, y sobre la pertinencia de la política global alternativa, socialista, que hay que oponerle. Debe de tener en su seno un debate teórico y político y debe reivindicar su función educativa.
La base sobre la cual se debe construir esta nueva izquierda anticapitalista, está en los movimientos sociales: los movimientos por la reivindicación de los derechos de la mujer, por el respeto a la diversidad cultural y sexual, por una política racional hacia el medio ambiente; al igual que la resistencia de los oprimidos contra el capital. También ésta puede ser la base para la consecución de una organización internacional.
Sus tareas deben centrarse en la lucha en contra de la guerra, contra las reformas laborales, por una política agraria que beneficie a los pequeños campesinos, por el respeto a los
Acuerdos de San Andrés, por la defensa de la educación pública, de los derechos de las mujeres, de la diversidad sexual, de la defensa al medio ambiente.
Esta izquierda ha de comprometerse , a alentar las formas democráticas e igualitarias en la vida social.

Frente Único de Trabajadores Activos, Jubilados y Pensionados del IMSS.
Después de haber hecho varias lecturas colectivas de la Sexta Declaración, y de haberlo discutido en asambleas, decidimos enviar delegados a esta reunión.
Quienes integramos el Frente Único Nacional de Trabajadores Activos, Jubilados y Pensionados del IMSS, recibimos con beneplácito su propuesta de formar juntos —los trabajadores del campo y la ciudad—, una organización de izquierda antineoliberal, es decir, anticapitalista, construida desde abajo, que transforme profundamente las condiciones sociales y económicas en México y que contribuya a las luchas de los pueblos del mundo. Proponemos que en las actuales condiciones políticas dicha Organización Política debe abstenerse de participar electoralmente.  Los partidos registrados, sus programas y candidatos no obedecen a los intereses de los trabajadores ni al conjunto de explotados y marginados de México, por el contrario representan los intereses del neoliberalismo en sus distintas formas nacionales y del imperio.
Es urgente concretizar la propuesta de una Organización Nacional de Izquierda Anticapitalista, que construya un programa nacional de lucha que dé salida a la crisis a través de un Congreso Constituyente y una Nueva Constitución.
También hemos acordado un Plan de Acción convocando a la organización y a la movilización de los trabajadores.
Proponemos, la edificación de una organización que nos permita aglutinar todas las luchas en contra del neoliberalismo, es decir, la construcción de un gran Movimiento de Liberación Nacional, que organice y movilice a todos los que luchamos en contra de las privatizaciones de la energía, la educación pública y gratuita, la seguridad social y la salud, la cultura, en defensa de los derechos de los pueblos indígenas, de la Ley Federal del Trabajo, de los derechos de las minorías y por la defensa de la soberanía nacional.
Esta organización de izquierda y construida desde abajo, con independencia de los partidos políticos, de los patrones y del Estado, organizada de manera horizontal y democrática, se construirá nacionalmente, por estados, regionalmente, por municipios, comunidades, ejidos, fábricas, centros de trabajo, escuelas, colonias y barrios.
Nuestra lucha como Frente es por defender e impulsar el acceso universal y gratuito de toda la clase trabajadora y de la población desposeída a los servicios públicos, integrales y solidarios de salud y seguridad social, además de pugnar por justicia, democracia y libertad en México, en lo sindical luchamos por democracia e independencia, por mejores condiciones de vida y de trabajo y contra el charrismo y el neocharrismo que representan el Congreso del Trabajo y la UNT, respectivamente.

Partido Popular Socialista de México.
Saludamos la iniciativa del EZLN de convocar a esta reunión de partidos y organizaciones de izquierda, así como con otros actores que participamos en el movimiento de masas contra el neoliberalismo y por la soberanía nacional.
Más allá de las diferencias que tenemos, de entrada tenemos dos coincidencias: luchamos por una sociedad distinta, con justicia, democracia y libertad; y coincidimos también en que no vemos que exista solución por la vía electoral, porque todos los partidos con registro y todos los aspirantes a ocupar la presidencia de México, hoy son neoliberales y se encuentran al servicio del capital financiero internacional.
Una tercera coincidencia podría ser la necesidad de construir una fuerza, un bloque social muy fuerte, integrado por todas las clases sociales, sectores y grupos de la población a los que el imperialismo explota y sacrifica.
Proponemos por tanto la construcción de un bloque social. Su embrión por hoy, es el movimiento de masas que se inició con el Frente contra la Privatización de la Industria Eléctrica, y sus expresiones más acabadas lo son, hasta hoy, el Frente Sindical, Campesino, Social, Indígena y Popular y el Diálogo por un Nuevo Proyecto de Nación. Una cuarta coincidencia que ponemos a su consideración sería la de contribuir todos a fortalecerlos.
Para que este bloque social sea victorioso, hay que avanzar en tres aspectos: a) incrementar la capacidad de sumar al mayor número de fuerzas posible en torno a la lucha en contra del neoliberalismo e imperialismo; b) incrementar la capacidad del bloque social para desplegar una batalla de ideas, y c) incrementar la capacidad  de movilización combativa de las masas.
Un bloque social antiimperialista, requiere de un programa amplio, como lo exige la naturaleza amplia y plural del bloque. Un asunto en el que habrá de tener especial reflexión es el de la Nueva Constitución. En este asunto vemos que no hay consenso. Para la clase obrera es muy importante hoy la defensa del contenido vigente del artículo 123 de la Constitución; el SME defiende el artículo 27, y muchos defendemos el artículo tercero. No es casual que los ideólogos del neoliberalismo también promuevan una nueva Constitución como parte de lo que llaman “reforma del Estado?, porque la actual contiene obstáculos para sus fines entreguistas. Hay que considerar que debemos dedicarnos a construir la fuerza social que derrote a los neoliberales e imperialistas y lleve al cambio social, para que en su momento culmine con una Nueva Constitución que responda a las necesidades de una sociedad más avanzada. También hay que considerar que una nueva Constitución, más avanzada, es, en todos los casos, el resultado de un proceso de cambios, en el que lo primero es la construcción de una fuerza suficiente para ganar la batalla; en ningún caso es o ha sido un paso previo.
Proponemos también la postulación de un candidato sin registro a la presidencia de México, que haga campaña por todo el país. No es una propuesta electoral, puesto que no busca levar a nadie a un puesto de elección popular. Nuestro candidato y quienes lo apoyemos tendrá la tarea de denunciar a los partidos con registro y a sus candidatos. Tendríamos la tarea de difundir el programa alternativo de nación, de carácter popular y antiimperialista, así como la tarea de incidir en la construcción del sujeto del cambio revolucionario hacia nuestra segunda y definitiva independencia.

Alianza Socialista.
Esta es una reunión histórica, por vez primera estamos aquí, para establecer un acuerdo político entre organizaciones anticapitalistas. Alianza Socialista parte de la política mundial del reagrupamiento de todas las fuerzas de una izquierda radical anticapitalista: somos antiimperialistas y no solamente anti-neoliberales: los que componemos Alianza Socialista, venimos a hacer acuerdos políticos, y nosotros estamos aquí para hacer un acuerdo político adhiriéndonos a la Sexta Declaración: o estamos o no estamos, no con tibieza, aquí sí es importante decir por que sí se debe estar, tenemos que hablarnos honestamente…estamos con las Sexta porque está en el marco del reagrupamiento de la izquierda radical mundial. Sobre el tema de la Asamblea Constituyente: nosotros creemos que no atacamos a la carta magna, sino al régimen que utiliza y manipula la carta magna, ya que ésta, no representa más a los mexicanos que vivimos de nuestro trabajo; la Constitución plantea la construcción del capitalismo como el eje del proyecto nacional, y ya no lo es más ahora, está rebasado, el capitalismo no ha resuelto las injusticias del país, tenemos un país subdesarrollado, lo estratégico de la consigna Asamblea Constituyente, es que tenemos que construir esa fuerza, estamos desmovilizados, no estamos planteando que la Asamblea Constituyente sea una consigna legalista, pues no la vamos a cambiar con los diputados del régimen, con quién la vamos a cambiar, es con un movimiento político nuevo que hay que construir, creemos que esta iniciativa es fundamental, debemos generar esta dinámica, esta insurrección, entonces en ese sentido la invitación de la comandancia del EZLN, de llevar a cabo este movimiento amplio bajo la perspectiva de un trabajo de democracia de base participativa, nos parece trascendental. Un trabajo que vaya contra la burocratización de las organizaciones políticas, sindicales y sociales, por la falta de de esa democracia, podemos criticar a la política del EZLN o tener diferencias con ellos, pero han sido impecables en el desarrollo de la práctica democrática de sus bases. Por todo esto Alianza Socialista pone a disposición de la Sexta Declaración de la selva Lacandona sus modestas fuerzas.

Unidad Obrero y Socialista (Uníos).
Decidimos adherirnos a la Sexta Declaración y participaremos en las distintas reuniones convocadas por el EZLN.
En días pasados la Dirección Nacional de nuestra agrupación política se reunió en la ciudad de México y después de consultar y discutir con nuestros compañeros y compañeras decidimos sumarnos a la Sexta Declaración…
En enero de 2006 en Caracas, Venezuela habrá de realizarse el VI Foro Social Mundial, donde sería importante la participación del EZLN y de la Sexta con sus propuestas y planteamientos que de forma directa confrontan al imperialismo y su régimen neoliberal, desechando las salidas que plantean que puede existir un capitalismo con rostro humano que dé solución a las demandas de los pueblos, sobre todo ahora que direcciones obreras y populares en América Latina, como la de Lula en Brasil, han dejado de lado su programa anticapitalista y antineoliberal para enmarcarse en la aplicación de los modelos económicos del FMI y del Banco Mundial.
La propuesta del EZLN es en los hechos un gran salto al frente que le da nuevo aire y bríos a la lucha de los pueblos de América y del mundo. Consideramos como parte central de la Sexta  su propuesta de solidaridad con la lucha de los pueblos, cuestión que se concretará en la medida en la que se avance en la “Otra Campaña?
Sobre el tema electoral, no creemos que con una elección presidencial se puedan dar los cambios de fondo que verdaderamente se necesitan en nuestro pueblo (salario, trabajo, pan, tierra, salud, educación). La gente en la pasadas elecciones dijo: “ya no aguantamos a este régimen, ni creemos en sus partidos y candidatos? por eso masivamente se abstuvieron y anularon su voto, lo que generó un régimen político que se sostiene con los votos del 20% de la población, totalmente ilegítimo. En ¡UníoS! no somos abstencionistas pero hoy no hay a quien irle, no hay razón de ir a las urnas ya que al hacerlo se legitima a un régimen que debe terminar, y que hoy por hoy todos los partidos defienden.
Las soluciones de fondo están en el pueblo explotado, por eso nosotros estamos de acuerdo con la Sexta que nos llama a mirar “a los de abajo?, estamos listos para acompañar al primer compañero zapatista que salga a trabajar para “la otra campaña?, no nos vamos a rajar, con Uds. trabajaremos en la base de nuestra sociedad, la escucharemos y convocaremos a luchar por una Nueva Constitución que nos dé la pauta de construcción de un Nuevo País. No defendemos la Constitución, no somos constitucionalistas, hoy las relaciones políticas entre el pueblo y el gobierno están deterioradas y siempre se inclinan a favor del poderoso, por eso es necesario una nueva Constitución y una gran convocatoria a recuperar la dignidad de nuestro pueblo.
No solo hay que rescatar al país, sino también hay que rescatar la dignidad nacional.

Partido Revolucionario de los Trabajadores.
La referencia que hace el Sub a la Convención Nacional Democrática en 94 y 95, a propósito de la pregunta sobre los convocados entonces y ahora, ayuda a entender la propuesta de “la otra campaña”. Más allá de si fracasó o no, la propuesta del EZLN de entonces era correcta y si es diferente al sentido de “la otra campaña” es porque las condiciones y tiempos son distintos.
La propuesta del EZLN en 94 con la CND y en febrero del 95 con el MLN (Movimiento de Liberación Nacional) insistía correctamente en la necesidad de un movimiento amplio contra el neoliberalismo, así como contra lo que se llamaba entonces el sistema de partido de Estado. Ese fue el debate en febrero del 95 en Querétaro contra las posiciones sectarias que pretendían excluir del frente amplio opositor a corrientes como el PRD. La lucha hoy va en otro sentido, según la propuesta del EZLN. El énfasis no está ahora en el frente amplio, sino en la organización de una fuerza particular, la fuerza política y social de la izquierda anticapitalista en todo el país.
Ha habido un crecimiento de la resistencia contra el neoliberalismo, particularmente por la lucha sindical, entre ellos el SME pero también en otros sindicatos que tienen direcciones oficialistas. Hay un cuestionamiento cada vez mayor a la validez del neoliberalismo. Al mismo tiempo hay también una crítica mayor y una crisis de las formas de hacer política prevalecientes en los últimos años, marcadas por el electoralismo y el abandono de principios.
El problema es que aunque hay crecimiento de la resistencia y crisis de las formas de hacer política hegemónicas, la presencia e influencia de la izquierda anticapitalista es muy débil y no es presente como referencia nacional. Por eso nosotros hemos insisitido en el reagrupamiento de la izquierda socialista. Llenar el vacío existente entre ese crecimiento de la resistencia y la crisis política.
La Sexta y sobre todo “la otra campaña” inciden en el desarrollo de una fuerza política y social propia de la izquierda anticapitalista. Estamos de acuerdo con esta propuesta por la que nuestro modesto proceso de reagrupamiento que hemos desarrollado estos años, se ve alentado, estimulado, potenciado con la propuesta del EZLN. Eso hemos querido explicar en nuestra carta al EZLN que puede ser consultada en la página de Rebeldía.
Nosotros proponemos ahí coronar “la otra campaña” con una candidatura sin registro; es decir organizar una campaña nacional sin registro, de crítica y alternativa al conjunto del sistema político electoral y de los partidos registrados, sistema en el que no está representada la izquierda anticapitalista. Como de todos modos la atención pública estará observando las campañas electorales es que proponemos que “la otra campaña” pueda tener una candidatura sin registro, no como algunos la entienden como “moneda de cambio” para negociar posiciones con el PRD, sino como campaña alternativa. Hemos propuesto para esa candidatura sin registro al compañero José Antonio Almazán, ex secretario del exterior del SME, como representativo de las luchas de resistencia y de la izquierda anticapitalista, pero obviamente estamos abiertos a discutir otras propuestas.
Esta campaña debe construir la fuerza política y social de la izquierda anticapitalista que pueda organizar mejor y con mayor fuerza lo que se viene después de las elecciones del 2006. Llegue quien llegue a la presidencia, aun si es AMLO, la resistencia contra el neoliberalismo continuará y para mejor organizar esa resistencia será necesaria esa fuerza social y política de la izquierda anticapitalista que no se hizo ilusiones sobre los actuales contendientes.
Lo anterior no quiere decir que renunciemos a la necesidad de un frente amplio contra el neoliberalismo, incluso con otros sectores que no son anticapitalistas. Esa unidad es necesaria, como han señalado otros compañeros, pero se requiere que la impulse también una fuerte referencia nacional de la izquierda anticapitalista, que no debe tener una posición sectaria. Ha habido en la propuesta afirmaciones exageradas; la otra izquierda no es que sea el espejo del neoliberalismo, sino que es una izquierda que en México y en Latinoamérica, se ha venido adaptando a la institucionalidad vigente en aras de la “gobernabilidad”. La unidad contra el neoliberalismo debe ser amplia, aunque en este momento en forma paralela “la otra campaña” ponga el énfasis en la conformación de la fuerza anticapitalista, pero sin una visión sectaria.

Partido Obrero Socialista.
En la presentación de Marcos observamos algo importante que no se encuentra frecuentemente en el discurso de las organizaciones de izquierda: la autocrítica.
No hay manera de discutir entre iguales o ponernos de acuerdo si no reconocemos que no somos infalibles y hemos tenido fracasos, y fruto de esos fracasos estamos construyendo este movimiento, es la base para impulsar un nuevo esfuerzo, venimos a adherirnos a la Sexta Declaración y venimos a discutir, a criticar y a ser criticados. Planteamos que es necesario que este acuerdo político  se someta al escrutinio fundamentalmente de los trabajadores, de los estudiantes, de la base. Ellos tienen que ratificar el proyecto, no basta que las dirigencias firmen un proyecto, si detrás no van  ha haber millones de personas luchando por éste. Desde hoy acordemos ponernos al escrutinio de los trabajadores, de los indígenas,  y que tenga otra característica: fundar las organizaciones de base que le den el impulso y el respaldo de ese programa de lucha. Ya se han planteado desacuerdos difíciles de resolver; solamente salvables si se someten a una discusión democrática con las bases, pero es necesaria una organicidad, Por eso proponemos como Acuerdo, que nos esforcemos para construir esos organismos de base, que sea la gente la que decida si vamos por una nueva constituyente. Nosotros no apoyamos esta Constitución que legaliza la explotación, estamos porque haya una nueva Constitución,  pero es necesario que decida la base, y que sea la base la que decida si se llama a la abstención, que sea nuestro compromiso…
Le damos la bienvenida a un concepto que ya estaba en la Segunda Declaración de la Selva Lacandona: ir a la base, que las bases decidan, ese esfuerzo tenemos que hacerlo ahora; si lo logramos tenemos un trecho del camino ganado, discutir, dialogar, sabiendo que aquí en este foro las organizaciones compartimos una historia, pero sobre todo un presente, eso es a lo que venimos aquí…somos un puñado de militantes, más de seis.

Liga de Unidad Socialista.
Tenemos un acuerdo profundo con todo lo dicho en la Sexta Declaración. Se cree que hay políticos que hacen el bien y políticos que hacen el mal, como si fuera un cuento de hadas, esperando un príncipe o funcionario nuevo que nos salve, pero no es así la política. La política la hacen fuerzas, no las ilusiones. Necesitamos pensar bien la Otra Campaña.
La política la hacen las fuerzas sociales en la movilización y en la confianza en la propia organización política.
Es un error  tener la esperanza de que un Obrador y un Cárdenas van a resolver el problema de la Nación; así es como lo entendemos y por eso nos adherimos a  la Sexta.
La Otra Campaña tiene que ser eso, otra campaña.
Los candidatos van a venir a prometer y van a decir “ya no voy a privatizar la industrias?, prometer no cuesta nada, lo que nosotros tenemos que hacer es dejar de creer en estas posturas.
Hay que defender nuestra fuerza y nuestro objetivo y esto no es solo decidiéndose por un candidato, sino a través de la fuerza del movimiento social. Las fuerzas se irán movilizando independientemente de quien llegue a la presidencia en el 2006. Lo que va a suceder después,  depende de qué tan fuerte sea nuestro movimiento y de qué tan fuerte sean nuestras alianzas y la  coalición de la izquierda, y  de la capacidad de enraizarnos a los movimientos sociales que van a  defender las demandas sindicales, como la  lucha por la electricidad. Ese es el sentido de la Otra campaña.
Somos una organización muy pequeña pero tenemos un programa muy ambicioso: transformar el país; y vamos a planear cómo le vamos a hacer para cambiar este país, esto no lo puede hacer un solo grupo de gentes o de candidatos que hablan, eso es importante, pero lo idea de la transformación del país se debe de llevar a  todos lados, ya que la idea no se trata únicamente de una nueva legislación, sino de crear y hacer medidas como lo hicieron los compañeros zapatistas aquí, tomar las tierras y expulsar al terrateniente, y eso no lo hacen los diputados. Hay que tener un buen papel en este proceso, los diputados y los  candidatos necesitan dinero para sus campañas, ellos no van a realizar un comercial de televisión si no hay dinero. Nosotros queremos llevar la discusión del nuevo proyecto de país a los lugares más recónditos, con todos y de ahí sacar este proyecto. Es al revés de lo que ellos hacen, nosotros vamos a escuchar, además vamos a construir entre todos y eso nos da la fuerza.
Quiero plantear que esto no se contradice con el movimiento de electricistas y de otros que a lo mejor no están con nosotros ahora acá sentados, hay que darles apoyo y verter toda la fuerza social; lo que le falta al pueblo de México es confianza en si mismo,  y no seguir creyendo que el PRI le va  a venir a salvar el país, y si el pueblo tiene confianza en si mismo, esos señores no van a durar mucho tiempo con el poder.
Con estas participaciones se van a ganar espacios y así ganar el proyecto de construcción del país.
Veo indecisos en sus participaciones a las organizaciones políticas  presentes, no se han sumado, vengan compañeros, no tengan miedo, nosotros en la Liga vamos a hacer el mejor esfuerzo, vamos a hacer lo posible para crear el mejor ambiente y vamos a cambiar nuestra forma y a mejorar nuestro esfuerzo, ponerlo de una manera mas positiva.
Estamos en el umbral de la Sexta, esto es historia, vamos a empezar a cambiar este país, tengan confianza ya que sí se puede cambiar y realizar un  programa como el que nos hemos propuesto.
Hay la necesidad de construir un proyecto, pero no como resultado de las discusiones entre pequeños grupos, un proyecto de país debe ser llevado a la población, en una campaña diferente. Hay que llevar a los más recónditos lugares la campaña, pero no vamos a ir a prometer, sino a escuchar. Tenemos que construir, y eso nos dará fuerza.

Partido de los Comunistas.
Esto no es un debate, es una forma de lucha y hay que asumir un compromiso social y político de no división.
Hay que unirse si se está de acuerdo en lo esencial de la lucha, y ya después hay que ver qué queda, y si divide, no entra. Eso no quita que haya diferencias en la lucha o no quiere decir que todos quedemos uniformados políticamente, lo que le hace falta a la lucha es que le demos un agregado: saber que no podemos solos.
El EZLN nos invita y nos dicen que ahora están llegando al punto en donde no pueden más solos y que tienen que dialogar. El encuentro debe ser para cubrir todo el territorio nacional, todo el país, y al retirarnos nos pongamos a trabajar inmediatamente en nuestro medio, en nuestros lugares en donde nos movemos.
Nosotros compartimos muchas de las nociones expuestas en la Sexta, y por eso la apoyamos y suscribimos.
No hay plazo para la especulación, hay que trabajar para pasar de los hechos a la acción. Aquí nos encontramos muchos que ya nos conocíamos, y por azares de la vida nos hemos encontrado otra vez, hemos de seguir caminando y si muchos nos salimos de la vereda pues se vuelve a agarrar el camino.
Sobre lo electoral:
Aceptamos que si nos vamos a juntar para este episodio no se puede estar sujeto solo a lo electoral. Ya está agotado como mecanismo de dirección, como línea de Estado ya está también agotada.
Estamos de acuerdo en que junta toda la izquierda, los trabajadores, estudiantes, indígenas, campesinos, mujeres, discutamos en todo el territorio, desde la base y democráticamente, un Plan Nacional de Lucha.
Estamos también de acuerdo en la caracterización de la izquierda que hace la Sexta. No sólo porque no estamos en el circo electoral, sino porque éticamente, los revolucionarios ni se rinden ni se venden.
El planteamiento de una Nueva Constitución es de la mayor trascendencia, y hay que trabajar en consecuencia.
Por ello contestamos públicamente que estamos de acuerdo con los términos de la Sexta Declaración. Estamos listos para junto con el EZLN, todo el movimiento obrero, la izquierda, los revolucionarios, recorrer el país y levantar juntos un Plan Nacional de Lucha.
Este país tiene las bases para gobernarse a si mismo, lo que nosotros necesitamos es derribar la estructura, no sólo eso sino la forma de gobierno.

Coordinadora Intersindical Primero de Mayo.
Queremos decir que estamos listos para empezar, miremos las coincidencias y la situación nacional. Coincidimos en que es fundamental que esta alianza entre trabajadores de la ciudad y el campo sea real. Estamos de acuerdo en construir juntos una alternativa de izquierda antineoliberal y anticapitalista. En esta organización se ve que hay coincidencia entre los participantes. No debe de ser construida desde arriba, coincidimos en que viene desde abajo. Los trabajos que hemos construidos desde los 70’s vienen desde abajo, la burocracia construye desde arriba y ya se ha demostrado que son los compañeros zapatistas los que construyen desde abajo.
Hay que transformar las condiciones económicas y políticas, y si esto cambia, es porque el programa de Nación que estamos construyendo  es revolucionario.
Buscamos la unidad de todos los pueblos del mundo, generar una lucha que nos aglutine, una organización que aglutine a todos los que cada vez mas se van por su lado, pensamos que una gran coincidencia en esta Sexta Declaración es la creación de un  Congreso que aglutine todas las propuestas de las diversas organizaciones sociales y políticas.
El estar ligado con esa posición nos da cercanía a la Revolución Mexicana y en consecuencia nos hace pensar en una nueva Constitución que represente los intereses de la mayoría de este país.
Podemos inventarnos nuevas formas de organización política, esto es lo fundamental y esto es lo que se debe de poner en la mesa de discusión.
La propuesta de la intersindical en contra del neoliberalismo:
No tener ninguna propuesta de algún partido como bandera.
Creemos que hay condiciones de seguir en la lucha y esperamos la fecha para salir con ustedes en la Republica Mexicana, sabemos que eso va a poner al país en crisis y eso se le olvido al “sub? decirlo…

Rumbo Proletario /Colectivo de Reflexión en la Acción.
Queremos nosotros de forma consciente  participar en la Sexta y en la Otra Campaña, y
para ello hay que sumar y construir juntos. No se trata de adherirnos, sino de construir todos, esa es la responsabilidad. Queremos saber qué propuestas llevaremos todos juntos.
Agarrarnos a la primicia sobre el construir un mundo donde quepan otros mundos, y esto habla de una idea del socialismo, democracia.
Hay que construir esta marcha sobre el mandato real del pueblo, averiguar cuál es la voluntad histórica del pueblo, y de ahí decir lo del mundo donde quepan otros mundos. Nosotros como colectivo somos un mundo, los compañeros del EZLN constituyen otro mundo; el PRD y otros partidos son otros mundos; si nosotros excluimos a  alguno de esos mundos, estaremos debilitando y empobreciendo la propuesta de construir algo nuevo.
Nosotros,  además de ser poquitos, casi todos venimos de derrotas y si hubieran sido efectivos en sus luchas, seria otra la solución a proponer, hay que ser humildes y no excluir, los mundos son muchos, hay muchos Méxicos, hay camaradas incluso que combatieron antes de los que ahora lo están haciendo.
Hagamos un movimiento electoral de otro tipo, en los documentos del EZLN ya se habla de esto.
Hoy existe un movimiento político electoral de nuevo tipo que no podemos olvidar. En 88 nació un movimiento importante, no somos los únicos y no podemos borrar a esos millones de mexicanos. Nosotros no planteamos que le entren a lo electoral o que le entren al PRD, pero no le echen tierra. Es necesaria una conducción político estatal de un nuevo tipo para de ahí emprender las grandes transformaciones.
No se trata del PRD, se trata de millones de mexicanos que ven en AMLO un simbolismo que representa la voluntad histórica de cambio. Hay una regularidad de símbolos: ahí están Zapata, Hidalgo, Juárez, hoy esa regularidad se llama AMLO, y también Marcos es parte de ese simbolismo de lucha.
Más nos valdría apoyar a AMLO, no al PRD, si no, estaremos al margen de las transformaciones. Con o sin nosotros en 2006 se votará por una alternativa.
Tenemos tres propuestas para discutir:
1. la necesidad de trabajar en la otra campaña, como organizaciones de izquierda y convocar a la Gran Mesa Nacional de Izquierdas Si no hay una construcción de alianzas de bloque histórico, no habrá revolución.
Buscamos construir un proceso electoral de nuevo tipo.
2. Llamar a un gran Conversatorio Nacional, para estudiar el sistema de alianzas para formar una nueva mayoría que sea capas de gobernar este país. Debemos de crear un gran conservatorio nacional lanzado por los hombres mas prominentes de la ciencia, de la cultura y construir un acuerdo y un nuevo sistema de alianzas, y como alternativa al dialogo nacional, crear una gran asamblea de coalición de hombres trabajadores.
3. Crear un Congreso Constituyente en donde haya un acuerdo concreto generado después de diálogos.

Brigada Dr. Martín Baró.
La Brigada Dr. Martín-Baró nace en Guadalajara, Jalisco a convocatoria del EZLN en enero de 1999 para la realización de la Consulta Nacional sobre Derechos y Cultura Indígena.
Nuestra organización está formada por estudiantes universitarios y profesionistas, en un
estado en donde la derecha y el conservadurismo han avanzado considerablemente. Luchamos por la Liberación Nacional y por la construcción de una patria nueva en la vida cotidiana. No pretendemos el poder, y retomamos los planteamientos zapatistas de “mandar obedeciendo? y buscar una nueva forma de hacer política.
Hemos decidido sumarnos a la Sexta Declaración y sumarnos a los trabajos de la Otra Campaña. Llegamos en nuestras discusiones a los siguientes puntos de acuerdo:
Para continuar con los trabajos de la Sexta consideramos importante hacer un balance crítico de las anteriores propuestas del EZLN (CND, FACMLN, FZLN concretamente); se debe dar reconocimiento al trabajo y autonomía de las organizaciones y personas firmantes de la Sexta; se debe trabajar para cambiar la correlación de fuerzas, de modo que sea favorable al campo popular.
Nuestra propuesta:
1er paso: Difusión y discusión de la Sexta Declaración y La Geometría del poder generando espacios de organización donde no los haya.
2º paso: Trabajo de discusión y construcción de un nuevo pacto social (constitución), definición de la nación que queremos y cómo llegar a ella. Esto en las universidades, municipios y demás espacios donde haya trabajo.
3er paso: Movilización nacional comenzando de los municipios a las capitales de los estados y de ahí al DF, terminando en el zócalo con una serie de foros, mesas de discusión, presentación de propuestas, etc. para la nueva constitución. Esta movilización no se pretende sea conclusiva, puede ser una etapa de la que se regrese a sus organizaciones y sectores a rediscutir, consultar, etc.
El objetivo de esta propuesta es la creación de espacios de organización, el fortalecimiento de los espacios organizados existentes, romper el cerco informativo y cambiar la correlación de fuerzas
Para esto es necesario que cada organización delimite su espacio de acción, sin imponer ritmos y realizar reuniones reales de coordinación.
Nuestra brigada trabaja sin recibir recursos de partidos, gobiernos u organismos no gubernamentales. Sus integrantes somos estudiantes, desempleados, profesionistas o madres de familia, y enfrentamos limitaciones económicas; pero tenemos una definición política, un compromiso con el proyecto zapatista y realizaremos nuestro mejor esfuerzo.

Movimiento Socialismo Nuevo.
Nuestra organización es pequeña, recién se formó hace 30 años y admiramos mucho a varios de los aquí presentes.
El EZLN no participó en la convocatoria que hizo el SME, por eso venimos a proponer crear un hilo conductor, para construir un nuevo Constituyente en el país.
Hacer la otra campaña, con el eslabón de un nuevo constituyente. Construir asambleas territoriales, y de lucha estudiantil. Hay que discutir con bases ideológicas
para crear una nueva constitución, cómo redactarla.
Sería necesario que el EZLN nos dé alguna línea y así nosotros suscribirla.
Estamos proponiendo un 3er Diálogo Nacional y nosotros planteamos que podría darse a mediados de septiembre. Ojalá haya una señal de convocatoria y ver qué pasa con la idea de crear un nuevo constituyente. Otra propuesta será pensar en una forma de ayudar al movimiento, tal vez con la creación de un órgano informativo, como la revista del FZLN o ver si se puede crear un periódico de distribución masiva y así saber que se puede tener un mecanismo informativo y de discusión, son un gran referente para nosotros, estamos honrados de estar acá…
Este tercer diálogo que proponemos, sería histórico y un eslabón, hay que ver qué convocatoria sale, y la cuestión que queda, es que siendo tan amplia la asistencia en los diálogos pasados,  seguramente estarán en este 3er Diálogo, presentes compañeros del PRD;  ellos van lo electoral,  sin embargo se puede dar una  mancuerna para el trabajo de bases.

Frente Popular en Defensa de la Tierra (Atenco).
Les queremos agradecer por el apoyo de todos ustedes para la lucha de cuando nos querían quitar las tierras, desde luego que en ese  momento también gritamos ¡viva el EZLN!, como también en ese momento sentíamos una gran impotencia al no poder hacer nada, y ahí fue en donde nosotros aprendimos que era a través de la lucha de todos, y así, nos hemos encontrado con otra forma, con la unidad y el trabajar con otras personas que se nos acercaron y que no los convocamos a través de ningún periódico ni nada; acudió el pueblo y las organizaciones sociales,  y pues  les agradecemos que hayan estado con nosotros, que nos hayan ayudado a demostrarle mundo que en la zona Oriente del Valle de México había una lucha y que ellos llegaron, y así entre todos pues fuimos resistiendo.
Hemos perdido la creencia en aquel que propuso una solución gubernamental y que ahora propone a las elecciones como la vía del cambio. Recordemos que todavía es posible que haya órdenes de aprehensión.
Estamos muy emocionados de estar acá, hemos  aprendido de debemos de escuchar para poder construir…
Fue un miedo terrible cuando decidimos sacar los machetes, teníamos miedo, y queremos ahora unir nuestro miedo con el miedo que tienen otros compas. Queremos transformar lo que tenemos cerca, queremos transformar nuestra patria, a través de la unidad, esa es nuestra palabra de siempre, estamos unidos y somos consecuentes porque nos han sucedido cosas muy importantes.
Sumemos a más locos en esta locura, así como los de Atenco, sumemos más locos, aprovechemos esta tregua para consolidar nuestras fuerzas, cuando estemos visitando a los demás pueblos unámonos con ellos. Hay que tomar la iniciativa y aprender de cada  lucha, como la lucha por lo del agua en Cuahutzingo, esta lucha algún efecto ha tenido igual que la de Atenco; esto es muy importante, estas luchas dan presencia y nos  han abierto los ojos.
Estas luchas coinciden en lo más fuerte, luchamos por la justicia y la verdadera atención de los problemas que se tienen en cada región. Esta es nuestra palabra, tal vez no sabemos hacer discursos, ya aprenderemos…

Red Toma las Calles.
Nosotras somos una red de compañeros ke viene de San Cristóbal de las Casas y todos somos trabajadores flexibles, desempleados, trabajadores temporales o subempleados. Pensamos ke teníamos ke participar en esta reunión de organizaciones de izquierda porque estamos organizados, hacemos política y estamos situados abajo a la izquierda.
Pero a nosotros no nos aglutina una estructura central de toma de decisiones, no nos junta ninguna ideología, tampoco la toma del poder; a nosotras nos aglutina la precariedad y la lucha por la autonomía y la diferencia.
Venimos akí a decirles ke estamos con la Sexta en nuestros modos de hacer y andar en rebeldía para volvernos espejo. Porque pensamos el anticapitalismo como deserción a una forma de hacer el mundo, porque el capital uniformiza y despoja de autonomía a los modos de hacer de los diferentes.
Nos comprometemos a seguir siendo rebeldes y a sembrar ese paso con los demás compas de nuestros lugares, proponiendo la autonomía como un proceso de construcción diaria y colectiva.
Esa es nuestra palabra compañeros

Revista Rebeldía
Primero una aclaración: La Revista Rebeldía no es órgano del FZLN. Es un colectivo independiente, para reflejar la visión de los compañeros del EZ sin que comprometa en nada el trabajo del EZLN.
Debemos de entender la Sexta como un proceso y buscar en ella los aspectos de horizonte.
Pretendemos que a lo largo se vayan precisando esos aspectos de horizonte. El método podría ser el de la forma en que los compañeros del  EZLN construyeron los 11 puntos que dieron origen al levantamiento del primero de enero de 1994. Se trata de asumir  que una serie de pueblos, tomaron y construyeron no solamente demandas, sino elementos organizativos que permitieron la insurrección del 1 de enero.
Podemos hablar de la Constitución, pero de una manera distinta, la Constitución no es una consigna ni una demanda, es un camino, basado en los trabajadores del campo y la ciudad,
Ese camino no está diseñado, es lo que tenemos que realizar. Por lo tanto no se trata de volver a traer los debates de Lenin de 1905 o de 1918, de lo que se trata es de ver si tenemos la capacidad de que la mayoría de la población se manifieste por construir otro mecanismo que rija de manera democrática la vida nacional.
No lo vamos a ir construyendo nosotros, sino la sociedad, es necesario que hagan suyos y planteen y que se construya un programa de lucha, desde abajo. Todos los procesos que empiezan al revés, tarde o temprano fracasan. Si queremos diseñar el programa arriba para llevarlo después a la  sociedad,  fracasará. El proceso debe ser a la inversa, partir de abajo hacia arriba.
El tema fundamental no es el del 2006, es algo mucho más grande, más fuerte, más importante para el país, por eso creo que el problema electoral no debe ser el eje de la Otra Campaña.
El objetivo no es actuar en reacción sino construir algo diferente.
No estoy de acuerdo, con los que hablan de que existe un movimiento popular electoral. Es verdad, en contra del desafuero, más de un millón de personas salieron a las calles, pero fue en contra de una injusticia, no en apoyo de un candidato. Más aún fue AMLO el que se encargó de desmovilizar a la gente y mandarla a su casa.
A quién le creemos. En la realidad lo que dice  López Obrador lo va a hacer, él tiene la virtud de que dice lo que va a hacer… y en ese sentido es muy claro lo que quiere hacer con el país.
Lo que se plantea la Sexta, representa las posiciones del CCRI, y  es a ellos a los que hay que hablarles, no se trata de pelearse o que el interlocutor sea una persona. No venimos aquí porque el Subcomandante nos “tronara? los dedos.
La Otra Campaña es un planteamiento muy vasto, en donde hay espacio para la izquierda radical anticapitalista. De la izquierda mexicana no queremos las cenizas  sino el fuego. La izquierda tradicional tiene mucho que aprender de la modestia de otras formas más nuevas de luchar, como las que se han presentado aquí.

18. Frente Popular Maya.
No se si soy de izquierda, de “mero izquierda? o de la siniestra de la historia.
Nosotros conocemos al “EZ? antes de 1994, porque estamos después del Congreso Indígena; por esto, entendemos quienes son, donde están y a donde quieren ir; sabemos su caminar (táctica) como luchadores sociales, después como rebeldes en armas, vimos como consolidan un territorio y ahí construyen su autogobierno, sus caracoles, sus juntas (de juntos).
¿Qué pensamos de la SEXTA?
Nos dio alegría encontrar algo muy bello:
Rescatar la herencia del pueblo mexicano y de la izquierda histórica, en la solidaridad y la acción directa con los movimientos revolucionarios de todo el mundo, principalmente con las luchas en América Latina. Esta posición nos dignifica y es la primera que nos acerca a ustedes.
¿Qué es  ser de IZQUIERDA?
Descubrir el momento histórico que vive el país, la correlación de fuerzas, cuáles son él o los sujetos históricos, quienes son los aliados en ese proceso y donde están los enemigos principales. Cuáles son los estados de ánimo de los pueblos, las gentes, los sectores, las clases sociales, los hombres y mujeres individuales y que FORMAS y METODOS de luchas se utilizan. Descubrir desde la teoría cómo hacer avanzar este proceso, que no es de 10 años, puede ser mucho menos, nadie sabe.
Vamos a organizar a las izquierdas todas o sólo a las “meras?, porque estamos hechos “cachos? y en todos lados, pues no hay quien dé los títulos, es el momento de unirnos y ustedes como EZ tienen la autoridad moral de intentarlo. Utilizando esta coyuntura de la lucha por el poder político en el 2006, quizá volvamos a separarnos en una nueva correlación de fuerzas, pues esta ha sido la historia de la izquierda mundial desgraciadamente.
Discutamos el fondo del asunto ¿qué entendemos al decir?: “la lucha desde abajo a la izquierda y la lucha de arriba y al centro?, ¿cuál es la diferencia? (táctica), sus objetivos reales, sus resultados. Los primeros dicen no luchemos por el poder o poderes políticos porque corrompen y los políticos traicionan; pero ¿porqué?. Los otros dicen sólo el voto sirve y desde arriba hacemos las transformaciones estructurales que el país necesita, no te preocupes tú sólo vota y que no vengan los de abajo, porque no saben de leyes y nos desplazan del poder como clase política que somos.
Lo que me preocupa como delegado del Frente Popular Maya, es que de aquí salga un nuevo Todos Unidos contra Andrés Manuel López Obrador “TUCLOB?. Porque la línea del EZ desde el comunicado de la Alerta Roja, es “duro? contra él, inclusive en esta primera reunión de la SEXTA, poco se habla de la ULTRADERECHA en el actual gobierno: Aclaremos quienes son nuestros enemigos como pueblo y como corrientes políticas, porque no es lo mismo el PAN con Santiago Creel o Felipe Calderón como precandidatos a la presidencia, como integrantes del “YUNQUE?, “LOS FUAS? (frente unido anticomunista), los legionarios de Cristo con Martha Sahagún; o el cinismo, la manipulación, las mañas de Roberto Madrazo con su PRI (Partido Revolucionario Institucional) que quiere regresar de donde ya los sacamos en el 2000. No son lo mismo que Andrés Manuel López Obrador aún declarándose del “centro? con su partido, “partido? o a pesar de su partido.
Por último: la verdad no entiendo cómo avanzar en un movimiento de izquierda, sin plantearnos la lucha por el poder ¿para qué luchamos entonces? Y “Tú Subcomandante Marcos, disculpa que te hable de tú, dices: que sólo podemos estar aquí, y aquí estamos, pero no podemos estar allá desde el pueblo, la gente, las clases, los sectores luchando por un poder político popular, con un candidato a la Presidencia de la República……………. ¿qué les digo a mis compañeros ahora que regrese de la selva?

CLETA.
Hay un cambio de las formas de lucha, adaptándose a las circunstancias históricas. Una organización de corte cultural vino a una reunión de organizaciones políticas porque cree  que el trabajo cultural es político y que se dirige al todo social que comúnmente llamamos pueblo. Los asuntos que tratan caen en el tema del poder. Por eso queremos explicitar nuestras posturas políticas: estamos aquí para las elecciones del 2006, para entender, no participando en ellas, pero sí estando muy atentos. Lo peor que podemos hacer es escondernos y decir que la coyuntura no tiene que ver con las elecciones, pero también debemos entender  que va más allá. Debemos tener una postura clara con las elecciones, pero al mismo tiempo ver más allá. Queremos compartir nuestro trabajo, el machete, queremos ofrecerles también el machetearte, que ha sufrido una campaña en contra por parte del gobierno del DF. También ofrecemos un trabajo pedagógico, creemos que a la política le falta lo pedagógico y al revés. Queremos ofrecer nuestro apoyo en lo que se decida en estas reuniones…inspiración y esperanza.

Red Zapatista en Movimiento por la Liberación Nacional.
Venimos a compartir nuestro trabajo y experiencias de lucha.
Nosotros nos adherimos a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, les decimos que hemos estado a su lado y así seguiremos, trabajando juntos para construir un mundo en donde quepan muchos mundos.
Se hace necesario cambiar conceptos y definiciones cuando se habla de una Nueva Constitución: debemos juntos de construir espacios autónomos, colonia por colonia, calle por calle, esquina por esquina…
Debemos trabajar también en torno al  Plan la Realidad-Tijuana y dar un impulso al trabajo de todos.
Nos resta el compromiso y la ratificación de nuestro apoyo.

Todos somos presos
Somos un grupo de jóvenes de Oaxaca. El trabajo que hacemos esta enfocado al apoyo de todos los presos políticos y presas políticas y de conciencia en diferentes lugares de México y del mundo, estamos organizados en la lucha por la libertad  de est@s pres@s ya que atrás de ell@s están las razones de la dignidad, sus resistencias, así como la libertad de todos y todas.
Queremos compartir un poco nuestra vida: es similar a este lugar, en Oaxaca hay indígenas que tuvimos que salir a la ciudad y pues dejar las tierras y pues esto es difícil.
A veces  algun@s de izquierda, pierden los pies del suelo,  piensan que son ellos y ellas los salvadores de tod@s l@s demás, pero   abajo estamos los presos
políticos, los jóvenes, los indios, las mujeres  y  creemos y sabemos que desde abajo es de donde vienen las soluciones a nuestros diferentes problemas. Venimos acá por que esta es una propuesta que nace de abajo y de ahí nosotros venimos y creemos que por eso si se nos toma en cuenta en la Sexta.
En Oaxaca te agarran solo por ser joven y pobre, si dices algo diferente al discurso de las autoridades pues también te agarra la policía y es algo que existe en muchos lugares por eso decimos que “tod@s somos pres@s?.
Nosotr@s somos jóvenes desocupados, en la Sexta encontramos una palabra igual a la nuestra y se sabe que no estamos solos. Estamos de acuerdo con la sexta y los invitamos a Oaxaca para trabajar juntos.
En Oaxaca existe la Red Oaxaqueña de Liberación Nacional, que es el primer nombre que se le dio para una rueda de prensa  y en ella trabajan varios colectivos, personas y organizaciones que estamos de acuerdo con la sexta y con construir juntos una nueva forma de hacer política nosotros pensamos  seguir con la Sexta y seguir los principios que han enfatizado en la lucha los del EZLN y las comunidades.
Construir una nueva forma de hacer política desde abajo, pues las decisiones no deben de ser tomadas desde arriba y no solo con una idea del crear a partir de una sola idea, sino que estas ideas vengan de los jóvenes mismos, de los indígenas mismos, de los campesinos y todos y todas las de abajo  y juntos ver similitudes y también diferencias, pues esto es lo que nos hace iguales. Que nadie mande y si alguien lo hace que lo haga obedeciendo.
Abrir un espacio de encuentro muy respetuoso, que de palabra y tome en cuenta la palabra de todos y todas, acá se da la importancia a los grupos minoritarios, a gente como nosotros y así todos somos respetados, pero si existe alguien que se siente marginado y no entendido pues es entonces que no ha cambiado la sociedad.  Los zapatistas dicen que hay que crear un mundo donde quepan otros mundos, nosotros no queremos un mundo donde quepan eso mundos donde no hay respeto, no todos se lo merecen; queremos un mundo donde se sepan respetar las diferencias.
Nosotr@s no estamos por ningún partido político y nos oponemos a ellos pues creemos que tenemos la posibilidad y capacidad de demostrar que un mundo puede ser diferente si se construye desde abajo y la cuestión está en  trabajar tod@s junt@s…
Lo que nos gusta de la sexta es la posibilidad de que todo sea planito y que tod,os seamos iguales en medio de las diferencias. También nosotros queremos que sea planito esto de la forma y de la organización.
Tenemos dudas en la cuestión de caminar juntos por una nueva constitución ya que  nosostros no defendemos esta constitución y ninguna otra ya que nosotros no las hicimos y además desconfiamos de los que deciden por nosotros. Hemos aprendido a desconfiar de los que deciden por los demás. Esos son los que han hecho las constituciones de los países . Pero ahora viene la propuesta desde abajo, y aquí preguntamos que como se hace una constitución donde no se regulen los sentimientos y las diferencias; algo quizá con otro nombre que no este tan mal visto, esto es cuestión de hablarlo nosotros, los que hemos sido a alo largo de la historia los y las excluidos. O mejor crear otra cosa y no otra constitución, para no regularle la vida a nadie.
Otra diferencia que tenemos con la propuesta de la sexta, es la defensa de una Patria, y una nación, por que nosotros buscamos una libertad absoluta y en todo el mundo de hombres y mujeres, así como de toda forma de vida y esto incluye a los animales no humanos, por que a veces muchos creemos que los animales no humanos están aquí para servirnos y nos los comemos y los explotamos y les hacemos a ellos todo lo que los neoliberales y capitalistas nos hacen a nosotros y nosotras . Además la palabrita patria viene de patriarcado, de pertenencia y propiedad, es una palabra machista…
También queremos decirles que ustedes del EZLN y las comunidades autónomas son de admirar, pues demuestran que desde abajo se construyen mundos mejores y más libres.

Frente del Pueblo en defensa de la tierra en Chalco.
Venimos a denunciar el despojo de tierras por parte del gobierno del Estado de México.
No vamos a permitir que nos sigan quitando lo que es nuestro. No teníamos la experiencia, y ya construyeron una unidad habitacional en nuestras tierras, nos quitaron lo que es nuestro. Las tierras son para sembrar maíz, no para andar sembrando casas. También tenemos una lucha  por el agua, y problemas con el gobierno municipal del PRD. La tierra no se vende, se ama y se defiende. Compañeros zapatistas ¿verdad que están con nosotros? ¿verdad que nos van a apoyar?

Kasa de Kultura Para Tod@s de Ciudad Juárez.
Reafirmamos nuestra postura contra el neoliberalismo, La Otra Campaña va más allá de ponerle un pie a los electoral,  nos pide ir mas allá  de hacer una política, no se puede luchar de igual forma, bajo su misma óptica, nos comprometemos  a no aceptar trabajo con partidos políticos, se trata de una lucha no enfrascada carente de práctica, no se puede cambiar el mundo así, no se pueden emancipar campesinos. Se tiene que  llegar con una verdad construida por todos y según las condiciones.
Una lucha de verdad, es una lucha local donde no se pueden hacer los trabajos  con las mismas condiciones. Ya que la republica y el mundo  es muy diferente, dejemos el egoísmos y creer que se puede decir, como desde sin hablar y sin organización, hay que unificar pero sabiendo que somos diferentes, pero aceptar la diferencia nos une a la lucha contra este sistema neoliberal desde una concepción diferente.

Red Cuali Nemilistli de Derechos Humanos. Puebla.
No Teníamos claro  en qué reunión nos tocaba, pues algunas organizaciones de la Red son indígenas, otras trabajan y apoyan movimientos sociales y también son ONG’s, así que tal vez en donde mejor encajábamos era en la de otros, pero decidimos meternos en lo de políticas ya que como red de organizaciones estamos tratando de impulsar una agenda de derechos colectivos, y consideramos eso una actividad política  El tema de López Obrador, pues lo tocamos mucho acá, enfocarse en esto  es irrelevante. Unos dicen que el plan es apoyar al menos peor, o la posibilidad de elegir al futuro adversario, pero no hay que resignarnos al menos peor. Lo que realmente  nos preocupa es que existan esos grupos capaces de reacomodarse una y otra vez.
Se sigue planteando que somos los que estamos fuera y seguimos fuera.
A la Comandancia del EZLN les agradecemos esta convocatoria, y que sigan siendo una organización de izquierda radical , pues así se mantienen como  la conciencia de muchos de nosotros, para mirar un horizonte más amplio y que nos incluye a muchos que ni siquiera estamos de acuerdo en que tipo de izquierda somos. En esto de “La Otra Campaña? pleitos no faltarán, pero así son estos procesos y eso tenemos que entenderlo y enfocarnos en aquello que nos une  para encontrar un camino que todavía no es claro, pero que se va aclarando como se fue aclarando el lugar en donde sería esta reunión.

Fuerza de Izquierda Revolucionaria del Pueblo.
Nosotros somos una fuerza nueva, pero venimos de otras fuerzas que han acompañado siempre al EZLN y a otros movimientos de resistencia. Sabemos que el enemigo es feroz, los zapatistas hablan de que hay varios mundos, nosotros decimos que no son varios, son solo dos; le tenemos que agradecer al neoliberalismo que hoy solo exista el mundo de los del dinero, el de los saqueadores  y el mundo  multicolor de los desposeídos: campesinos, indígenas, amas de casa, jóvenes, obreros, ancianos, estudiantes; en México también existen esos dos mundos: el neoliberal y el del pueblo multicolor. La clase política se definió por el primero, eso es algo que se padece ahora y por eso es muy importante que las organizaciones de izquierda se encuentren hoy aquí en la resistencia, es necesario hacer un cambio, hay que tratar de que el pueblo ya no padezca esta opresión.
Hoy vemos con mucho agrado esta convocatoria, han sido tiempos difíciles, nosotros vemos la Declaración de la Sexta como un llamado honesto, entendemos que el sumarse no significa la subordinación de nadie hacia nadie, sino la contribución de todos para construir la alternativa para transformar este país, es sumar esfuerzos. Entendemos la idea de  luchar para avanzar. Nos extraña, que sabiendo que en la clase política no hay alternativa para el pueblo de México, algunos compañeros de las organizaciones que hoy están aquí nos propongan apoyar a López Obrador. En el DF los comités vecinales se eligieron una vez y ya nunca más se volvieron a elegir, se convirtieron en comités sexenales y esa es la democracia que tanto pregonan, el gobierno del PRD ha golpeado a organizaciones sociales y también golpeó a los estudiantes de la UNAM, y de acciones así podemos seguir discutiendo.
Necesitamos ser capaces de crear ese espacio de convergencia, poner en el centro lo que nos unifica. Tenemos que reconocer que tenemos una deuda con el pueblo de México, no hemos sido capaces de ofrecerles una alternativa, pero hoy tenemos la oportunidad de rescatar en la Sexta esa alternativa para poder construir un nuevo país en donde ya no se mueran de hambre los pueblos. Estamos claros que la consolidación de las fuerzas de izquierda no nos traerá grandes satisfacciones, el Estado no se va a quedar cruzado de brazos y va a haber represión en todo el país, pero a pesar de ello y de ser una fuerza modesta, la apostamos aquí.
Estamos convencidos que debemos crear una nueva sociedad, una sociedad socialista construida desde el pueblo, desde el poder del pueblo, en suma, construir el socialismo desde el poder popular.

Corriente En Lucha.
A pesar de que se abrió un debate en la prensa sobre cuál era el sentido de la convocatoria lanzada por el EZLN con La Sexta,  nos parece claro que hay una búsqueda con ella de agrupar al ala izquierda del movimiento en nuestro país. Se trata de una propuesta no restringida a la coyuntura electoral, pero que se inicia en ella, partiendo del ambiente de discusión política que se genera entre la población en tiempos de elecciones como las que están en puerta.
Quisiéramos señalar algunos problemas, en el ánimo de abrir la reflexión entre todos sobre cómo resolverlos para que las cosas avancen. A la vez de algunas consideraciones sobre las posibilidades que abre la propuesta lanzada por los compañeros del EZLN:
1. Sentimos que aún es necesario agrupar a un conjunto de organizaciones y compañeros que son parte del ala izquierda del país, y que no están aquí (aunque es posible que se vayan incorporando en las reuniones por venir, como la de organizaciones sociales u otras). Por un lado, grupos que han jugado un papel relevante en movimientos como el magisterial, en diversos sindicatos con tradición de lucha, etc, y que participan en el II Diálogo Nacional. Reflexionar a qué se debe su ausencia y cómo remontarla. Por otro, un sinnúmero de pequeños grupos de activistas que han emergido de la lucha en sus lugares a lo largo y ancho del país. Estos últimos, quizás sea más factible irlos agrupando con el avance de La Otra Campaña.
2. Por lo que a nosotros se refiere, ni nos convenció votar por Cárdenas antes, ni nos convence hacerlo ahora por López Obrador (y no por aquello de si es de principio o no participar en lo electoral).  Menos aún, militar dentro del PRD o alguno otro de los actuales partidos institucionalizados, dentro de los cuales no concebimos posible que se organice ala izquierda alguna de nuestro país. Pero no creemos que deba ser condición para participar en este esfuerzo el comprometerse a no votar por López Obrador (L.O.). Porque resulta que hay una buena cantidad de compañeros que pueden llegar a sentirse realmente interesados en esta convocatoria, a la vez que consideran que es necesario apoyar a L.O. con su voto. Y no porque esperen algo a cambio, sino porque sinceramente piensan que su triunfo modificaría favorablemente la correlación de fuerzas para el desarrollo de la propia lucha.
Necesitamos discutir con ellos este asunto; mostrar, por ejemplo, que una modesta variación en algunas de las condiciones de vida no implica por sí misma un avance en la correlación de fuerzas para la lucha, discutir a cambio de qué se estaría consiguiendo ese modesto cambio en las condiciones de vida; quiénes serían las fuerzas reales que tendrían el poder, etc. Es necesario que el ala izquierda del movimiento desarrolle la discusión de los 50 puntos del programa de gobierno de L.O. con todo y la fundamentación que los acompaña, yendo más allá de los lugares comunes en la respuesta a los mismos, forzándonos a resolver en concreto y en positivo qué significa eso de contraponer alternativas reales dentro de una lógica anticapitalista, y a través de qué tipo de lucha podemos arribar a ellas. Debemos ir al fondo del debate.
Nos parece que la intervención de Marcos en la mañana aclaraba las cosas: la condición es que en La Otra Campaña, todos los participantes se comprometen a no meter el rollo de llamar a apoyar a ningún candidato. Y que las cartas se pongan claras sobre la mesa.
3. La Otra Campaña abre las posibilidades de ir estableciendo una especie de “Asamblea? de todos los compañeros que participan en el movimiento “desde abajo y a la izquierda?, que, reunida o no, permita ir forjando un programa de lucha a la medida de las necesidades de transformación de raíz de la situación por la que atraviesan los trabajadores de la ciudad y el campo de nuestro país. Hay que pensar cómo ir abriendo canales al desarrollo de esta “Asamblea? de todos.
4. Entendemos que en La Otra Campaña, lo primordial será ir a escuchar, a sentir a cada contingente de nuestro pueblo. Pero pensamos que el programa será resultado de la interacción de esta actividad con las ideas que todos los grupos y activistas tienen y deben aportar para aclararnos el camino. Lo cual requiere a su vez de un buen esfuerzo de estudio, de análisis, de reflexión, de discusión, de polémica.
5. Creemos que deben merecer especial atención aquellos contingentes que entran en conflicto con los de arriba, que entablan una lucha de resistencia. Debemos ser capaces de tensar todos efectivamente las fuerzas detrás de cada uno de ellos, más allá de las cuestiones meramente formales de “expresarles nuestro apoyo? (verbal, en realidad). Lo cual implica comprender qué es lo principal que está en juego para los compañeros de abajo en cada uno de esos conflictos.
6. Finalmente, creemos que el punto mencionado por los compañeros del EZLN de aprender también de la lucha de otros pueblos y solidarizarnos con ellos, muy particularmente de América Latina, es algo que debe formar parte de toda esta iniciativa. Especial mención nos merecen los casos de Cuba y Venezuela. Por cierto, que nos resulta difícil, al menos a nosotros, pensar en desdoblar al pueblo revolucionario cubano de Fidel, o al venezolano de Chávez.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: